Fuente: El Economista

Argentina y China acaban de intercambiar las copias del memorándum de entendimiento que Alberto Fernández y Xi Jinping suscribieron en febrero en Beijing para poner en marcha el gigantesco proyecto chino de la Ruta de la Seda, que contempla seis capítulos donde ambos países se comprometen a profundizar la «alianza estratégica integral» con planes tan polémicos como ambiciosos que podrían modificar la economía local drásticamente.

A lo largo de un documento que contiene siete páginas y está traducido al español, al  mandarín y al inglés, Argentina y China prevén poner en marcha planes de infraestructura en todo el país, la cooperación financiera con swaps y transferencias de los Derechos Especiales de Giro (DEG), un plan para que las empresas construyan «zonas de cooperación industrial y económica».

También, ambos Estados fijan un esquema de compras gubernamentales, programas de refuerzo de la producción y exportaciones bilaterales, a la vez que se establecerá una «plataforma multinivel de intercambio de información» y con múltiples canales para compartir recursos.

El eje central del memorándum que firmaron Alberto Fernández y Xi Jinping contempla los siguientes temas: Comunicación. Allí se sostiene que «las partes mejorarán la comunicación e intercambiarán experiencias tendientes a promover la integración y planificación de políticas de desarrollo». No queda explícito en el documento, pero este apartado prevé la idea del desembarco de Huawei en la Argentina para dar soporte a la tecnología 5G, un tema que Estados Unidos mira con mucho recelo.

Además, ambos países se comprometen a impulsar proyectos de cooperación en infraestructura de conectividad en áreas de interés mutuo, tales como rutas, ferrocarriles, puentes, aviación civil, puertos, energía y telecomunicaciones, entre otras.

También está previsto el aumento de las inversiones y el flujo de comercio a nivel bilateral. Esto se hará, según señala el documento, «profundizando las inversiones, el comercio y la cooperación industrial y fortaleciendo la cooperación en el marco del comercio electrónico de la Ruta de la Seda». Para esto se prevé el paraguas del sistema de comercio multilateral basado en el derecho internacional.

Se prevé un ítem particular que no entra en detalles pero que llama la atención ya que se busca alentar a las empresas a «construir zonas de cooperación industrial y económico-comercial conforme con sus leyes y legislaciones nacionales efectivas, en línea con los objetivos enumerados y guiados por los principios rectores de cooperación».

Alberto Fernández y Xi Jinping suscribieron en febrero en Beijing el memorándum de entendimiento para poner en marcha el gigantesco proyecto chino de la Ruta de la Seda.

Deja un comentario