Reducción de la inversión china en la Nueva Ruta de la Seda: entre frenar el gasto y prepararse para una crisis financiera internacional

Fuente: Doi.org

La Nueva Ruta de la Seda de China - Mapas de El Orden Mundial - EOM

El artículo establece explicaciones para el cambio en el patrón de inversiones no financieras presentado en el flujo de Inversión Extranjera Directa (IED) de China relacionado con la Nueva Ruta de la Seda (NRS). Primero, la reducción de las inversiones en NRS se verifica mediante el análisis del Boletín Estadístico de la Inversión Extranjera Directa Externa de China entre los años 2013 y 2016. Estos años constituyen el primer cuatrienio desde el anuncio oficial de NRS. Luego, para explicar la reducción en el flujo de IED-NF al NRS, se analizaron dos hipótesis. Primero, buscó retratar las medidas actuales de control del gasto público por parte de la administración china, que enfrenta la creciente deuda pública del país, el exceso de capacidad y al mismo tiempo discutir las similitudes entre la economía china y la crisis japonesa de los primeros años. 1990. En la segunda hipótesis, contemplamos la posibilidad de que los preparativos realizados por las autoridades chinas sean contramedidas para la inestabilidad de los mercados mundiales. La confluencia de estos factores ayuda a explicar la reducción en el flujo de IED-NF a NRS, que contrasta con la tendencia mundial contemporánea con respecto a la inversión china en el mismo período.

El modelo de crecimiento económico chino ha sido ampliamente discutido en las últimas dos décadas. 1 El mantenimiento de las altas tasas de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) después de la crisis financiera de 2007-2008 se produce junto con el aumento progresivo de los índices de ingreso per cápita y la paridad del poder adquisitivo chino (PPC). La consolidación del modelo particular de desarrollo económico no se debe exclusivamente a mejoras en la producción a escala y técnicas de producción intensiva, que han caracterizado las últimas tres décadas de actividad productiva china, sino también a la diversificación de actividades relacionadas con la reproducción de capital.

La República Popular de China (RCP) está en medio de una transición de una economía fuertemente basada en la industria pesada a la construcción y consolidación de un sector de servicios domésticos, mientras diversifica su producción, dirigiendo su atención a la industria de alta tecnología y a control de los mercados de energías renovables. China muestra signos de cambio en su posición previamente ocupada en las Cadenas Globales de Valor (CGVS) como una nación intermedia, en la que se instalan fábricas y a través de las cuales circulan los insumos básicos, pero donde había una falta de producción intelectual y un mercado interno capaz de consumir su propio producción ( Sun & Grimes, 2018) Ya sea que siga a los superconductores, atraviese el sector de paneles solares o desarrolle tecnología de punta, RCP ingresa a la segunda mitad de la década de la década de 2010 con el objetivo de expandir su influencia al resto del mundo, anunciando, en 2013, la construcción de Nova Ruta de la Seda (NRS). 2

La realización de NRS, un proyecto geopolítico en construcción anunciado en una secuencia de reuniones multilaterales en Asia (promovido por los líderes del Estado y el Gobierno), fue posible gracias a una serie de asociaciones bilaterales difusas y coordinadas. La iniciativa, como se la conoce informalmente en inglés ( Belt and Road Initiative, BRI ), se extiende por tres continentes y constituye una verdadera fusión de empresas destinadas a promover los objetivos de desarrollo de China. NRS tiene como objetivo diversificar las rutas comerciales asiáticas y simultáneamente reducir el tiempo dedicado al transporte de carga. NRS promueve la interconexión de los mercados productivos y de consumo a través de la construcción de autopistas de transporte y a través de una cadena de puertos interconectados.

En el curso de NRS, se están construyendo varias fuentes nuevas de generación de energía. A través de NRS, China tiene como objetivo promover un comercio más cercano entre los países involucrados. Entre otros objetivos, China busca mejorar las relaciones de vecindad en Asia mediante el fortalecimiento de su red de lazos políticos, económicos y culturales, al tiempo que promueve y amplía las asociaciones en el sector de la seguridad centrado en el entorno geográfico chino ( Chung & Voon, 2017 ).

El proyecto también responde a las necesidades de China de insumos básicos cuyo origen se remonta a diferentes partes del mundo, no solo contribuyendo a los objetivos de seguridad alimentaria de China, sino también proporcionando hierro y petróleo a China a través de medios alternativos a los utilizados tradicionalmente. , como el estrecho de Malaca. Aún tomando forma, para Callahan ( 2016 ), NRS es un proyecto ambicioso, que se constituye como parte de la gran estrategia china para reconstruir el orden regional euroasiático, basado en un nuevo marco legal, estableciendo nuevas instrucciones normativas y nuevos ideales. gobernanza ( Callahan, 2016 ; Fernando, 2016 ).

El NRS se compone de dos partes: un segmento de tierra, el Cinturón económico de la Ruta de la Seda y la Ruta de la Seda transoceánica del siglo XXI. Es importante mencionar que la Ruta del Mar de la Seda del siglo XXI mantiene una relación especial con los países miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), aunque se extiende a través de Asia-Pacífico, cruzando el Océano Índico, el Golfo Pérsico, la costa desde la Península Arábiga, llegando al Mar Rojo y al Mediterráneo. Al afirmar fortalecer los lazos culturales y comerciales entre China y los países atravesados ??por sus proyectos, RCP proyecta sus operaciones diplomáticas para una ‘Nueva Era’ en su relación bilateral y multilateral en todo el mundo y especialmente en Asia.

A través del Corredor Económico de la Ruta de la Seda, China busca construir una red de autopistas y ferrocarriles, oleoductos y gasoductos, así como instalaciones eléctricas y de fibra óptica, conectando el este de China con sus provincias orientales, Asia Central, Moscú y eventualmente al puerto de Rotterdam ( Arase, 2015 ; Callahan, 2016 ).

Desde la perspectiva del financiamiento de NRS, el Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (BAII) puede identificarse como el principal actor financiero en NRS. Anunciado en 2014, y inaugurado oficialmente en 2016, el banco público fundado en China contó, en 2018, con la participación de sesenta y ocho naciones (68) como miembros de pleno derecho, y diecinueve (19) en espera de la ratificación legislativa nacional. El número de países interesados ??en invertir en BAII crece continuamente. 3 Con un capital inicial autorizado de alrededor de US $ 100 mil millones, el banco se dedica al desarrollo de proyectos de infraestructura pertenecientes a NRS, llevando a cabo esta actividad a través de diversas formas de asignación de capital, desde inversiones de capital hasta inversiones financieras ( Weiss, 2017 ) Para complementar el desempeño de BAII, en noviembre de 2014, Xi Jinping anunció la creación del Silk Road Fund, un fondo público cuyo objetivo sería apoyar a las empresas y otras instituciones privadas mediante la inversión en proyectos relacionados con NRS ( Ferdinand, 2016 ; Chung & Voon, 2017 ; Magalhães, 2018 ).

Sin embargo, es necesario mencionar que NRS ha tenido otras fuentes de financiamiento. Por ejemplo, dado el préstamo de $ 62 mil millones para solo una de sus arterias, el Corredor Económico de China Pakistán (CECP). Se entiende que la gestión financiera de los subproyectos alineados bajo el signo de NRS proviene de varias fuentes de financiamiento. Los proyectos CECP son financiados por bancos públicos chinos, como el Banco de Importaciones y Exportaciones de China (Eximbank) y el Banco de Desarrollo de China (BDC), así como por varias empresas chinas y paquistaníes, y por instituciones financieras internacionales, como el Banco Mundial (BM) y el Banco Asiático de Desarrollo (AfDB).

Después del anuncio de NRS, las noticias comenzaron a subrayar las motivaciones y ventajas nacionales de la gran asignación de capital involucrada. El fomento de la integración económica global es una narración que ilustra y destaca un cambio en la posición de China en el CGVS. La construcción de una vasta red de infraestructura y la consolidación de buenas relaciones comerciales con los países vecinos favorecen el suministro estable de insumos básicos, un factor necesario para satisfacer las demandas del mercado interno chino, en un momento en que está experimentando un cambio estructural. en su matriz económica. Estos factores colocarían al PCR como una nación que promueve la globalización a través del discurso pro-multilateralismo, beneficiándose del posicionamiento favorable de la liberalización del mercado y el libre comercio. Sin embargo,El creador de cambios de China en el estado actual del Sistema Mundial.

Sin embargo, esta visión del futuro contrasta con los resultados disponibles a través de informes de inversión de varias firmas consultoras, publicados en 2018. China parecía estar reduciendo sus inversiones en NRS. Estas narrativas se difundieron a través de varios vehículos de comunicación, que señalaron continuamente la caída de las inversiones chinas desde mediados de 2016, cuando Beijing decidió implementar restricciones a los flujos de capital que abandonaron el país ( Ghiselli, 2017 ; Wildau & Ma, 2017 ; Zhang, 2017) El Flujo de Inversión Extranjera Directa No Financiera (IED-NF) de China destinada a naciones designadas como pertenecientes al NRS habría disminuido alrededor de un 2% en 2016 en comparación con 2015, y en mayo de 2017 habían caído un 18% en términos absolutos en el año, según datos del Ministerio de Comercio de la República Popular de China (MOFCOM) ( Ghiselli, 2017 ; MOFCOM, 2017 ).

Además, el hecho de que el flujo de IED-NF a los sesenta y tres (63) países demarcados por el MOFCOM ( 2017 ) como pertenecientes al NRS haya alcanzado un total de US $ 14.5 mil millones en 2016, una cantidad que solo cubrió 9 % del flujo total global de IED-NF desde China en el mismo año. A la vista de los datos, sin embargo, se observó la disminución de referencia del IED-NF en el NRS en comparación con el aumento proporcional del mismo tipo de inversión en el resto del mundo, una situación que podría aliviar la realidad detrás de los números. El IED-NF chino global para 2016 experimentó un aumento del 40% en comparación con 2015, lo que llevó la inversión china a niveles récord.

Es en esta dinámica que se inserta este artículo. Inicialmente, buscamos analizar datos relacionados con la evolución del flujo IED-NF que parte de China a países marcados como pertenecientes a NRS. Con este fin, se observaron datos entre los años 2013 y 2016, que constituyen los primeros cuatro años desde el anuncio oficial del desarrollo de NRS. Los datos analizados se obtuvieron de varias ediciones del Boletín Estadístico de la Inversión Extranjera Directa Exterior de China . Los informes de MOFCOM Express también se analizaron en este artículo, ya que no existe una coincidencia expresa entre los datos mencionados en los informes de MOFCOM Express y en el Boletín Estadístico,hecho que recibirá una explicación a lo largo del texto. El objetivo de este análisis fue verificar si efectivamente hubo una reducción en las inversiones chinas en NRS en los años indicados. Si esto ocurre, entonces se abre la posibilidad de cuestionar el patrón propuesto de las inversiones de RCP. La elección de inversiones no financieras como objeto de análisis se justifica dado su vínculo característico con las obras físicas en construcción, un vínculo que no puede establecerse completamente al realizar el análisis de inversiones financieras. Debido a estos factores, creemos que la relación entre inversiones en infraestructura e ingeniería, presente en inversiones no financieras, refleja mejor la característica de los proyectos de NRS. 4 4

A continuación, se detallan dos escenarios para reducir el flujo de IED-NF de China a los países del NRS, que se analizaron mediante el Rastreo de procesos . La primera hipótesis está vinculada al control del gasto público por parte de la administración china en reacción a la creciente deuda pública de China. La segunda hipótesis analiza la posible preparación de los reguladores públicos chinos, a través de intervenciones en las negociaciones internacionales de las empresas públicas chinas (SOE), para lo que puede convertirse en una futura inestabilidad financiera en los mercados globales. Al final, establecimos consideraciones y escenarios basados ??en la verificación de los datos mencionados anteriormente.

Reducción del flujo de IED-NF en la Nueva Ruta de la Seda

El panorama de la IED china (2013-2016)

Primero, se considera pertinente analizar el panorama general del flujo de Inversión Extranjera Directa de China al resto del mundo. En este sentido, es posible verificar la hipótesis de que la reducción del IED-NF en el NRS es parte de una caída (o retracción) global de la IED china.

La Tabla 1 son datos de producto conjunto de cuatro ediciones del Boletín Estadístico de salidas de inversiones extranjeras directas de China, para el cuadrienio 2013-2016. Se pueden hacer algunas inferencias al observar estos datos. Primero, hubo una reducción significativa en el flujo de IED-NF que se originó en China en 2016. En comparación con el año anterior, la reducción alcanza los US $ 10 mil millones, lo que representa una caída de referencia del 38.5%.

Tabla 1.
Estructura de la inversión extranjera directa de China : flujos financieros y existencias (2013-2016) Boletín estadístico de la inversión extranjera directa externa de China, ediciones 2013, 2014, 2015 y 2016 (MOFCOM, 2013 , 2014 , 2015 , 2016).
Estructura de la inversión extranjera directa de China: flujos financieros y existencias (2013-2016)

Esta información por sí sola podría contradecir los reclamos propagados en los medios especializados con respecto a la caída de las inversiones en NRS. De hecho, cuando se verifican los datos de 2016, hay un aumento de casi US $ 60 mil millones en el flujo mundial de IED-NF, solo en el año mencionado, lo que representa un aumento porcentual del flujo del 49,3% en comparación con 2015. Desde las inversiones no financieras cubren parte del sector de la construcción, tiene sentido que China dirija sus inversiones en esta dirección considerando que es su tendencia a invertir en un conjunto de mega proyectos de ingeniería que abarcan tres continentes. La evidencia a este respecto puede producirse analizando las inversiones chinas en NRS. Por lo tanto, es pertinente observar el IED-NF chino para los países NRS.

IED-NF fluye de China a las naciones NRS

La tabla 2 indica que, de acuerdo con el Ministerio de Comercio de datos, durante los años 2014 y 2015, la inversión china en países NRS representó para , respectivamente, 12,2% y 12,6% de su total de la IED anual fluir-NF, mostrando un aumento del 18.2% entre los años 2014 y 2015. El año 2013 no se cuenta, ya que el NRS aún no se había anunciado. Aun así, el año 2016 presentó una caída porcentual, alcanzando solo el 8,5% del total mundial de flujos IED-NF. Si se compara con el IED-NF total en el NRS para 2015, esta reducción representó una caída del 2% en referencia en 2016.

Sin embargo, es necesario señalar algunos problemas que aún son inciertos en el escenario descrito. Los datos que se refieren a los porcentajes descritos anteriormente no son los contenidos exclusivamente en el Boletín Estadístico de la Inversión Extranjera Directa Exterior de China . También se utilizaron los datos obtenidos a través de MOFCOM Express , un informe parcial anunciado anualmente por el propio MOFCOM, separado del Boletín Estadístico de China . En la Tabla 2 , se puede ver que hay una diferencia significativa entre los números provistos en el Boletín Estadístico y los del MOFCOM Express. Dichas discrepancias se deben a diferencias en los valores vinculados a las ganancias reinvertidas, que se cobran doblemente en la versión provisional, y se someten a un mejor tratamiento de los datos antes de la publicación del Boletín Estadístico .

Tabla 2.
Flujo de IED china: análisis comparativo de datos del MOFCOM express y del boletín estadístico MOFCOM; IED-NF en el mundo vs. IED en NRS (2014-2016)
Flujo de IED en China: análisis comparativo de datos del MOFCOM express y del boletín estadístico MOFCOM;  IED-NF en el mundo vs.  IED en NRS (2014-2016)
* Las cifras expresadas en esta tabla usan US $ Bi como unidad de referencia.

Boletín estadístico de la inversión extranjera directa externa de China, ediciones 2014, 2015 y 2016 (MOFCOM, 2014 , 2015 , 2016 ); El impulso interno detrás del cinturón y la iniciativa vial de China (Ghiselli, 2017); Cooperación de inversión entre países a lo largo del cinturón y la iniciativa vial ( MOFCOM, 2017 ).

Además, los datos sobre los flujos de IED a los países NRS no están disponibles en el Boletín Estadístico 2016, disponible en el sitio web del MOFCOM. De hecho, el informe de 2016 solo está disponible en su versión en mandarín, a diferencia de sus versiones bilingües anteriores, donde también se puede acceder a los datos en inglés. Aún así, esta versión está incompleta. 5 Una vez comparado con las ediciones anteriores, también disponibles a través del medio oficial, el sitio web del MOFCOM, se puede notar que faltan varias páginas en el documento proporcionado. Cualquier conclusión hecha sobre los datos relacionados con las inversiones en NRS por RCP solo puede deducirse del informe publicado a través de MOFCOM Express .

En conclusión, al observar los datos, hay una reducción de aproximadamente US $ 300 millones en el flujo de IED-NF de China a los países NRS entre 2015 y 2016. También hay una disminución proporcional en el flujo de IED de China a los países NRS, como se muestra en la figura 1 . Por lo tanto, existe una tendencia hacia una reducción anual en el flujo de IED de China en relación con estas inversiones.

La reducción anual relativa en el flujo de IED-NF de China a los países NRS (2014-2016)
Figura 1.
La reducción anual relativa en el flujo de IED-NF de China a los países NRS (2014-2016) Boletín estadístico de la inversión extranjera directa de China, ediciones 2014, 2015 y 2016 (MOFCOM, 2014 , 2015 , 2016 ) ; El impulso doméstico detrás del cinturón de China y la iniciativa vial ( Ghiselli, 2017 ); Cooperación de inversión entre países a lo largo del cinturón y la iniciativa vial ( MOFCOM, 2017 ).

Dejando a un lado el enfoque en NRS momentáneamente, se puede ver que, según la tabla 2 , el flujo anual total de IED-NF no experimentó una reducción intensa en 2016. Además, en 2016, la reducción La IED china se limitó a inversiones de carácter financiero, con la caída de referencia antes mencionada de alrededor del 38,5% en comparación con el año anterior.

Si aislamos los datos relacionados con el flujo de IED-NF al mundo y lo comparamos con el NRS, podemos concluir que para el año 2016 existía una preferencia por inversiones en activos no financieros fuera de la dinámica del NRS.

Sin embargo, la reducción en el flujo de FDI-NF en 2016 apunta a una reducción a gran escala en la cantidad de IED. Dada la inestabilidad inherente de los activos financieros y la seguridad limitada demostrada por los bajos niveles de inversión en los países NRS, se puede suponer que China ha tratado de cambiar su base de inversión.

En 2016, China cambió sus inversiones en todo el mundo hacia activos con un mayor grado de rentabilidad asegurada, centrándose en inversiones confiables, inversiones seguras y a largo plazo, buscando garantizar el retorno de los recursos invertidos. Esta posición se puede mantener analizando los números proporcionados en el MOFCOM Express 2016, a través del cual no solo se obtiene la información sobre la reducción relativa del 2% en el flujo de IED-NF a NRS, sino que también se observa que el más grande Los beneficiarios de IED para el año 2016 fueron Singapur, Indonesia, India, Tailandia y Malasia ( MOFCOM, 2017), es decir, los principales países de la ASEAN y la segunda economía asiática más grande en PIB / PPC. Por lo tanto, es posible especular que hubo una reducción en las inversiones totales vinculadas a NRS en 2016.

Es probable que periodistas e investigadores hayan observado las políticas adoptadas por los reguladores chinos durante este período, y la forma en que han intervenido en las negociaciones internacionales de las empresas estatales chinas. Por lo tanto, el conocimiento público sobre la reducción de las inversiones chinas en NRS se distribuyó primero en los medios especializados, y posteriormente fue analizado y discutido en esencia por analistas del mercado financiero.

En continuidad, se presenta la discusión sobre las relaciones causales del fenómeno identificado anteriormente. Como se indicó anteriormente, esto se hace con el objetivo de verificar si la reducción en el flujo de IED-NF de China a los países del NRS durante 2016 refleja la opción de controlar el gasto público por parte de los reguladores gubernamentales de RCP y si estas actitudes pueden vincularse la preparación por parte de las autoridades chinas para la ocurrencia de una posible crisis financiera que se avecina en el futuro cercano.

Dos hipótesis para reducir el flujo de IED-NF chino a la ruta de la seda

Controlar el gasto interno a través de inversiones de reestructuración

Actualmente (2019), la economía de China se enfrenta a varios problemas difíciles de resolver, entre los cuales destacamos las preocupaciones sobre la capacidad excedente acumulada en las últimas dos décadas, que se han alineado con las perspectivas de una reducción continua de las tasas del crecimiento económico desde el comienzo de la década de 2010. Esto también ocurre en medio del aparente cambio de paradigma para el desarrollo y el crecimiento económico. China está comenzando a transformar su base económica, de una fuertemente enfocada en sus capacidades industriales y apoyada por el crecimiento impulsado por la IED de otros países de Asia oriental, Estados Unidos y Europa, a una economía con una presencia intensa en el sector de servicios y una mayor presencia en el sector financiero internacional,Cámara Europea, 2016 ; Embajada de Suiza, 2017 ; Chen y Ding, 2017 ; Kang, 2018 ) -. Esta transformación no se entiende como fácil, ni por los agentes gubernamentales ni por las organizaciones multilaterales. Rodeado de incertidumbres, el país que ha ayudado a mantener el crecimiento económico mundial durante las últimas dos décadas ahora puede sufrir los primeros signos de un posible debilitamiento de su base económica, señalando el comienzo de una nueva etapa en la actual crisis estructural del capital ( Foster Y McChesney, 2012 ).

El control del gasto público chino está estrechamente relacionado con su modelo de reacción a la crisis financiera de 2007/2008. La crisis económica resultó en una reducción de la demanda mundial de importaciones chinas en un momento extremadamente desfavorable cuando el gobierno chino lanzó un paquete de estímulos financieros destinados a construir nuevas plantas de fabricación. Este paquete de estímulo resultó en una expansión de la producción en varias industrias en China, particularmente en las empresas estatales, agravando los problemas latentes relacionados con el exceso de capacidad. La situación continuó con el aumento de los préstamos vinculados a las inversiones en infraestructura alentados por el gobierno central de China. Además, en 2009 se implementaron medidas de facilitación para contratar y obtener estos préstamos de bancos públicosFoster y McChesney, 2012 ). Tomados en conjunto, estos factores inicialmente dieron como resultado un aumento en la demanda de insumos básicos, lo que eventualmente resultaría en un exceso de capacidad en varios segmentos industriales, desde la producción de acero hasta aluminio y papel ( Cámara Europea, 2016 ).

Aun así, el proceso que daría lugar al aumento del exceso de capacidad comenzó antes de la crisis de 2007/2008. El nuevo nivel de inversión en la industria pesada alcanzado desde principios de la década de 2000 ha contribuido en gran medida a impulsar el crecimiento económico de China durante la primera década del siglo XXI. Al mismo tiempo, los efectos estructurales de las contrarreformas en la seguridad social, la empleabilidad pública y los sistemas de distribución de tierras a fines de los años ochenta y principios de los noventa, y la consiguiente proletarización del campesinado chino, redujeron la dependencia relativa del consumo de los hogares. motor para el crecimiento económico. El resultado obtenido fue la transformación del patrón de crecimiento económico de China de una economía sostenida a un mayor consumo de los hogares desde el final del período maoísta,Foster y McChesney, 2012 ; Suzuki, 2014 ).

