Fuente: Página 12

El primer viaje del presidente Alberto Fernández a China, previsto para los primeros días de febrero, tendrá como plato fuerte un nutrido grupo de proyectos de inversión en donde se espera que la potencia asiática aporte la principal fuente de financiamiento. El listado incluye mejoras en ferrocarril de cargas, la cuarta central nuclear, nuevos tramos de fondeo para las represas del sur, parques fotovoltaicos y eólicos, obras de transición y distribución eléctrica y aportes en gasoductos. 

Además, el nuevo acercamiento a China se dará en el marco del ingreso de la Argentina a la iniciativa conocida como Ruta de la Seda, un proyecto estratégico de desarrollo de infraestructura que el gigante asiático impulsa a escala global.

La intención es que Fernández participe de la inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing, aunque todavía se mantiene un hilo de duda a causa de las restricciones sanitarias que imponen las autoridades chinas en medio de la pandemia. De hecho, en la capital china se está preparado un gigantesco operativo para que todo el personal extranjero vinculado al evento, se espera que unas 3 mil personas, pase varias semanas dentro de una «burbuja olímpica» desde el ingreso al país hasta la salida.

La visita del presidente argentino coincidirá con los momentos de definición en la negociación con el Fondo Monetario, en donde Estados Unidos, principal rival geopolítico de China, es el que tiene la última palabra. La reunión con el presidente chino, Xi Jinping, devolverá al primer plano la relación estratégica bilateral.

«El viaje, si se concreta, será un nuevo hito de la relación, como el propio Alberto Fernández vivió en persona en 2004 cuando era jefe de gabinete de Néstor Kirchner y se dio un salto cualitativo en la relación bilateral, con el intercambio de visitas entre Kirchner y Hu Jintao, lo cual fue luego profundizado en el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y siguió, aunque con vaivenes, en el de Mauricio Macri. Este viaje es muy especial también por el contexto geopolítico en el que se da, entre tensiones entre Estados Unidos y China y con una Argentina acosada por el FMI, la derecha y sus voceros y condicionada por varios frentes», explica Néstor Restivo, director periodístico de DangDai y profesor de las especializaciones sobre China en la UNLP y la UNDef.

La agenda

Dentro del plan quinquenal integrado que ofreció Argentina a China, según detalló el canciller Santiago Cafiero al embajador Zou Xiaoli, se encuentran las siguientes obras:

*Ferrocarriles: se trata de la rehabilitación Sistema FFCC Belgrano Cargas, del Sistema FFCC Línea San Martín, del Sistema FFCC Línea Roca y un plan de Modernización de Redes Ferroviarias. El fondeo abarcaría tanto obras de mejoras como la compra de material rodante a la industria ferroviaria china. Se firmarían documentos para seguir avanzando en las inversiones contempladas en los cuatro convenios cerrados a finales de 2020 con empresas chinas, que involucran fondeo por 4695 millones de dólares para el sistema ferroviario de carga en 13 provincias, además de 490 millones para la adquisición de material rodante. 

*Central Nuclear IV: es un proyecto de 7900 millones de dólares (85 por ciento del presupuesto total del proyecto) que se comenzaría a repagar una vez que se inicia la generación de energía. El reactor utilizaría la tecnología de uranio enriquecido y agua liviana, que es novedosa en el país, a diferencia de la trayectoria nacional en agua pesada y uranio natural.

*Complejo Hidroeléctrico “Presidente Néstor Carlos Kirchner y Gobernador Jorge Cepernic” sobre el Río Santa Cruz: el país asiático ya envió 1350 millones de dólares del total de 4714 millones previstos para la obra y reclama el comienzo del repago del crédito. El Gobierno debe sellar un acuerdo de refinanciamiento para estirar los plazos de devolución y seguir recibiendo el fondeo. El listado de obras también incluye el proyecto de la planta Hidroeléctrica “Potrero del Clavillo – El Naranjal”, en las provincias de Tucumán y Catamarca.

*Renovables: China, a través del banco Eximbank financió la construcción del Parque Solar de Cauchari, inaugurado en octubre de 2019. Cuenta con una potencia de 300MW y el objetivo es que paulatinamente se vaya ampliando en los próximos diez años, para lo cual se necesita más ingreso de fondos de China. Asimismo, se busca fondeo para el la expansión del parque eólico “Cerro Arauco”, de 150MW a 350MW.

*Otras obras: el listado sobre el cual trabaja el Gobierno también incluye acueductos y plantas de tratamiento, corredores viales y obras de mejoramiento.

Deja un comentario