Represas de Santa Cruz: destinan $ 4118 millones para reactivarlas

Fuente: Cronista

El Ministerio de Economía aprobó el jueves pasado el Plan de Acción y el Presupuesto para que la empresa estatal Integración Energética Argentina (IEASA, ex ENARSA) reactive las obras de construcción de dos represas hidroeléctricas en Santa Cruz, financiadas por China.

Para tal fin, amplió en $ 4118,3 millones las partidas presupuestarias de la ex Enarsa, que ya contaba con $ 8021,6 millones previos.

Así quedó establecido en la resolución 345/2020 de Economía, publicada este lunes en el Boletín Oficial, y sus dos anexos.

El costo total de las centrales, al terminar las tareas a mediados de 2023, será cercano a los u$s 4100 millones.

Las represas de Santa Cruz se reactivarían a partir del 1° de septiembre, luego de que en los próximos días la ex Enarsa termine de pulir el plan de trabajo con la Unión Transitoria de Empresas (UTE) conformada por la china Gezhouba, la mendocina Hidrocuyo y ElectroIngeniería, de Gerardo Ferreyra.

La obra es de vital importancia en la relación geopolítica con China, principal socio comercial de la Argentina desde abril último, ya que está siendo construida por un consorcio que integra Gezhouba y es la mayor obra pública del país asiático en América {atina.

Además de la necesidad política de la gobernadora, Alicia Kirchner, de acelerar los trabajos en su provincia, las represas tuvieron la visita en enero de este año de la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, que licitó en 2014 la construcción de Cóndor Cliff y La Barrancosa (anteriormente llamadas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic).

En la Patagonia, la ex presidenta habló de «abandono y desidia» por parte del gobierno que encabezó Mauricio Macri. Es que durante la gestión anterior, el proyecto estuvo sometido a distintos idas y vueltas, sobre todo a partir de un fallo de la Corte que pidió un estudio ambiental, luego la gestión de Cambiemos les cambió el nombre y modificó aspectos del plan, luego se relanzaron, se volvieron a frenar y entraron en una nebulosa.

Según consta en los anexos de la resolución 345, el nuevo directorio de Ieasa, que asumió en marzo, se propuso la ambiciosa tarea de consolidarse como «brazo ejecutor de la obra pública energética nacional».

También tendrán la misión de ser una empresa estatal «testigo en materia de generación hidroeléctrica y térmica»-

En el capítulo de la energía eléctrica, la ex Enarsa busca la «promoción, operación y mantenimiento» de energías renovables».

Además, el nuevo presidente, Andrés Cirnigliaro, desea afianzar la posición de importadores y exportadores de gas natural y Gas Natural Licuado (LNG) y operar y mantener gasoductos troncales, de acuerdo al texto publicado.

«Después de un proceso de desprendimiento de sus activos, la empresa se encuentra en una etapa de recuperación de su participación estratégica en el sector energético y de reconstrucción de su identidad», sostiene el documento.

Deja un comentario

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑

A %d blogueros les gusta esto: