Uruguay envía a China un directivo del Instituto Nacional de Carnes para intentar averiguar si la nueva realidad de precios llegó para quedarse

Fuente: ValorSoja

Un representante del Instituto Nacional de Carnes de Uruguay (Inac) viajará a China para intentar averiguar si el nuevo panorama de precios de importación de la carne vacuna constituye un factor coyuntural o bien la nueva realidad del negocio

Marcelo Secco, CEO de Marfrig para el Cono Sur dijo al programa radial uruguayo Tiempo de Cambio que “la institucionalidad pública de Uruguay (Ministerio de Ganadería e Inac) está al tanto de la situación con China”.

“El presidente de Inac dispuso que un gerente del instituto viaje a acompañar a la embajada a China, fundamentalmente para tener un panorama más cercano más allá de que los negocios sean entre privados”, aseguró esta semana Secco.

“La situación del mercado con China es de renegociación de la carne que está en viaje a menores precios y muy poca concreción de nuevos negocios. Los que se concretan, se hacen a precios muy bajos. Hay compradores chinos que desaparecieron y no contestan”, explicó el directivo de Marfrig.

Desde la industria cárnica uruguaya se espera que la participación de China en las exportaciones de carne baje en el primer trimestre de 2020 y aumenten los envíos a Canadá, EE.UU. e Israel.

En diciembre pasado los precios de la carne bovina importada por China se derrumbaron para registrar el menor nivel del último año luego de que el gobierno central de la nación asiática interviniera el mercado.

La avanzada del gobierno central chino se instrumentó con el propósito de desactivar el auge de precios ocurrido este año a causa de la crisis de oferta promovida por la expansión de la fiebre porcina africana.

El punto límite para el gobierno chino fue lo ocurrido el pasado 5 a 10 de noviembre durante la segunda edición de la feria CIIE (China International Import Expo) de Shanghai, en la cual muchos frigoríficos argentinos cerraron negocios con valores récord de hasta 6900 u$s/tonelada (una cifra 40% superior a la vigente a comienzos del presente año).

El gobierno central chino habilitó entonces el denominado “canal gris” de Hong Kong, por medio del cual ingresa, de manera informal, un gran volumen de carne de búfalo de bajo valor proveniente de India.

Además requirió a los importadores que restringieran órdenes de compra de carne bovina y suspendió el uso de líneas oficiales de crédito disponibles para abonar adelantos en operaciones de comercio exterior.

Adicionalmente, el gobierno central liberó grandes volúmenes de cortes congelados de carne porcina de las reservas estatales para promover una caída de precios generalizada de todas las carnes.

El resultado de tal intervención gubernamental fue un planchazo abrupto de precios: mientras que a fines de noviembre pasado el valor de referencia del Chuck & Blade se encontraba en 6700 u$s/tonelada, actualmente es de apenas 4200 u$s/tonelada (un nivel inferior al presente antes del surgimiento de la crisis de oferta generada por la explosión de la fiebre porcina africana), según datos de la Asociación de Productores Exportadores Argentinos (Apea).

Deja un comentario

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑

A %d blogueros les gusta esto: