Fuente: Puntobiz

El adelanto llegó luego de la reunión entre el presidente argentino y el presidente de China, Xi Jinping. El Gobierno anunció que China acordó ampliar el swap de monedas que mantienen el Banco Central de la República Argentina (BCRA) y el Banco Popular de China (PBOC, por sus siglas en inglés). Según detalló el presidente Alberto Fernández desde Bali donde se celebra el encuentro del G-20, las autoridades de ese país le aseguraron que la ampliación por el equivalente a unos u$s5.000 M se cerraría en breve.

El adelanto llegó luego de la reunión entre el presidente argentino y el presidente de China, Xi Jinping. Fernández aseguró a la prensa que durante la charla el líder chino aseguró que su país decidió ampliar el uso del swap en u$s5.000 M. Y el ministro de Economía, Sergio Massa, dio más detalles ante la prensa.

“Es decisión del gobierno chino ampliar el uso del swap en u$s5.000 M, que vienen a fortalecer nuestras reservas frente al mercado único y libre de cambios, dando mayor fortaleza para el Banco Central y la posibilidad de disponer de más herramientas para garantizar, sobre todo, las importaciones de las pequeñas y medianas empresas, de las industrias argentinas, que a veces tienen el temor de no poder acceder a los dólares”, dijo Massa a periodistas luego de un encuentro entre Fernández y el presidente de China, de
la que participó el titular de la cartera de Hacienda.

“La reunión fue muy importante. Primero por lo que representa en el comercio bilateral la necesidad de restablecer el equilibrio. Hoy la relación con China es una relación deficitaria para la Argentina y de alguna manera lastima la proyección de reservas, y fue planteado de esa manera. Recordemos que el déficit del comercio con China es de aproximadamente u$s8.000 M proyectado para este año”, relató Massa luego del encuentro con el líder chino.

“En ese sentido, el Presidente Xi Jinping planteó la posibilidad de aumentar los
volúmenes de exportaciones, sobre todo exportaciones con valor agregado argentino”, agregó. “Después, hubo un reclamo que tiene que ver con represas, con la posibilidad de poner al día los desembolsos y un reembolso que la Argentina viene reclamando en el último año y medio y que permita, entre reembolso y desembolso, volver a poner a pleno la obra de represas que ya lleva el 40% de ejecución y que es muy importante, no solamente para lo
que representa en interconexión y capacidad de generación de energía”, concluyó.

Actualmente la Argentina tiene vigente un swap con China equivalente a u$s19,573 millones (130.000 millones de yuanes), que se puede utilizar para comercio entre los dos países sin pasar por dólares o, previa autorización del PBC, convertirse a dólares para intervenir en el mercado cambiario. Los yuanes chinos explican el 54% de los u$s38.000 millones de reservas brutas con las que cuenta hoy el Banco Central.

Según fuentes oficiales, el acuerdo es de “libre disponibilidad” de los u$s5.000 M de la extensión del swap. Esto implica que el Banco Central puede usar esos yuanes para que importadores argentinos accedan a ellos para cancelar pagos a empresas chinas. Es para financiar ese déficit de u$s8.000 millones de comercio bilateral mencionado por el Ministro de Economía, aunque es un préstamo que paga intereses.

El acuerdo llega con las reservas internacionales de la Argentina bajo presión. El Banco Central vendió ayer otros u$s100 M y acumula una pérdida de u$s885 M en 12 ruedas.

Deja un comentario