Fuente: Ojo Público

La China National Petroleum Corporation (CNPC) es una empresa controlada por el Gobierno de dicho país, que registró ingresos por más de USD 379 millones en el año 2020. La revista Fortune la considera en el cuarto puesto de su ránking de las mayores empresas con presencia en los EE.UU. A nivel global, CNPC es presidida por el ingeniero químico Dai Houliang, y en Perú este conglomerado registra dos sucursales: las compañías CNPC Perú S.A y Sapet Development Perú Inc Sucursal Perú.

A través de la primera empresa, la CNPC tiene operaciones en los lotes VI, VII y X, ubicados en la provincia de Talara (Piura); y junto con su socia Repsol en el lote 57, establecido entre las regiones de Junín, Ucayali y Cusco. Las inversiones de la estatal china también están en el lote 8 en Loreto, a través del accionariado de Pluspetrol Norte, hoy en proceso de liquidación. Dicha sociedad además tuvo operaciones en el lote 1AB, en la misma región, donde se han registrado 373 sitios contaminados por dichas operaciones petroleras. 

Edificio de la sede de CNPC
MATRIZ. Los cuarteles generales de China National Petroleum Corporation (CNPC) en Dongzhimen, Beijing, China; que es controlada por el Gobierno de dicho país.
Foto: Charlie fong

El 9 de setiembre, el viceministro de Hidrocarburos, Enrique Bisetti, recibió a representantes de la CNPC: los extranjeros Hu Quan, Wang Yinxi, Zhang Yifei y Roxana Díaz Terrazas; y al peruano José Álvarez Béjar. Según el registro de visitas del MEM, la reunión duró dos horas. Un mes antes, en agosto, el entonces ministro de Energía y Minas, Iván Merino, también sostuvo una reunión con Hu Quan de CNPC, en el marco de un encuentro con representantes de capitales chinos.

A dicha reunión con Merino también acudió un representante de la Minera Las Bambas, subsidiaria de la segunda multinacional china en la lista: MMG Limited. Esta compañía es la matriz del grupo minero del mismo nombre y fue creada a finales de los años ‘80 en Hong Kong. Según su reporte financiero anual, la multinacional registró ingresos por más de USD 3.000 millones el año pasado. En este contexto, una de sus principales inversiones es en el proyecto minero ubicado en Apurímac.

Las Bambas tiene como accionista mayoritario a MMG, y como minoritarios a Citic Metal y una subsidiaria de Guoxin International Investment. Dicha mina de cobre ha generado más de un conflicto social en los últimos años. A inicios del 2019, por ejemplo, se registró una disputa con la comunidad de Fuerabamba. Este año, las protestas contra dicha minera fueron reactivadas por la comunidad cusqueña de Chumbivilcas, durante el gabinete de Bellido. El mes pasado, la premier Vásquez lideró el inicio de una mesa de diálogo.

Fotografía de ciudadanos de Fuerabamba protestando contra la minera Las Bambas
CONFLICTOS. El proyecto minero Las Bambas ha generado más de un conflicto social en los últimos años, sobre todo en la comunidad de Fuerabamba, en Apurímac.
Foto: OjoPúblico

La tercera empresa China con inversiones en Perú incluida en este análisis es Shougang, cuyo representante local también fue parte de la reunión con el entonces titular del MEM. Dicho grupo económico tiene como matriz a Beijing Shougang Co, una sociedad establecida en la capital china, y se enfoca en la industria del hierro y acero. Para el 2020, sus ingresos fueron de 79 mil millones de yuanes, y sus principales accionistas son las empresas estatales chinas Shougang Group y Baowu Group.

Las operaciones locales se realizan a través de Shougang Hierro Perú SAA, que administra yacimientos de hierro en Nazca (Ica). Desde octubre, un grupo de trabajo del Congreso vela por las denuncias del sindicato “por tratos inhumanos”, y la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil) encontró responsable a la compañía en la muerte de tres trabajadores por Covid-19. Meses antes, el 16 de agosto, tres miembros de Shougang asistieron a la Oficina General de Gestión Social del MEM, según el registro.

Para conocer el motivo de la reunión de los representantes de Shougang y de CNPC en el MEM, OjoPúblico se contactó con ambas empresas, a través de sus números telefónicos públicos. En el caso de Shougang, no contestó a nuestras llamadas; mientras que el número que muestra CNPC, a pesar de que la grabadora de voz se presenta como central telefónica de dicha empresa, remite a las oficinas de una sociedad diferente: Fortuna Silver. También llamamos al domicilio de Díaz Terrazas, pero no hubo respuesta.

Deja un comentario