El Gobierno quiere formar expertos en China

Fuerte: Perfil

Con la mira puesta en intensificar los vínculos geopolíticos con China más allá de lo comercial, el Ministerio de Defensa de la Nación presentó un programa de formación que busca desarrollar, de aquí a 2022, la primera licenciatura de estudios estratégicos centrados en el gigante asiático de Latinoamérica en el marco de la Universidad de la Defensa Nacional (UNDEF). Se trata no solo de abrir nuevos capítulos de cooperación con Pekín sino también de dar un paso más en la elaboración de una política de Estado en torno al rol que deben cumplir las fuerzas armadas como vertiente clave del desarrollo nacional.

El denominado Programa Estratégico Sino Argentino (PESA) fue presentada en un zoom privado encabezado por el ministro de Defensa de la Nación, Agustín Rossi, junto a los jefes de las Fuerzas Armadas, funcionarios de su cartera, diputados, senadores y académicos especializados en China. También participaron tanto el embajador de Pekín en Buenos Aires, Zou Xiaoli, como el agregado militar de la representación asiática. Francisco Cafiero, Secretario de Asuntos Internacionales para la Defensa, tuvo a su cargo la conducción del evento. Se trata no solo de abrir nuevos capítulos de cooperación con Pekín sino también de dar un paso más en la elaboración de una política de Estado en torno al rol de las fuerzas armadas «Durante todos estos años, los argentinos discutimos poco sobre política defensa.

Quizás el debate sobre la cuestión militar, la relación de los militares con la democracia, con los derechos humanos consumió gran parte de la energía sobre lo que significa la cuestión de la defensa y le quitó espacio para poder instalar este debate en Argentina», planteó Rossi . Señaló este nuevo desafío como un avance en la consolidación de la UNDEF –creada durante su primera gestión en el ministerio– como «punto de encuentro» y «faro» de esta discusión necesaria. El PESA consiste en un plan de trabajo en tres etapas con miras a trabajar sobre los ejes de la formación académica, la investigación y el futuro intercambio entre estudiantes, docentes y graduados.

La meta es generar las instancias académicas necesarias que permitan incorporar contenidos, año a año, de forma tal de consagrar el armado de una carrera de grado sobre Estudios Estratégicos Chinos. Así, la UNDEF se consagraría como la primera de Argentina y de toda la región en alcanzar este nivel de oferta educativa sobre esta temática, a imagen de algunas de las principales casas de estudio de Europa y Estados Unidos. Según explicó el coordinador del proyecto, Gonzalo Tordini, el objetivo es crecer en la oferta académica tanto en complejidad como extensión.

El plan presentado arranca en el último trimestre de este año con cursos sobre aspectos generales de China (economía, política y los asuntos militares), otro inicial de chino mandarín y un seminario especifico sobre China y la política de defensa. El  próximo año se repetirían estos  lineamientos con una duración mayor para dar cuerpo a una diplomatura sobre Estudios Estratégicos de China que, en 2022, se elevaría a estatus de grado.

Tordini destacó que en cada etapa se buscará pensar en publicaciones de profundidad acorde. Si bien la carrera que se plantea estará orientada hacia asuntos estratégicos y de la defensa, otros aspectos como la historia, la economía y hasta la política de China no estarán ausentes en la currícula ya que la apuesta es formar referentes en la temática, desde futuros docentes e investigadores a especialistas que provengan del ámbito militar y civil. Vasos comunicantes más activos, señalaron, que incluso funcionen como nexos entre la producción académica y los intereses concretos del Estado a imagen de una mecánica que China supo desarrollar. A largo plazo, indicó el rector de la UNDEF, Jorge Battaglino, el impacto positivo se dejaría ver en el fortalecimiento de las relaciones bilaterales.

«Durante estos años, los argentinos discutimos poco sobre política defensa. Quizás el debate sobre la cuestión militar, la relación de los militares con la democracia, consumió gran parte de la energía» Argentina y China han intensificado sus relaciones bilaterales alcanzado el rango de asociación estratégica integral a partir de 2014. Hoy es el segundo socio en importancia de la Argentina si bien ha superado en el comercio al número uno, Brasil, en el contexto de la pandemia. De uno y otro gobierno hay interés en que esos vínculos se sigan diversificando, sumando nuevos capítulos.

A lo largo del encuentro, el embajador chino ponderó «confianza mutua cada vez más profunda» así como los intercambios en los distintos planos, desde el agropecuario y lo tecnológico hasta las posiciones compartidas en los organismos internacionales. Invitó a Rossi a visitar su país cuando se supere la pandemia a lo que el ministro, poco adepto a los viajes, se comprometió por no haberlo hecho durante su primer turno en la cartera.    En este sentido, uno que sorprendió con su manejo del mandarín en el encuentro fue el Jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, el general Juan Martín Paleo, dirigiéndose al embajador chino en su propio idioma con fluidez envidiable.

Paleo luego explicó que, durante sus años como agregado militar en la embajada de Pekín, constató la importancia que los chinos daban al idioma al punto tal de que muchos habían sido entrenados en el uso del español. Eso revelaba, a la par, las limitaciones de los argentinos para interactuar, razón por la cual celebró que se busque promover la enseñanza del mandarín como parte de la formación académica. Otro de los aspectos en los que se proyecta trabajar desde la futura carrera.

Deja un comentario

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑

A %d blogueros les gusta esto: