Fuente: swissinfo

Montevideo, 15 mar (EFE).- La posible firma de un TLC con China y la puesta en marcha de tres motores fundamentales son algunas de las claves para Uruguay que, según el economista Ignacio Munyo, director ejecutivo del Centro de Estudios de la Realidad Económica y Social, tendrá «un buen año en materia económica».

Así lo dijo este martes a la Agencia Efe durante su visita a la Cámara Española de Comercio, Industria y Navegación (Camacoes) en Montevideo, donde brindó la charla «Uruguay 2022: entre la inercia y el despegue».

«El despegue vendría de la mano de firmar un TLC (Tratado de Libre Comercio) con China y buscar otros acuerdos en el Pacífico y el Medio Oriente, abrir la economía uruguaya, que ha sido la posición del actual presidente de la República (el centroderechista Luis Lacalle Pou)», afirmó.

De acuerdo con esto, agregó que el país tiene la necesidad de «implementar una agenda de reformas, paralela a la apertura» que le permita generar «mayor competitividad y productividad».

Mejorar las empresas públicas, modernizar algunos aspectos de la regulación laboral y transformar la infraestructura son algunas de estas reformas.

«La apertura comercial es la madre de todas las reformas que Uruguay tiene pendientes y que este Gobierno y este Parlamento están dispuestos a avanzar. Por eso es tan importante este año», subrayó.

Por otra parte, Munyo habló sobre tres motores «que están funcionando» y que son fundamentales para lograr un buen año: el turismo, la construcción de la segunda planta de pasta de celulosa de la empresa finlandesa UPM y el sector agroexportador.

Sobre este último, remarcó que está «rompiendo récords de producción» en distintos sectores como el frigorífico (carne), el forestal, el arrocero, el de la soja y el lácteo.

Por otra parte, el experto habló sobre la guerra entre Ucrania y Rusia y cómo esta situación afecta a este país suramericano.

Mostrar más

«Uruguay es tomador de precios internacionales que se ven afectados por la guerra y obviamente ante esta situación tiene que lidiar con cambios importantes en las ecuaciones de producción. Por ejemplo, el precio del petróleo a Uruguay lo afecta negativamente», indicó.

Agregó que, aunque el aumento en los precios de algunos insumos de alimentos podrían ser una buena noticia para el sector exportador, otros, como el trigo, «están generando también una subida importante de unos precios que tienen rebotes inflacionarios».

Finalmente, Munyo aseguró que en este momento «el mundo está mirando al Uruguay con ojos como hacía tiempo que no se lo veía». EFE

Deja un comentario