La economía china atravesó la crisis financiera de 2007/2008 sostenida por la inversión pública y los crecientes flujos de inversión extranjera recibidos por el país. A pesar del estímulo de las exportaciones, las deficiencias de la economía china, vinculadas con el consumo interno limitado y las desigualdades regionales ( Leite, 2018) captaron la atención del público tan pronto como se hizo evidente la formación de las primeras burbujas económicas en las inversiones en infraestructura y la inestabilidad de los mercados financieros nacionales. El consenso económico resultante se hizo favorable al nuevo equilibrio de lo proporcional que tenían las exportaciones, con inversiones en el sector de consumo interno. La pregunta principal era cuán plausible sería la reestructuración de la economía china sobre bases diferentes a las experimentadas durante los años 1990 y 2000 ( Foster & McChesney, 2012 ; Kang, 2018 ).

Como se puede ver en la figura 2 , la rápida reacción de China a la crisis financiera mundial implicó el enorme estímulo fiscal de $ 412 mil millones lanzado a fines de 2009, lo que aseguró la continuidad de las tasas de crecimiento chinas consistentes con los pronósticos previos a la crisis. en el segundo y tercer trimestres de 2009. Cabe señalar que el uso de una política monetaria discrecional sostiene y refuerza estos estímulos fiscales para mitigar los efectos internos de la crisis de 2007/2008. Para los años siguientes (2010/2011), se mantuvieron los objetivos de crecimiento de dos dígitos, lo que demuestra la resistencia de los mercados chinos ( Foster & McChesney, 2012 ; Embajada de Suiza, 2017 ).

Promedio de cuatro meses de crecimiento del PIB para RCP [real;  % anual] vs.  Objetivos de crecimiento del PIB para los planes quinquenales XI, XII y XIII (2007-2018)
Figura 2.
Promedio de cuatro meses del crecimiento del PIB de RCP [real; % anual] vs. Objetivos de crecimiento del PIB para los planes quinquenales XI, XII y XIII (2007-2018)
línea punteada amarilla: objetivos del PIB para los planes quinquenales XI, XII y XIII. Columnas rojas: crecimiento medio del PIB trimestral de China.

En este escenario, se ha hecho evidente que los problemas relativos a contribuir exceso de capacidad para el cultivo de las tensiones comerciales entre China y el resto del mundo, particularmente en la industria del acero, 6 apretar las cadenas de suministro y poniendo en peligro la estabilidad previamente con experiencia en el comercio internacional . Al mismo tiempo, la amenaza de préstamos continuos destinados a la expansión productiva en empresas que ya operan con problemas de exceso de capacidad, continuó en los primeros años de la década de 2010 ( Wildau, 2014 ; Cámara Europea, 2016 ).

El crecimiento del exceso de capacidad está vinculado a la reestructuración económica actual de RCP en una economía de mercado y, por lo tanto, se espera el asesoramiento de agencias multilaterales y consultores financieros. 7 Los estudios sobre la desaceleración económica y las comparaciones con la crisis japonesa de principios de la década de 1990 ( Torres Filho, 1997 ; Fraga y Strachman, 2013 ) señalan el estallido de las burbujas inmobiliarias causadas por la sobrevaluación de las propiedades urbanas que capturarían el consumo interno al mismo tiempo. en el cual su proceso de financiarización asegura este mismo ingreso interno. A mediados de la década de 1980, este proceso capturó la segunda economía más grande del mundo ( Kang, 2018 ).

Aunque existe un argumento razonable para la singularidad de la economía china y las particularidades de las condiciones económicas actuales, el hecho es que RCP ha estado trabajando para reducir las tensiones en el mercado. Primero, la reacción china ha sido mantener el tipo de cambio del renminbi estable y devaluado frente al dólar, aunque ha experimentado una ligera apreciación del renminbi acompañado de su aumento del valor nominal ( Suzuki, 2014 ; Reuters, 2018a ).

Segundo, en China, ha habido un aumento constante en los salarios percibidos durante la última década. Aunque este artículo evita discutir los orígenes de la apreciación salarial china, es necesario mencionar que coexisten varias tesis opuestas, cada una con el objetivo de explicar este fenómeno. Varios economistas heterodoxos señalan la causa de la apreciación salarial de las ganancias de productividad adquiridas a través del desarrollo económico logrado por las industrias chinas centradas en la innovación ( Jabbour & De Paula, 2018 ). Al mismo tiempo, los economistas marxistas tienden a vincular este fenómeno con la acción de varios movimientos sindicales inflados contra las malas condiciones de trabajo y con el objetivo de mejorar los salarios, lo que movilizó a la clase obrera china entre los años 2011 y 2013Foster y McChesney, 2012 ). Finalmente, los economistas chinos señalan que el gobierno del PCR conoce los efectos a largo plazo de sus elecciones político-económicas y que habría inducido este nuevo patrón de apreciación salarial en preparación para la transición hacia una economía de mercado ( Cheng & Ding, 2017 ) . El hecho es que el ingreso per cápitaEl PIB de China por año fue inferior a $ 1,550 en 2002. Su crecimiento a $ 8,230 en 2017 atestigua el cambio significativo en la política salarial de China (Banco Mundial, nd a). Estos cambios causarían repercusiones económicas en la proporcionalidad del consumo de los hogares en la economía china, especialmente dado el actual conflicto económico de proporciones globales entre los EE. UU. Y China, que ha limitado las exportaciones chinas ( Kang, 2018 ; Yao y Glenn, 2018 ).

La Figura 3 muestra el cambio en el porcentaje de ingresos de los hogares en China ‘s economía en relación con la Formación Bruta de Capital Fijo (FBCF) entre 2002 y 2017. Es de destacar que el porcentaje de ingresos de los hogares se redujo en el año 2017, lo que indica que posiblemente el estrechamiento del mercado de exportación ya esté afectando la composición porcentual del ingreso familiar. Al mismo tiempo, se puede ver la reducción porcentual en la importancia relativa de las inversiones en capital fijo en la economía china, que puede interpretarse como una reacción a la fuga de capitales frente a la dependencia de las inversiones extranjeras para el crecimiento económico de este sector.

Proporción de la formación bruta de capital fijo y de los ingresos familiares en el PIB de la República Popular de China (2002-2017)
Figura 3.
Proporción de formación bruta de capital fijo e ingresos familiares en el PIB de la República Popular de China (2002-2017)
línea amarilla: porcentaje de formación bruta de capital fijo en el PIB total de China. Línea roja: porcentaje del ingreso familiar en el PIB total de China.

Datos de las Cuentas Nacionales del Banco Mundial y archivos de datos de las Cuentas Nacionales de la OCDE relacionados con Hogares e ISFLSH, gasto de consumo final (% del PIB), 2002-2017 (Banco Mundial Xb; Xc).

Algunos factores económicos están comenzando a señalar la transformación de la economía china en una economía de mercado. Ha habido un cambio en la dependencia de la inversión para el crecimiento del PIB, como se puede ver en la Figura 3 . RCP ahora está aumentando su participación en el ingreso familiar nuevamente, visto como una de las piedras angulares para mejorar las condiciones de vida de la población. Además, la dinámica económica del país ha migrado de la producción a un sector de servicios en crecimiento, impulsado por las inversiones estatales y mantenido por la consolidación de empresas nacionales en el mercado interno chino ( Cheng & Ding, 2017 ; Embajada de Suiza, 2017 ).

