Fuente: Radar Energético

Muchos fabricantes de autos eléctricos prevén una importante crisis en el suministro de materiales para los próximos años. Este motivo está haciendo que muchos de ellos comiencen a prevenir y firmar acuerdos para asegurarse el abastecimiento con proveedores importantes. Es el caso de Tesla, que ha hecho pública la firma de un acuerdo con la empresa china Ganfeng Lithium, que actualmente es el mayor productor de litio del mundo.

Este acuerdo ha salido a la luz a través de un anuncio oficial de la propia firma china durante una presentación en la Bolsa de Valores de Shenzhen. Este se traducirá en un suministro de litio a Tesla durante los próximos tres años a partir del 2022. Aún está pendiente de confirmación la cantidad de litio que proporcionarán al fabricante americano, algo que, según han publicado la agencia Reuters, continúa sin especificar a espera de que Tesla haga el pedido final.

Este convenio será de vital importancia para Tesla, más aún cuando esperan poner en funcionamiento sus nuevas fábricas para asegurar la fabricación y entrega de sus vehículos a un mayor volumen, lo que repercutirá directamente en la necesidad de una mayor entrada de este material en pos de fabricar sus baterías. Dichas fábricas, que abrirán sus puertas en las próximas semanas o meses, serán las ubicadas en Berlín y en Texas.

A estos estrenos se unirán el lanzamiento próximo de sus dos nuevos modelos: el Tesla Semi y el Tesla Cybertruck. Aunque no esperan un lanzamiento inmediato, sí se cuenta ya con una pequeña tirada inicial a finales de 2022, algo que repercutiría directamente en la necesidad de un mayor suministro de litio y otros materiales, más aún para el Semi, el cual por lógica, deberá montar una batería notablemente mayor para dotar al vehículo de una generosa autonomía.

Por su parte, la empresa Ganfeng Lithium está culminando el presente año con unos niveles de ganancias jamás vistos para ellos. A pesar de que estamos ante el mayor suministrador de litio del mundo, en los últimos meses ha visto como han incrementado sus ganancias notablemente. Durante el tercer trimestre, la firma presentó unas ganancias netas un 507% superior a lo visto anteriormente en el mismo periodo, mientras que en los nueve meses que llevamos de 2021, la empresa ha aumentado sus ganancias en un 648% si lo comparamos con el mismo periodo de 2020. El pasado mes de agosto, Ganfeng Lithium anunció una inversión de $us 1.310 millones en el lanzamiento de dos nuevos proyectos de producción de baterías.

Esta no es la primera vez que Tesla entabla un acuerdo con el suministrador chino, ya que durante el año 2018 también se llevó a cabo una alianza similar, en el que Ganfeng Lithium se comprometía a proporcionar a la empresa estadounidense una quinta parte de su producción de litio total. Hace escasas semanas, también saltó a la palestra la conversación por parte de Tesla con CATL de cara a conseguir suministros de baterías de fosfato de hierro y litio (LFP) por un valor de 45 GWh, lo que sería suficiente para construir 800.000 unidades del Model 3 y Model Y.

Tesla pretende dar un importante salto en lo referente a una mayor producción de vehículos eléctricos, para lo que precisará de todo tipo de materiales, especialmente de componentes específicos para las baterías. Para ello han establecido conversaciones y acuerdos con muchas importantes firmas de cada sector, como ya hemos visto, pero también lo han hecho con startups, de cara a asegurarse un mayor volumen de materias primas para poder garantizar sus suministros para los próximos años. La alta demanda de este material está generando una importante burbuja económica a su alrededor, el cual ya cuenta con una subida de precio del 25% en apenas un mes.

En su portal web la empresa china dice que ‘los recursos de litio del Grupo se encuentran en todo el mundo y es la única empresa en la industria del litio que cuenta con tecnologías a escala comercial para extraer litio de salmuera, minerales y materias recicladas’.

f

Deja un comentario