El peronismo refuerza el vínculo con el partido comunista de China para la formación de cuadros políticos

Fuente: Infobae

El presidente del PJ, José Luis Gioja, encabezó una cumbre interpartidaria con funcionarios y dirigentes del Partido Comunista Chino (PCch).

La crisis económica agravada por el coronavirus aumentará el número de la población bajo la línea de pobreza en Argentina. La pospandemia está a la orden del día, y los partidos políticos buscan una brújula con la que orientarse. En el peronismo, una de las referencias está en China. Anoche, el presidente del Partido Justicialista, José Luis Gioja, encabezó un encuentro con las autoridades del Partido Comunista Chino (PCCh) para afianzar lazos de cooperación con el gobierno de Xi Jinping y debatir en torno a “modelos exitosos contra la pobreza”.

La cita virtual fue hacia las 21 de anoche –a las 9 de la mañana en Asia–, con formato de seminario virtual e interno con la participación de más de ochenta dirigentes. Gestionada por el ex canciller y presidente de la comisión de Relaciones Exteriores del Senado, Jorge Taiana, el peronismo buscó apuntalar el vínculo político con China, que ya tiene más de 70 años de vigencia y que uno de los hitos fue cuando el general Juan Domingo Perón elogió la revolución de Mao Zedong con una conocida carta enviada por un grupo de militantes Movimiento Revolucionario Peronista (MRP).

“El Partido Justicialista y el PC Chino tienen una relación de amistad y cooperación desde hace mucho tiempo. En el seminario de ayer analizamos la implementación de políticas públicas para combatir la pobreza y enfrentar los efectos negativos de la pandemia del coronavirus. Debemos profundizar los lazos de intercambio con China para generar nuevas oportunidades para el desarrollo y crecimiento de nuestro país. Ambos países creemos en que hay que fortalecer el sistema multilateral en el mundo”, consideró Taiana a Infobae.

Desde su asunción como autoridad partidaria, Gioja viene profundizando los intercambios bilaterales con las autoridades partidarias chinas. Desde 2016, cuando comenzó su gestión como dirigente del partido, se encargó de propiciar que varias delegaciones de dirigentes viajen a China para “capacitarse” y conocer de primera mano el régimen político y económico del gigante asiático.

Con una interpretación simultánea en chino y español, este martes se desarrolló el primer seminario como parte de una agenda conjunta para la formación de cuadros políticos de ambos partidos. Si bien no intervino Cancillería en el convite, las autoridades del PJ propusieron plantear como eje temático la pobreza, indicaron fuentes partidarias.

Durante la reunión por Zoom, Gioja ratificó “las coincidencias con el Partido Comunista Chino que hace posible este intercambio de ideas” y deslizó una crítica al gobierno de Mauricio Macri, al que reiteró como una “pandemia sin virus” por sus efectos económicos. “Necesitamos, con absoluta sinceridad, que el crecimiento con justicia social que ha tenido la República Popular China pueda ser también un ejemplo para la Argentina que está sufriendo las consecuencias de la pandemia”, apuntó el ex gobernador de San Juan en el intercambio virtual.

La apertura del evento estuvo a cargo de la delegación del país asiático, a partir de la ponencia de Zhu Rui, el ministro adjunto del Departamento Internacional del Comité Central del PCCh. “La cooperación es clave para resolver temas como la pobreza y el desarrollo del comercio. Las convicciones de justicia social del peronismo son también convicciones de nuestro partido”, indicó durante el convite.

La dirigencia peronista se mostró interesada en las políticas del régimen chino en la provincia de Guizhou, una de las regiones con mayores niveles de pobreza extrema en el país. Allí, según la voz diplomática oficial, un agresivo plan quinquenal del gobierno de Xi Jinping permitió reducir, entre 2016 y 2019, las condiciones de hábitat desfavorable de cerca de 1.800.000 personas, a las que se trasladó a viviendas de mejores condiciones y con servicios básicos de infraestructura rural, junto al reemplazo de cultivos de “baja eficiencia”.

Como contrapunto, el gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, junto al ministro de Economía, Jorge Ibáñez, expusieron su visión sobre la problemática de los casos de pobreza extrema en la provincia. A su turno, el secretario de Asuntos Internacionales del Ministerio de Defensa, Francisco Cafiero, dio su punto de vista sobre las medidas económicas que lleva adelante el presidente Alberto Fernández para contener el deterioro económico en el marco de la pandemia, como el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), la Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) y los créditos a tasa cero.

“Han sido muy fructíferos estos intercambios de distintas escalas. Nos permiten ver qué es lo que piensa el otro y ayuda mucho a analizar este mundo con tensiones en el que vivimos, y que muestra que para los procesos de inclusión social es necesario un Estado activo. El mercado no puede por sí solo resolver los problemas sociales”, señaló Francisco Cafiero, quien fue uno de los moderadores del seminario.

Si bien Argentina nunca dejó la cooperación con el gobierno chino, el gobierno de Alberto Fernández se muestra más cercano que su predecesor a la gestión de Xi Jinping, lo que suma tensión a la ambivalente relación con la Casa Blanca, el principal adversario de Donald Trump en la competencia comercial global.

A las ya conocidas diferencias ideológicas sobre asuntos regionales, como la crisis política en Venezuela, esta semana el mandatario ratificó el controversial acuerdo con China por la estación espacial en Neuquén. El futuro próximo no estará exento de nuevas discrepancias, ya que se avecina una compleja y dura negociación con el FMI, en la que el país se juega su sustentabilidad macroeconómica a largo plazo.El gobernador de Formosa, Gildo Insfran, durante la cumbre interpartidaria entre el PJ y el Partido Comunista chino. (Twitter: @insfran_gildo)

Recientemente, el vínculo con Estados Unidos sumó un nuevo punto de tensión a raíz del bloqueo del gobierno argentino a la designación de Mauricio Claver, un asesor de la Casa Blanca con influencia en Washington, al frente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). El Gobierno aspira a que ese lugar vuelva a ser ocupado por un representante latinoaméricano. En esa sintonía, la comisión de Relaciones Exteriores del Senado aprobó un dictamen con el respaldo del conjunto de los bloques políticos que establece una declaración en apoyo a esa iniciativa ante el organismo multilateral.

Desde el PJ señalaron a este medio que el seminario con las autoridades del PC chino no amerita una lectura de apoyo geopolítico explícito, más allá de la “amistad” histórica entre ambos partidos. “La línea política del PJ es de cooperar con los distintos partidos democráticos del mundo, así lo hacemos también con el Partido Demócrata de Estados Unidos, el PT de Brasil y el Frente Amplio de Uruguay. Como PJ tenemos una posición clara en el orden internacional, no jugamos a favor uno u otro en las tensiones comerciales”, apuntó el primo del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

Del lado chino participaron el embajador de China en Buenos Aires, Zou Xiaoli, el ministro adjunto del Departamento Internacional del Comité Central del PCCh, Zhu Rui, el ministro de Comunicación y miembro del Comité Permanente Provincial de Guizhou, Lu Yongzheng, y el vicedirector de la Oficina de Lucha contra la Pobreza de Guizhou, Peng Jinbin. De la dirigencia argentina estuvo el vicepresidente del PJ nacional e intendente de Malvinas Argentinas, Leo Nardini, y decenas de dirigentes del PJ provinciales.

Deja un comentario

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑

A %d blogueros les gusta esto: