Fuente: Bichos de Campo

Marfrig, una de las principales firmas procesadoras de carne del mundo, cuenta con 20 plantas de faena localizadas en Brasil, Argentina, Uruguay y Estados Unidos. Cerró el 2020 con números más que positivos gracias a la creciente demanda de China, entre otros factores.

Según se desprende de su balance anual cerrado en diciembre del 2020 la compañía de capitales brasileños obtuvo un beneficio neto de 3.301 millones de reales que se traducen en poco más de 584 millones de dólares. Esto representa un resultado récord que multiplica por 15 las ganancias del año anterior.

En tanto, su facturación creció un 35,3% hasta los 67.481 millones de reales (unos 11.900 millones de dólares).

A pesar de la pandemia y el golpe que eso generó en los mercados internacionales, desde el gigante de origen brasileño explican que tuvieron un excelente desempeño gracias a un mejor rendimiento en sus operaciones en Norteamérica -principalmente en el mercado doméstico-; y a los mayores precios y volúmenes de exportación en Sudamérica, donde tracciona China.

En el caso de este grupo brasileño también ha sido clave la depreciación del 31% del real brasileño frente al dólar; y la continuación de un programa de mejora y eficiencia operativa lanzado en 2019 en su unidad de negocios de Sudamérica, que incluye a la Argentina.

En lo que respecta estrictamente a la Argentina, la firma opera actualmente tres plantas que eran de Quickfood ubicadas en las localidades santafesinas de San Jorge y Arroyo Seco y la bonaerense Baradero. Cuenta con una capacidad de faena total de 620 cabezas por día, a lo que se suma la posibilidad de procesar hasta 6.000 toneladas al mes de hamburguesas, embutidos, fiambres y verduras congeladas.

Líder en el segmento de las hamburguesas con la tradicional marca Paty, en octubre del año pasado la compañía hizo un desembolso de 4,6 millones  de dólares para quedarse con la firma Campo del Tesoro, la principal proveedora de hamburguesas de la cadena de comida rápida McDonald’s. Fue su último movimiento por estas costas.

Justamente, en su balance 2020 desde la empresa remarcan la inversión que realizaron en la Argentina, donde buscan continuar liderando en el negocio de las hamburguesas y sumando más negocios orientados al agregado de valor.

Por otra parte, dentro de su memoria contable detallan que la economía argentina puede considerarse “hiperinflacionaria” y por eso debieron estructurar una serie de normas para contabilizar las operaciones locales.

Si bien, en su balance no desagrega por país, respecto a Sudamérica detalla que en 2020 el ingreso neto de sus operaciones en la región fue de 18.600 millones de reales (3.291 millones de dólares), lo que representa una expansión 25,4% respecto a 2019, explicado por el aumento de 21,6% en volumen y 20,8% en el precio medio de exportación y un incremento en los precios promedio del mercado interno (principalmente Brasil y Argentina).

Deja un comentario