¿Despedimos al dólar y ahora pasamos a ahorrar en la moneda china?

Fuente: Mdzol

En la columna del periodista y economista Carlos Burgueño en Uno Nunca Sabe hablamos detalladamente sobre dos de las medidas anunciadas ayer por el Banco Central: los yuanes de China que aliviarían las reservas de dólares y los incentivos para ahorrar en pesos

¿Vamos a poder ahorrar en yuanes?, le preguntamos a Burgueño, en base a los rumores que circularon ayer tras los anuncios. La respuesta fue clara: «No. Esta medida no es para la gente de a pie, es para los exportadores. No se pueden comprar yuanes, porque están prohibidos. Son decisiones para el comercio exterior».

Aclarado eso, el especialista detalló que es una de las decisiones a la que más fe le tiene, porque sí implicaría una mejora para la economía argentina a mediano y largo plazo.  «Por primera vez se aplica una moneda que no es el dólar para poder ejecutar comercio exterior. Yo creo que es el primer paso para una canasta de monedas», dijo Burgueño.

Para explicar esto nuestro columnista contó que Argentina y China tienen un comercio exterior que cada vez es más alto, tanto en  importaciones como en exportaciones. En general la balanza comercial es desfavorable para nosotros, pero es donde el país tiene mayor potencial exportador para alimentos, con valor agregado.

Vale aclarar que el 25% del comercio exterior argentino es con China y el porcentaje a futuro será creciente. «Entonces, en lugar de pasar por el dólar para la compra y venta, vos lo hacés con yuanes. El acceso a la moneda china son el equivalente a U$18.000 millones que están en yuanes en el Banco Central», contó Burgueño.

«Entonces es una manera de aplicar el swap, pero sin necesidad de afectar los U$7.000 millones de las reservas ni ejecutando ese swap cambiándolo a dólar», detalló el economista. 

De este modo, según Burgueño, mucha gente que exporta a China va a buscar los dólares al Banco Central, pero a partir de ahora irán directamente a los yuanes y al fabricante chino se le depositan sus yuanes en su cuenta china.

«Esta medida es la más revolucionaria y a la que yo más fe le tengo», concluyó Burgueño.

Los incentivos para ahorrar en pesos

Los incentivos para ahorrar en pesos son fáciles de contar, según Burgueño, se trata de que «si hay una devaluación no perdés. Ellos te dan un bono atado al precio del dólar. Mientras tanto te dan una tasa de interés de pases, que es la plata que se prestan los bancos, entonces la tasa de interés que se pagan entre ellos sube». 

Por esto, también aumentará los plazos fijos y las otras operaciones financieras que se pueden hacer con los pesos de la gente. Pero las tasas de interés que afectan al público, por ejemplo, las de las tarjetas de crédito, no, porque el Banco Central las va a seguir controlando.

De este modo, «habrá un desequilibrio entre los pesos que se prestan por un lado y los que se prestan por el otro, que el Banco Central lo va a absorber y va a limitar con un bono especial para bancos. Así evitará la tasa de disfuncionalidad entre unas tasas de interés y otras».

A modo de opinión Burgueño dijo que esto «ya se hizo, no es mala idea. Vamos a ver cómo funciona».

En este enlace, la columna completa.

Deja un comentario

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑

A %d blogueros les gusta esto: