Fuente: Página 12

El Gobierno presentó el Plan de Desarrollo Exportador a China, una estrategia integral con financiamiento, capacitación y apoyo técnico al sector privado, que tiene como objetivos aumentar los envíos argentinos a ese país y beneficiar a alrededor de 1000 pequeñas y medianas empresas, con una inversión pública de 1500 millones de pesos. Además, con el trabajo en conjunto de la Cancillería y la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional, se espera posicionar más de 100 empresas en el mercado chino y duplicar la cantidad actual de pymes que exportan.

En un acto llevado a cabo en el CCK, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, “explicó que la apuesta de China por fortalecer el tamaño de su mercado interno y el poder adquisitivo de sus consumidores abre la oportunidad de aumentar y diversificar nuestras exportaciones». En el evento, estuvo acompañado por el embajador argentino en China, Sabino Vaca Narvaja, y el embajador chino en Argentina, Zou Xiaoli.

Precisó además que «el intercambio bilateral entre la Argentina y China creció de aproximadamente 2.000 millones en el 2000 a 16.000 millones de dólares en 2019», y remarcó que el gigante asiático «es el segundo socio comercial del país.

Detalles y estímulos

El Plan de Desarrollo Exportador a China implicará una inversión pública de 1.500 millones de pesos en aportes no reembolsables para ayudar a la asistencia técnica de las pymes, y nuevas líneas de crédito para prefinanciar exportaciones que totalizan más 10 millones de dólares, entre otros beneficios e iniciativas.

De esta forma, las pymes que exporten a ese país tendrán el beneficio del acceso a una línea de crédito en dólares, con un monto total a otorgar de hasta 10 millones de dólares, a tasas subsidiadas, según se trate de nuevos exportadores, por hasta 200.000 dólares y al 4 por ciento anual; o de ya consolidados, por hasta 300.000 dólares y el 4,5 por ciento.

También se dispondrá de una línea en pesos, con un monto total de 500 millones, también con tasas subsidiadas, a través de cual las pymes podrán solicitar hasta 16 millones con el 27 por ciento anual, si es una nueva firma exportadora; o hasta 24 millones al 30 por ciento, si es «exportador frecuente».

El Banco Industrial y Comercial de China (ICBC) será el encargado de gestionar las dos líneas de crédito, en el marco de la cooperación de China con el Gobierno argentino. También habrá capacitaciones, seminarios y ronda de negocios para ayudar a potenciar las exportaciones argentinas al país chino.

Fuentes oficiales dijeron a este diario que la profundización del vínculo comercial con China es una parte más del modelo económico compuesto que se aplica desde el inicio de la campaña misma de Alberto Fernández: un doble juego de un mercado interno pero con un fuerte componente exportador. Naturalmente, en el Ejecutivo apuestan a las ventas externas ante la necesidad de generar divisas genuinas. En este caso, esperan que la ampliación de sectores potencie negocios nuevos que sumen a los ya convencionales. 

La gira vendedora

Las rondas de negocios a oriente incluirán a los sectores de productos orgánicos, lácteos, alimentos para mascotas, bebidas e infusiones (jugos de fruta, yerba mate), carnes (vacuna, ovina, caprina, aviar y porcina), vinos, productos culturales, educativos y de diseño, y frutos secos.

Según Kulfas, «la nueva clase media china abre nuevas perspectivas no sólo por aumento de la demanda, sino también por el crecimiento de sus exigencias y expectativas». Sobre el tema, el ministro dijo que hay «oportunidades en el sector de carnes, dónde el comercio y las inversiones entre nuestros países están creciendo de forma acelerada».

«Por mencionar apenas un ejemplo reciente de este fenómeno, en 2020, el 75 por ciento del volumen exportado de carne vacuna se envió a China, lo que marcó un récord histórico», afirmó el Ministro, quien sostuvo: «Estamos presentando una agenda de cooperación bilateral que permitirá ampliar las enormes oportunidades que existen, y trabajar, junto al sector privado, para generar nuevos canales de comercio e inversiones, con el objetivo de abrir oportunidades para que nuestras empresas puedan posicionar sus productos en el creciente mercado interno de China».

Con plan el objetivo es que las pymes puedan acceder a mejoras en la productividad, adaptaciones productivas, desarrollo de herramientas comerciales y plataformas de comercio electrónico, certificaciones de calidad, y asesoramiento legal para obtención de registros y licencias.

Deja un comentario