Fuente: Argentina.gob.ar

Esta tarde el Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus, visitó –en la ciudad de La Plata– la primera Planta Nacional de Desarrollo Tecnológico de Celdas y Baterías de Litio (UniLiB). Creada por la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) e Y-TEC, con apoyo del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación, cuenta con una superficie de 1650 m2 y su obra civil, maquinaria y producción de materiales de electrodos requirió inversiones por 770 millones de pesos, de los cuales el Ministerio de Ciencia aportó 210 millones de pesos, mientras que la UNLP e Y-TEC invirtieron 280 millones de pesos cada uno.

Acompañaron a Filmus en la recorrida el Subsecretario de Coordinación Institucional, Pablo Nuñez: el Presidente de Y-TEC Roberto Salvarezza; el integrante del directorio de Y-TEC, Eduardo Dvorkin; el secretario de Vinculacion y Transferencia de la UNLP, Javier Díaz; y el Subsecretario de Ciencia, Tecnología e Innovación el Ministerio de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica de la Provincia de Buenos Aires, Federico Agüero.

La obra, que ya se encuentra finalizada, recibió esta semana el equipamiento para su puesta en marcha definitiva. Se trata de 70 máquinas provenientes de China, que incluyen mixers, hornos, cicladores, cutting/stack, deshumidificadores, y dos imponentes prensas de 13.000 kilogramos cada una.

Filmus afirmó que el litio “es uno de los sectores más importantes para lograr la transición energética. Por eso consideramos que Argentina tiene que ponerse no solo a la cabeza de la extracción sino del agregado de valor. Nuestro objetivo con esta planta, no es exportar carbonato de litio, sino avanzar en la posibilidad de una tecnología propia que nos permita desarrollar baterías de litio para proyectos de electromovilidad y para abastecer de energía a diferentes lugares como escuelas rurales que no cuentan con energía solar”.

El titular de la cartera de Ciencia explicó la diferencia entre el valor del carbonato de litio como se exporta hoy y la batería, “que es más o menos del uno al cien, sin exagerar. Es imprescindible que Argentina tenga esa capacidad de desarrollo de esa tecnología, como lo hemos hecho internamente con la nanotecnología, la nuclear o la satelital. Somos uno de los pocos países del mundo que lo puede hacer”. Y concluyó: “De la mano de Bolivia, de Chile y también de México estamos trabajando para poder desarrollar desde América Latina nuestra fuente de tecnología y tener una economía de escala integrada entre los países que nos permita competir a nivel internacional”.

“La llegada e instalación de equipos en Unilib nos permite cumplir otro paso fundamental de cara a poner en marcha esta planta, la primera en su tipo de Latinoamérica”, dijo el Presidente de Y-TEC, Roberto Salvarezza. Y agregó: “La producción de celdas y baterías será un hito clave para consolidar la cadena de valor del litio en la Argentina. La industrialización es un tema estratégico, una gran oportunidad para un país que es el tercero con más reservas en el mundo.”

Además, Salvarezza destacó el rol de la ciencia argentina para lograr este desarrollo. “Está planta es producto de más de 12 años de generación de conocimiento en el sistema científico nacional, la base para poder empezar a planificar la producción de celdas en esta planta, en este caso asociados con la Universidad de La Plata”, recalcó. Y destacó el apoyo del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación, como así también el carácter federal del proyecto: “Es absolutamente federal. La planta está en La Plata, y seguramente se usará para producir celdas carbonato de litio de Catamarca. Y ya estamos trabajando con esa provincia en un proyecto para producir celdas para almacenar energía solar. En ese mismo sentido, estamos avanzando también en la transferencia de conocimiento con Santiago del Estero, que tendrá su propia planta de celdas. Habrá un efecto multiplicador en todo el país”.

Por su parte, Pablo Nuñez, expresó: “Con la llegada de este equipamiento tan importante empieza a concretarse la primera planta de desarrollo tecnológico de celdas y baterías de litio. Un proyecto complejo e interinstitucional del Ministerio de Ciencia, Y-TEC YPF y la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) con el objetivo de generar los conocimientos y tecnología que permitan desplegar toda la estrategia asociada a litio para el desarrollo de las primeras baterías construidas en el país. Un proyecto que garantiza, por un lado, mayores niveles de soberanía energética, y por otro lado un mayor desarrollo federal para las provincias del Norte Grande”.

Argentina es uno de los países con mayores reservas mundiales de litio. Este recurso natural encuentra utilidad para el desarrollo de baterías para dispositivos móviles como celulares, tablets y laptops, vehículos híbridos y eléctricos. A partir de esta planta, Argentina se destacará en el desarrollo de la cadena de valor del litio. Hasta ahora nuestro país no contaba con una alternativa soberana para el aprovechamiento integral del recurso natural y a través del desarrollo tecnológico de industria nacional se podrá industrializar agregándole valor, realizar transferencias tecnológicas y alcanzar la transición energética.

Según estimaciones de distintos especialistas, se calcula que la capacidad extractiva a nivel local podría alcanzar pronto casi las 200.000 toneladas anuales, lo que equivale a quintuplicar la producción actual. La demanda es impulsada no sólo por el fuerte incremento en la fabricación de baterías de la mano de las grandes automotrices, sino por su utilidad en la industria cerámica, del vidrio, en la elaboración de grasas y aceites resistentes al calor, polímeros, elaboración de medicamentos, en aleaciones livianas junto aluminio y cobre, especialmente para la industria aeronáutica. Además, es valorado como combustible nuclear en reactores de fusión nuclear (fusión de núcleos livianos), tecnología que aún está en desarrollo.

Las instalaciones de UniLiB se encuentran ubicadas en predio del Polo Productivo Tecnológico “Jorge Alberto Sabato”, que la UNLP posee en diagonal 113 entre 64 y 66, en La Plata. Se estima que su producción anual será, medida en energía almacenada, de unos 13 MWh, lo que equivale a 1000 baterías para almacenamiento estacionario de energías renovables o unas 50 para colectivos eléctricos. A través de la Escuela de Oficios de la UNLP, ya se capacitó a las y los operarios que estarán a cargo de la primera fase de puesta en marcha de la planta y que serán miembros de la carrera de personal de apoyo del CONICET.

Deja un comentario