Fuente: TN

La Argentina oficializó el memorándum de entendimiento con China, por el cual el gobierno de Alberto Fernández adhirió a la nueva ruta de la seda y por el que espera recibir financiamiento por US$23.700 millones para infraestructura, comercio, agricultura y telecomunicaciones.

Cuando el acuerdo con el FMI por la deuda ingresó en tiempo de definiciones, el texto cobra mayor fuerza. En el apartado de “integración financiera” no solo avalan la ampliación del swap de monedas vigente sino que también avanzan en “posibles transferencias de derechos especiales de giro (DEG)” en la plataforma del Fondo.

Leé también: Congreso y algo más: qué otro paso le falta a la Argentina para la aprobación del acuerdo con el FMI

Ese es uno de los reclamos que la Argentina realizó ante el FMI y ante el G20: que las naciones más poderosas transfirieran los giros, que hizo el organismo el año pasado por la pandemia, a países de renta baja y media para ayudarlos a recuperar su economía. La discusión sigue su curso y se estima que el Fondo tratará el tema en su encuentro de primavera, en abril.

El acuerdo entre Buenos Aires y Beijing fue firmado a principios de febrero en la visita de Alberto Fernández hizo a su par chino, Xi Jinping. Recién ahora se oficializa, con la traducción al español, a chino mandarín y al inglés, de las 7 páginas que condensan las áreas de asociación estratégica durante los próximos 3 años, el plazo de vigencia prorrogable automáticamente salvo que una de las partes decida anularlo (siempre con preaviso al otro país de por lo menos 3 meses)

Con las firmas por triplicado del canciller Santiago Cafiero y el presidente de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma chino, He Lifeng, “El memorándum de entendimiento en materia de cooperación en el marco de la iniciativa de la Franja Económica de la Ruta de la Seda” incluye siete áreas de cooperación, lineamientos generales hacia futuro, vigencia y mecanismos para resolver controversias.

Qué áreas incluye en acuerdo estratégico entre la Argentina y China

El tratado bilateral, al que pudo acceder TN, indica que China y Argentina se comprometieron a cooperar en las siguientes siete áreas:

  • Coordinación de políticas. Las partes mejorarán la comunicación e intercambiarán experiencias tendientes a promover la integración y planificación de políticas de desarrollo.
  • Oportunidades de conectividad. Impulsarán proyectos de cooperación en infraestructura de conectividad en áreas de interés mutuo, tales como rutas, ferrocarriles, puentes, aviación civil, puertos, energía y telecomunicaciones, entre otras.
  • Conectividad comercial e inversiones. Incrementarán las inversiones y el flujo de comercio a nivel bilateral; continuarán profundizando las inversiones, el comercio y la cooperación industrial y fortalecerán la cooperación en el marco del comercio electrónico de la Ruta de la Seda; explorarán distintas maneras y métodos de promover una cooperación mutuamente beneficiosa y sustantiva, reforzarán los intercambios y la cooperación en el ámbito de las soluciones comerciales, y en el ámbito multilateral fortalecerán el sistema de comercio multilateral basado en el derecho internacional, con centro en la Organización Mundial del Comercio (OMC); alentarán a sus empresas a construir zonas de cooperación industrial y económico-comercial conforme con sus leyes y legislaciones nacionales efectivas, en línea con los objetivos enumerados y guiados por los principios rectores de cooperación receptados en el atículo 1 del Memorándum.
  • Integración financiera. Se alentará a sus respectivas instituciones financieras a ofrecer apoyo a inversiones y financiamiento y servicios financieros mutuamente beneficiosos de acuerdo con los principios de mercado, para la cooperación en materia de infraestructura, capacidad productiva, inversiones y comercio:
    • Se fomentará el uso de las monedas nacionales en las inversiones y en el comercio en función de las necesidades, fortalecerán los intercambios y la cooperación entre sus entidades regulatorias financieras y monetarias y promoverán el establecimiento mutuo de instituciones financieras en ambos países.
    • Eso incluye la continua cooperación en el marco del Swap bilateral de monedas, y posible transferencias de derechos especiales de giro en la plataforma del FMI.
  • Intercambios entre los pueblos. Se promoverán los intercambios persona a persona, propiciarán continuar desarrollando la red de ciudades hermanas y celebrarán acuerdos de cooperación en materia de educación, cultura, salud, turismo, deportes y bienestar social, entre otras temáticas.
    • Las partes mejorarán el intercambio y la cooperación entre sus gobiernos locales, medios, grupos de expertos y jóvenes, y continuarán promoviendo la cooperación para el desarrollo en relación del bienestar social.
  • Cooperación en terceros mercados. Las partes promoverán acciones conjuntas para la cooperación en materia de comercio y agricultura, así como la vinculación bajo condiciones de transparencia y sostenibilidad económico-financiera y medioambiental de los proyectos, y la cooperación de empresas de ambos países en terceros mercados en proyectos relacionados.
  • Compras gubernamentales. Sefomentará el intercambio en las compras gubernamentales y discutirán sobre posibilidades de reforzar la producción y las exportaciones bilaterales mediante las compras gubernamentales.
La letra chica del acuerdo por el que la Argentina ingresó a la ruta de la seda china

Qué otras áreas de trabajo pueden acordar a futuro la Argentina y China

En el acuerdo de ingreso de la Argentina a la ruta de la seda china se estableció que ambas naciones pueden a futuro trabajar en las siguientes áreas en busca de reforzar la cooperación bilateral:

  • Intercambio de visitas de alto nivel y los mecanismos gubernamentales y no gubernamentales existentes de intercambio: las partes construirán una plataforma multinivel de intercambio de información y con múltiples canales para compartir recursos informativos, aumentar la transparencia y fomentar la participación de las personas en todos los sectores de la sociedad, respetando las normas locales en materia de protección de datos personales y acceso a la información.
  • Concentradas en las demandas comunes de cooperación bilateral, las partes llevarán a cabo planes conjuntos, programas piloto en áreas clave, intercambios y actividades de cooperación en materia económica y tecnológica, tareas de investigación conjunta, intercambios de información, actividades de desarrollo de capacidades, intercambios de personal y capacitaciones, entre otros.
  • Las partes explorarán modelos de cooperación mutuamente beneficiosos para apoyar la implementación de programas relevantes para favorecer el desarrollo de la capacidad de producción y de la infraestructura, en el marco de la Iniciativa de la Franja y la Ruta, de manera compatible con las propias prioridades de las partes.
  • Las partes persistirán en los principios del funcionamiento basado en el mercado, promoverán la cooperación entre capital público y privado, brindarán apoyo a las inversiones y al financiamiento, y fortalecerán los intercambios y la cooperación para garantizar la seguridad y la sustentabilidad de los proyectos.
  • Las partes analizarán la viabilidad y la conveniencia de llevar a cabo actividades de cooperación conjunta en terceros países.
  • Las partes podrán celebrar acuerdos o documentos de cooperación en relación con campos específicos.

El memorándum también define que ambas partes “harán pleno uso de los mecanismos de cooperación bilateral existentes para promover en forma conjunta la Iniciativa de la Franja y la Ruta, y explorarán nuevas oportunidades de cooperación bilateral”. a la vez que se comprometen a “resolver toda diferencia relativa a la interpretación y aplicación mediante consultas amistosas y por vía diplomática”.

El rol clave de China en el refuerzo de las reservas del BCRA y los nuevos usos de los yuanes

El memorándum habilitó a fortalecer el swap de monedas vigente desde 2009 entre ambas naciones y que hoy equivale a unos US$20.400 millones. El 1° de marzo, Alberto Fernández anunció ante el Congreso que la ampliación por unos US$3000 millones en ese convenio ya tenía luz verde del gobierno de China. Resta la formalización de los bancos centrales de ambos países.

Esta vez, la ampliación del swap no sólo apuntan a fortalecer las reservas internacionales del Banco Central argentino, en momentos en que la Argentina se comprometió con el FMI a acumular divisas por US$15.000 millones en tres años. La intención de ambas naciones es habilitar “otros usos” para los yuanes.

Hace ya varios años que el Banco Popular de China designó al ICBC como clearing house en Argentina. Eso significa que puede recibir pagos en pesos de importadores locales y pagarle a los proveedores chinos en yuanes. Además, puede abrir cuentas en moneda china en la Argentina.

El anhelo oficial de canalizar el comercio bilateral con China a través de monedas locales no es nuevo. Por el contrario, hace varios años que se trata de impulsar, aunque sin éxito. Sí hubo pago en yuanes (renminbi) para la compra de las vacunas Sinopharm contra el coronavirus en 2021, algo que hizo directamente el Estado.

En el equipo económico esperan que, a mediano plazo, al menos la mitad de las importaciones chinas (unos US$3500 millones) sean canceladas en la moneda china

Deja un comentario