Al mismo tiempo, China está guiando su agenda pública para la reforma de su base industrial. Los funcionarios gubernamentales han reconocido la importancia de construir una economía verde, además de consolidar sectores de alta tecnología, a través de diversos mecanismos de estímulo, dirigidos a recursos renovables y tecnología de la información. Además, la expansión actual de las inversiones chinas en el mundo, correlacionada con la apreciación salarial, también ha provocado un cambio en la estructura de las cadenas de valor globales existentes. Los mercados chinos ya no son solo puntos intermedios en el proceso de producción, sino también el destino final de parte de esta misma producción ( Cheng & Ding, 2017 ; Sun & Grimes, 2018 ).

Es en este contexto que, en 2013, se anunció NRS. Al mismo tiempo, las inversiones chinas se dirigen a sectores estratégicos en los actuales sesenta y tres países que, según el MOFCOM, conforman el NRS, se está consolidando un fuerte aparato de financiamiento gubernamental para las exportaciones de IED. Por supuesto, el tamaño de los recursos prometidos para la fusión de megaproyectos que conforman el NRS es tan vasto como su extensión territorial. Con este fin, China ha dado una nueva dimensión a sus bancos de inversión pública, al crear y redirigir instituciones financieras multilaterales para el riego financiero de sus proyectos de infraestructura ( Ren, 2016 ; Chung & Voon, 2017 ).

Sin embargo, dado que la base NRS está compuesta por complejos proyectos de ingeniería destinados a la producción y transporte de carga ( Dollar, 2017 ; Ghiselli, 2017 ), se espera identificar el aumento continuo en la proporción de recursos no financieros asignado en el NRS. Como se presentó anteriormente en este artículo, hubo una disminución en 2016 en lo que debería ser un patrón de inversión creciente, principalmente porque esta reducción fue localizada, no siendo un evento global.

Lo que se considera aquí en términos argumentativos es que China no sufre esta transformación en una economía de mercado ilesa. Los analistas del gobierno de China admiten que ha habido demasiadas exportaciones de inversiones desde los primeros años de la década actual. Hay varias razones para esto, que están vinculadas a la expansión de la economía china después de la crisis financiera de 2007/2008. Primero, el cambio en el patrón de inversiones nacionales que comenzó en los primeros trimestres de 2009 llevó a China a un aumento repentino en su crecimiento del PIB poco después de la crisis. Sin embargo, esto permitió un aumento repentino de la demanda del sector de la construcción civil en todo el país, lo que permitió una expansión temporal de los mismos problemas de sobrecapacidad que China ha enfrentado desde principios de la década de 2000. La facilitación de crédito para las empresas chinas les ha llevado a consolidar posiciones en sus mercados nacionales, a pesar de que enfrentan una fuerte competencia en varios sectores. Finalmente, estas compañías comenzaron sus propias campañas de expansión internacional, buscando nuevos mercados para sus productos. La concentración de capital se produjo después de la compra mutua de varias compañías y la consolidación de varios conglomerados de negocios, construidos alrededor de adquisiciones transnacionales, cruzando sectores económicos tan diversos como las compañías portuarias griegas o elWaldorf Astoria Hotel en Nueva York, símbolo histórico del poder presidencial estadounidense y ubicación preferida de la estadía presidencial de los EE. UU. Hasta 2015, año de su adquisición ( Zhong y Mozur, 2018 ; Bradsher y Stevenson, 2018) Aun así, esta consolidación también condujo al crecimiento de la deuda privada corporativa, que en consecuencia afecta la relación deuda / PIB de China. Dado que la facilitación del crédito se ha relacionado con la expansión de la deuda pública china, la relación deuda / PIB chino puede afectar a los actores del mercado internacional, quienes, de acuerdo con la comprensión ortodoxa cotidiana, interpretan que la deuda pública china puede alcanzar niveles insostenibles. Tercero, mientras que los mercados internacionales se estancaron durante la década posterior a 2008, China miró hacia adentro, buscando sus propias fuentes de crecimiento económico.

Al comprender de cierta manera la dependencia de la estabilidad de los mercados de consumo externos, el estado chino permitió el crecimiento de los salarios chinos, lo que, en consecuencia, se refleja en sus tasas de PIB / PPA. Esto, sin embargo, no afectó la proporción del ingreso familiar en el PIB de China, ya que la proporción de FBCF aumentó después de la crisis de 2008, como se ve en la figura 3 . Finalmente, la disminución en las tasas de crecimiento de China implica una reducción gradual en el crecimiento de los ingresos chinos, aunque el patrón actual de crecimiento económico está en línea con los objetivos establecidos en el XIII Plan Quinquenal (2016-2020), como se ve en la figura 2 . Juntos, estos factores estimularon el crecimiento de la deuda pública china (Banco Mundial, Xd;Embajada de Suiza, 2017 ). Si bien las empresas chinas consolidan su condición de competidores internacionales, también exponen a China a la creciente salida de flujos de IED, que puede ser difícil de controlar, como se vio en la caída del mercado de valores de Shanghai en 2016.

Como se mencionó anteriormente, el estado de la economía china no coexiste con pronósticos unánimes relacionados con la continuidad de su crecimiento económico. La reacción del gobierno del PCR ha sido severa, y en línea con las recomendaciones de las organizaciones multilaterales, en la estela neoliberal. Se pueden señalar varias acciones como evidencia de este proceso. Primero, hubo varios cambios notables en el equipo económico del Politburó chino y el Comité Permanente del Politburó, en particular la presencia de Liu He y otros miembros del Politburó con educación política estadounidense y responsables de las negociaciones bilaterales de guerra comercial ( Xie y Zhou, 2018 ) Promesas de controlar la deuda pública ( Bradsher, 2018 ) y la reiteración pública de la lucha contra el exceso de capacidad (Wildau, 2017 ). Además de las promesas relacionadas con la reestructuración y la posible apertura de los mercados de capitales de los bancos públicos y la flexibilidad en el sector financiero ( Wildau & Lockett, 2017 ), la acumulación del triple de las reservas internacionales necesarias para contener la inestabilidad en los mercados financieros nacionales ( Kang, 2018 ) y La defensa declarada del libre comercio internacional ( Reuters, 2018b ). Por lo tanto, en 2018, China estaba reaccionando en la dirección indicada por las agencias internacionales multilaterales.

Por lo tanto, es posible vincular este proceso de autocontención del gobierno chino con la disposición de sus inversiones a nivel internacional. Como se muestra en la Tabla 1 , la caída en el flujo de IED financiera en 2016 alcanzó casi el 40% en comparación con 2015. Aunque la tendencia negativa no se ha repetido en el flujo de IED-NF china al mundo, que ha crecido casi un 50% anualmente en 2016: este proceso afectó el flujo de IED-NF en los países NRS.

Además, es digno de mención que la limitación de las inversiones, considerada como gasto público excesivo, comenzó a principios de 2017, sin embargo (se habla (entre los responsables de las políticas económicas y analistas chinos) de reducir el exceso de capacidad desde 2009). Por lo tanto, no es una exageración suponer que la contención de la IED puede haber comenzado muy bien en el año anterior, en 2016. Sin embargo, el tiempo traduce la limitación real en el enfoque de este objeto: solo con los datos completos del Boletín Estadístico, en relación con el año de 2016 y posterior, se puede volver a evaluar lo que por ahora se traduce en una contención efectiva de la IED china.

Aun así, además de estos números, se puede ver un indicador del proceso de contención en algunos trabajos de NRS. La suspensión de alrededor de $ 1 mil millones en recursos para proyectos en el Corredor Económico China-Pakistán a fines de 2017 ( Sweet, 2017 ) o la suspensión de $ 20 mil millones en contratos para ferrocarriles que conectan China con Malasia continental en 2018 ( Reuters , 2018c ) parecen corroborar estas correlaciones.

Preparativos para la crisis financiera.

Hay, por supuesto, segmentos entre economistas que señalan perspectivas económicas pesimistas para la vibrante economía de China. Aunque estos teóricos se refieren habitualmente a los efectos continuos de la crisis financiera de 2007/2008, no existe una homogeneidad de pensamiento. Por lo tanto, este grupo de economistas de espíritu menos optimista puede subdividirse en dos ejes principales, aunque existen excepciones notables a la separación en estos términos.

Primero, los teóricos neoclásicos, que generalmente encuentran una gran resonancia en los medios económicos establecidos. Varios factores comunes repercuten en estas narrativas similares: debilidades económicas como la titulización del mercado inmobiliario; la baja reinversión del ahorro interno; el exceso de capacidad causada por el desempeño indebido del estado en la economía – se cumple, por estímulo estatal a la demanda -; el pronóstico de una repentina apreciación del Renminbi; la excesiva dependencia de la IED en el crecimiento interno y la falta de liberalización en los mercados internos, que serían altamente controlados por el sector estatal. Todos estos factores están llevando a China al abismo económico, como lo hicieron en 2008 ( Kang, 2018 ).

El segundo grupo consiste en un segmento de economistas marxistas, que están divididos al analizar China. Este grupo generalmente ve las condiciones actuales del escenario chino, donde el crecimiento de los salarios, junto con la transformación y el aumento de la demanda interna junto con la caída de la demanda externa, estimularía la exportación de capital productivo chino a otros países, especialmente al sector de industria ligera y dependiente de la sobreexplotación de la fuerza laboral. La estructura de NRS se interpreta como un intento de expandir el mercado de consumo mientras se buscan bajos costos de producción en los alrededores geográficos de China, en países del continente africano y, en menor medida, en América Latina. Este proceso alterna cadenas de valor globales. Se produce una carrera por la sobreexplotación, con el objetivo de contratar directamente para responder a la demanda, para perpetrar el taylorismo. Esto está asociado con el aumento del capital monopolista chino y está garantizado por fuertes inversiones de los bancos chinos (Foster y McChesney, 2012 ; Smith, 2016 ; Nogueira, 2018 ). La inevitabilidad de reiterar la crisis capitalista frente al pronóstico del agotamiento de las posibilidades de expansión de la producción capitalista mueve la teoría marxista en su análisis del proceso actual, demostrando nuevamente la naturaleza estructural de la crisis capitalista actual ( Mészáros, 2011 ).

Las diferentes interpretaciones de los teóricos en ambos campos ideológicos han sufrido cambios en los últimos años. Al mismo tiempo que China ha ganado cada vez más atención, la evolución de la inestabilidad financiera y la reacción del gobierno chino ha estado redoblando la atención a las formas de reacción llevadas a cabo por la administración china. Durante este período, la ágil liberalización del crédito por parte del Banco Central de China ante los crecientes resultados negativos experimentados por los balances de las empresas chinas en 2014, estuvo acompañada por la apreciación cambiaria del Renminbi en 2015. La combinación de estos factores condujo a la fuga de inversión observada en 2015 y 2016, y fue repelido por un fuerte estímulo a la liquidez ( Wildau, 2014 ; Kang, 2018) En este mismo sentido, surgieron preocupaciones sobre la creciente deuda pública china, como se destacó en el tema anterior. Finalmente, el aumento de miembros capacitados en universidades estadounidenses en el Comité Central del Partido Comunista Chino y los frecuentes intentos de mantener relaciones económicas regulares y amistosas con los EE. UU. Incluso frente a los pocos y amigables diálogos bilaterales realizados por las dos economías más grandes del mundo, tranquilizó al mercado global en sus evaluaciones de la situación económica de China ( Bradsher, 2018 ). Como se mencionó anteriormente, los funcionarios del gobierno también han prometido abrir cuentas de capital del gobierno y liberalizar los bancos públicos de China ( Wildau y Lockett, 2017 ).

Lo que agrega estos dos segmentos parece ser la espera continua para un Minsky Moment 8 chino, mencionado en una declaración del entonces gobernador del Banco Popular de China, Zhou Xiaochuan durante el decimonoveno congreso del PCCh en 2017, preocupando a los ortodoxos y marxistas ( Beams , 2017 ). Parece haberse formado un nuevo consenso: independientemente de la presencia de una crisis económica en el horizonte, China ciertamente está abierta a predicciones externas, además de estar dispuesta a llevar a cabo la serie de reformas estructurales aconsejadas por organismos multilaterales con un sesgo neoliberal.

Consideraciones finales

A partir de los datos presentados, se considera que ambas narrativas explicativas convergentes responden a las hipótesis consideradas aquí. Como se señaló, el propósito de este artículo era verificar dos hipótesis, relacionadas con las políticas del gobierno chino en torno al NRS. La reducción de las inversiones financieras se analizó para verificar estas dos hipótesis: China reduciría su flujo de IED-NF a los países del NRS para contener su gasto público; o el estado chino estaría frenando la inversión fuera del país para prepararse para una nueva fase de la crisis financiera de 2007/2008.

Inicialmente, con base en datos del Boletín Estadístico de la Inversión Extranjera Directa Externa de China para los años 2013 y 2016, se encontró que hubo una reducción en el flujo de IED-NF de China a los países NRS en 2016. Aunque esta reducción solo ha tenido consistente en US $ 300 millones, el aumento proporcional de la IED asignada en todo el mundo significó una reducción proporcional significativa de IED-NF a NRS ese año, mostrando una disminución de casi 5% ( figura 1) En la secuencia, se expusieron y analizaron las acciones tomadas por el PCR para reducir el impacto de la crisis financiera de 2007/2008. China ha tratado de contener su gasto público a través de un conjunto de acciones e instrumentos, y reducir las inversiones. En particular, la reducción de las inversiones asignadas a la construcción del NRS puede haber sido parte de los esfuerzos de contención chinos en los años marcados.

En un momento de fragilidad, la expansión de las inversiones globales chinas puede haber sido puesta a prueba en varios eventos. Los signos de reacción a la inestabilidad financiera internacional a través de la contención de inversiones se analizaron considerando ambas hipótesis. Sin embargo, las acciones tomadas por RCP continúan apuntando en ambas direcciones. La limitación del gasto público y la preparación para la crisis económica comparten relaciones causales y tienen consecuencias similares. Zhou Xiaochuan mencionó prepararse para un Minsky Momenten el 19 ° congreso de PCC. Esto apunta a una comprensión no anunciada por parte del liderazgo del PCCh de que se deben tomar medidas para evitar una posible crisis internacional o para reducir los peores impactos en China. Las actitudes tomadas posteriormente por el liderazgo del PCCh, la elección de nuevos miembros del Comité Central ante las promesas de contener la deuda pública y la apertura de sus cuentas de capital merecen un análisis más profundo, así como las posibles repercusiones de las naciones a través de las cuales merecen atención. pasar los caminos de NRS.

Una observación complementaria enfatiza que el alcance de este artículo se restringió a la IED y que la verificación de la reducción de la particularidad analizada aquí se limitó a solo un año. Esto es todo para decir que este análisis es simplemente una fotografía y que hay una tendencia, pero de alcance limitado. Reconociendo estas limitaciones, indicamos que los datos necesarios para estas conclusiones solo se pondrán a disposición del público en los próximos años, cuando se abrirá una nueva oportunidad para su complementación.

Referencias

Arase, D. (2015). Las dos carreteras de seda de China: implicaciones para el sudeste asiático. Perspectiva de ISEAS, (2). Recuperado de https://www.ISEAS.edu.sg/images/pdf/ISEAS_perspective_2015_35.pdf

Beams, N. (24 de octubre de 2017). China enfrenta crecientes problemas de deuda, dice el gobernador del banco central. Investigación global . Recuperado de https://www.globalresearch.ca/china-faces-growing-debt-problems-says-central-bank-governor/5614833?print=1

Bradsher, K. (2018, 24 de enero). China domesticará su creciente carga de deuda en 3 años, dice el principal asesor de Xi. El New York Times . Recuperado de https://www.nytimes.com/2018/01/24/business/china-debt-liu-he.html

Bradsher, K. y Stevenson, A. (22 de febrero de 2018). Beijing se hace cargo de Angang, la aseguradora propietaria de Waldorf Astoria. El New York Times . Recuperado de https://www.nytimes.com/2018/02/22/business/chinaanbang-waldorf-astoria.html

Callahan, WA (2016). La iniciativa del cinturón y la carretera de China y el nuevo orden euroasiático. Instituto Noruego de Asuntos Internacionales, Policy Brief, 22/2016. Recuperado de https://nupi.brage.unit.no/nupi-xmlui/bitstream/handle/11250/2401876/NUPI_Policy_Brief_22-16_William_Callahan.pdf?sequence=3&isAllowed=yChina

Cheng, E. y Ding, X. (2017, 1 de enero). Una teoría del milagro de China. Monthly Review . Recuperado de https://monthlyreview.org/2017/01/01/a-theory-of-chinas-miracle /

Chung, CP y Voon, TJ (2017). Iniciativa de la ruta de la seda marítima de China. Encuesta asiática, 57 (3), 416-449.

Dólar, D. (8 de mayo de 2017). Sí, China está invirtiendo a nivel mundial, pero no tanto en su iniciativa de cinturón y carretera. Reuters . Recuperado de https://johnib.wordpress.com/2017/05/09/tightened-belt-china-skimps-on-its-grand-trade-plan /

Embajada de Suiza en la República Popular de China (Embajada de Suiza). (2017) Informe económico final de China 2017. Beijing Recuperado de http://cn.swisscham.org/sites/default/files/Economic%20Report%202017%20Swiss%20Embassy.pdf

Cámara de Comercio de la Unión Europea en China (Cámara Europea). (2016) Berger, R. Sobrecapacidad en China . Recuperado de http://www.europeanchamber.com.cn/en/publications-overcapacity-in-china

Ferdinand, P. (2016). Westward Ho: el sueño de China y ‘One Belt, One Road’: Política exterior china bajo Xi Jinping. Asuntos Internacionales, 92 (4), 941-957.

Foster, JB y McChesney, RW (2012, 1 de febrero). El estancamiento global y China. Monthly Review . Recuperado de https://monthlyreview.org/2012/02/01/the-global-stagnation-and-china / #

Fraga, JS y Strachman, E. (2013). Crisis financiera: el caso japonés. Nova Econ., 23 (3), 521-554. Doi: http://dx.doi.org/10.1590/S0103-63512013000300002

Ghiselli, A. (2017, 7 de junio). El impulso interno detrás del cinturón y la iniciativa vial de China. Diálogo de Asia . Recuperado de http://theasiadialogue.com/2017/06/07/the-domestic-drive-behind-chinas-belt-and-road-initiative/

Jabbour, E. y De Paula, LF (2018). China y la «socialización de la inversión»: un enfoque Keynes-Gerschenkron-Rangel-Hirschman. Revista de Economia Contemporânea, 22 (1), 1-23.

Kang, M. (2018). La trampa de la confianza: la burbuja pasada de Japón y la burbuja reciente de China. Nueva economía política, 23 (1), 1-26. Doi: https://doi.org/10.1080/13563467.2017.1321626

Leite, ACC (2018). El momento actual del desarrollo chino: planificación regional, inversión y comercio internacional. En Vadell, J. (Ed.), La expansión económica y geopolítica de China (pp. 259-283). Belo Horizonte: Editora da PUCMINAS.

Magalhães, DTD (2018). El dragón globalizador: ¿cómo está cambiando China la globalización económica? Third World Quarterly, 39, 1727-1749. Doi: https://doi.org/10.1080/01436597.2018.1432352

Mészáros, I. (2011). Más allá del capital: hacia una teoría de la transición . São Paulo: Boitempo.

Ministerio de Comercio de la República Popular de China (MOFCOM). (2013) Boletín estadístico de la inversión extranjera directa externa de China . Recuperado de http://fec.MOFCOM.gov.cn/article/tjsj/tjgb/201511/20151101190468.shtml

Ministerio de Comercio de la República Popular de China (MOFCOM). (2014) Boletín estadístico de la inversión extranjera directa externa de China. Recuperado de http://fec.MOFCOM.gov.cn/article/tjsj/tjgb/201512/20151201223579.shtml

Ministerio de Comercio de la República Popular de China (MOFCOM). (2015) Boletín estadístico de la inversión extranjera directa externa de China . Recuperado de http://fec.MOFCOM.gov.cn/article/tjsj/tjgb/201609/20160901399223.shtml

Ministerio de Comercio de la República Popular de China (MOFCOM). (2016) Boletín estadístico de la inversión extranjera directa externa de China . Recuperado de http://fec.MOFCOM.gov.cn/article/tjsj/tjgb/201709/20170902653690.shtml

Ministerio de Comercio de la República Popular de China (MOFCOM). (2017, 19 de enero). Cooperación de inversión entre países a lo largo de la iniciativa Belt and Road . Recuperado de http://www.MOFCOM.gov.cn/article/tongjiziliao/dgzz/201701/20170102504429.shtml

Nogueira, I. (2018). Estado y capital en una elegante China. Revista de Economia Contemporânea, 22 (1), 1-23. https://doi.org/10.1590/198055272211

Oliver, C. y Pooler, M. (2015, 9 de noviembre). Declaro un llamado a la acción contra el dumping de acero en China. Tiempos financieros . Recuperado de https://www.ft.com/content/37f15a42-872b-11e5-90de-f44762bf9896

Ren, X. (2016). China como constructora de instituciones: el caso del AIIB. The Pacific Review, 29 (3), 435-442. https://doi.org/10.1080/09512748.2016.1154678

Reuters (2018a, 24 de julio). El FMI dice que el dólar está sobrevalorado, el yuan chino en línea con los fundamentos. El New York Times. Recuperado de https://www.nytimes.com/reuters/2018/07/24/business/24reuters-imfcurrencias.html

Reuters (2018b, 1 de junio). China defiende el libre comercio antes de la visita de Ross. Tiempos de negocios. Recuperado de https://www.businesstimes.com.sg/government-economy/china-defends-free-trade-ahead-of-ross-visit

Reuters (2018c, 4 de julio). La empresa de ingeniería china ordenó suspender el enlace ferroviario de $ 20 mil millones de la costa este en Malasia South China Morning Post. Recuperado de https://www.scmp.com/news/china/diplomacydefence/article/2153801/chinese-engineering-firm-told-suspendus20-billion-east

Smith, J. (2016). El imperialismo en el siglo XXI: globalización, súper explotación y crisis final del capitalismo. Nueva York: Montly Review Press.

Sun, Y. y Grimes, S. (2018). China y las cadenas de valor mundiales. La globalización y el sector de la tecnología de la información y las comunicaciones . Nueva York: Routledge.

Suzuki, Y. (2014). Tiene sentido la desaceleración económica de China . Revista de Economía y Economía Política, 1 (2), 195-201.

Swanson, A. (5 de julio de 2018). La guerra comercial de Trump con China está oficialmente en marcha. El New York Times. Recuperado de https://www.nytimes.com/2018/07/05/business/china-us-trade-war-trump-tariffs.html

Sweet, R. (2017, 6 de diciembre). Pakistán «aturdido» cuando China retira los fondos del CPEC después de informes de corrupción. Revisión global de la construcción. Recuperado de http://www.globalconstructionreview.com/news/pakistanstunned-china-pulls-CPEC-funding-after-co/1 /

Torres Filho, ET (1997, enero-marzo). La crisis económica japonesa en la década de 1990: impactos de la burbuja especulativa. Revista de Economia Politica, 17 (1-65), 5-19. Recuperado de http://www.rep.org.br/PDF/65-1.pdf

Weiss, MA (2017). Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (AIIB). Servicio de Investigación del Congreso . Recuperado de https://fas.org/sgp/crs/row/R44754.pdf

Wildau, G. (2014, 15 de agosto). Los bancos chinos fortalecen los balances contra riesgos de préstamos. Tiempos financieros. Recuperado de https://www.ft.com/content/4a0847e2-244c-11e4-ae78-00144feabdc0

Wildau, G. (2017, 23 de noviembre). China amplía campaña contra el exceso de capacidad. Tiempos financieros . Recuperado de https://www.ft.com/content/cd2fe8f0-cf70-11e7-b781-794ce08b24dc

Wildau, G. y Lockett, H. (2017, 10 de noviembre). China se compromete a abrir el sector financiero a una mayor participación extranjera. Tiempos financieros. Recuperado de https://www.ft.com/content/d4a85422-c5d5-11e7-b2bb-322b-2cb39656

Wildau, G. y Ma, N. (2017, 10 de mayo). La nueva inversión en China «ruta de la seda» cae en 2016. Financial Times. Recuperado de https://www.ft.com/content/156da902-354f-11e7-bce4-9023f8c0fd2e

Banco Mundial (na) PIB per cápita (US $ a precios actuales), China, 2002-2017. Datos de cuentas nacionales del Banco Mundial y archivos de datos de cuentas nacionales de la OCDE. Recuperado de https://data.worldbank.org/indicator/NY.GDP.PCAP.CD?locations=CN&start=2002

Banco Mundial (na b). Gasto de consumo final de hogares y NPISHS (% del PIB), China, 2002-2017 . Datos de cuentas nacionales del Banco Mundial y archivos de datos de cuentas nacionales de la OCDE. Recuperado de https://data.worldbank.org/indicator/NE.CON.PRVT.ZS?locations=CN&start=2002

Banco Mundial (na c). Formación bruta de capital (% del PIB), China, 2002-2017 . Datos de cuentas nacionales del Banco Mundial y archivos de datos de cuentas nacionales de la OCDE. Recuperado de https://data.worldbank.org/indicator/NE.GDI.TOTL.ZS?locations=CN&start=2002

Banco Mundial (na d). Ingresos fiscales (LCU actual), China, 2005-2015 . Datos de cuentas nacionales del Banco Mundial y archivos de datos de cuentas nacionales de la OCDE. Recuperado de https://data.worldbank.org/indicator/GC.TAX.TOTL.CN?locations=CN

Xie, Y. y Zhou, X. (19 de marzo de 2018). El viceprimer ministro Liu se propuso liderar el nuevo equipo económico de China cuando finalizó la formación del gobierno. South China Morning Post. Recuperado de https://www.scmp.com/news/china/economy/article/2137913/vice-premier-liu-he-set-lead-chinasnew-economic-team-government

Yao, K. y Glenn, E. (2018, 9 de abril). Xi de China renueva su promesa de abrir la economía, reducir los aranceles a medida que se profundiza la disputa comercial de Estados Unidos. Reuters Recuperado de https://www.reuters.com/article/us-usa-trade-china/chinas-xi-renews-vow-to-open-economy-cut-tariffs-as-us-trade-row-deepens- idUSKBN1HH084

Zhang, N. (2017, 18 de octubre). La inversión saliente del sector no financiero de China disminuye. China Daily. Recuperado de http://www.chinadaily.com.cn/business/2017-10/18/content_33393688.htm

Zhong, R. y Mozur, P. (2 de mayo de 2018). Los gigantes tecnológicos sienten el apretón cuando Xi Jinping aprieta su agarre. El New York Times . Recuperado de https://www.nytimes.com/2018/05/02/technology/china-xi-jinpingtechnology-innovation.html

Notas

1 En este sentido, para una comprensión dialéctica sobre el comienzo de la consolidación de un modelo de crecimiento económico chino, indicamos a Foster y McChesney ( 2012 ). Para una reflexión de autores chinos sobre la consolidación del modelo chino de crecimiento y su interacción con la teoría del desarrollo económico, recomendamos Ren ( 2016 ). Finalmente, para una reflexión comparativa entre el crecimiento económico chino y las posibilidades de crisis económica durante este proceso, señalamos al lector Kang ( 2018 ), quien reflexiona sobre las similitudes entre la república popular y la crisis japonesa de la década de 1990.

2 Como volveremos más adelante en este artículo, NRS se compone de dos segmentos diferenciados, unidos bajo el título en inglés The Silk Road Economic Belt y la Maritime Silk Road del siglo XXI (???? ?? ? ? 21 ?? ?? ?? ??). Para resumir, el proyecto también se conoce como One Belt, One Road (OBOR; ?? ??). Su título final en portugués todavía está en discusión.

3 Puede acceder a la lista completa y actualizada de naciones que se han unido a la BAII en su sitio web . Recuperado de https://www.AIIB.org/en/about-AIIB/governance/members-ofbank/index.html

4 Esto no significa que neguemos la relevancia de los flujos financieros de IED. Sin embargo, el lector podrá ver en la próxima sesión que también se experimentó una reducción significativa en las inversiones financieras de China en 2016.

5 Al menos esta fue la realidad el 23 de junio de 2018, el último acceso al informe. Este hecho puede verificarse mediante un acceso rápido a la dirección electrónica del Boletín Estadístico 2016 del MOFCOM , que se proporciona en las referencias bibliográficas de este artículo.

6 En 2015, los Estados miembros de la Unión Europea solicitaron el uso de instrumentos de defensa comercial a gran escala para ayudar a la industria siderúrgica europea. La oposición a la reclasificación de China como economía de mercado también se expresó con la Organización Mundial del Comercio (OMC) ( Oliver y Pooler, 2015 ). También es posible señalar como un factor clave para la tensión comercial actual entre RCP y los EE. UU. La reacción comercial estadounidense, que aumentó las barreras arancelarias y las restricciones a la importación de acero chino ( Swanson, 2018 ).

7 Además, vale la pena señalar el conjunto de medidas y entendimientos bien intencionados propuestos por la Cámara de Comercio China-Unión Europea, para los cuales el curso de acción recomendado para resolver los problemas de exceso de capacidad en China debería ser aumentar el pago de los accionistas y su concomitante mayor difusión en las empresas públicas, con el fin de reducir las posibilidades de inversiones en expansiones innecesarias. Ciertamente, un entendimiento muy desinteresado ( Cámara Europea, 2016, p. 4 ).

8 Minsky Moment es un colapso repentino y significativo en el valor de los activos, que generalmente termina o inicia un ciclo de crédito o un ciclo comercial. Después de largos períodos de lo que se entiende como la sobrevaloración de los activos, generalmente vinculada a la especulación activa de los inversores, puede producirse un colapso del mercado. Monsky Moments lleva el nombre de Hyman Minsky, un economista keynesiano que se opuso a la desregulación de los mercados que caracterizó la expansión de la financiarización en la década de 1980, pensando que esto causaría frecuentes colapsos en el mercado de valores. Minsky también señaló que los banqueros e inversores utilizaron la bancarrota en el mercado de activos para «quemar» los valores negociables mientras preservaban sus fortunas privadas. El término se utilizó por primera vez en referencia a la crisis financiera rusa de 1998.

Información adicional

Para citar este artículo: Spellman, S. y Cunha Leite, AC (2020). Reducción de la inversión china en la Nueva Ruta de la Seda: entre frenar el gasto y prepararse para una crisis financiera internacional. Desafíos, 32 (1), 1-32. Doi: https://www.doi.org/10.12804/revistas.urosario.edu.co/desafios/a.7705

Deja un comentario

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑

A %d blogueros les gusta esto: