El presidente de China invitó a Alberto Fernández a una visita oficial a Beijing y buscan reforzar las relaciones bilaterales

Fuente: Infobae

Alberto fernández junto al enviado de China y el designado canciller Felipe Solá

En un nuevo capítulo de las relaciones bilaterales que se vienen entre la Argentina y China, el presidente electo, Alberto Fernández, recibió hoy al vicepresidente del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional de China, Arken Imirbaki, que le transmitió una invitación especial a Beijing del presidente Xi Jinping y acordaron reforzar en adelante los vínculos entre ambos países.

Fernández recibió Imirbaki en las oficinas de Puerto Madero junto al futuro canciller Felipe Solá y allí mismo el enviado de China para la asunción de mañana le entregó al futuro jefe de Estado una carta manuscrita de Xi Jinping donde lo invitó a una visita.

En tanto, el presidente electo lo convocó a trabajar juntos y dijo que era “un sueño y un compromiso visitar su país”.

Según pudo saber Infobae, el encuentro se realizó en medio de un clima muy cordial y con una decisión de Fernández de avanzar cuanto antes en una relación profunda con China.

Imirbaki es una autoridad muy relevante en el contexto de la burocracia administrativa china y un hombre de extrema confianza del presidente Xi Jinping. De allí que cobra relevancia no sólo la visita a la Argentina sino el encuentro que compartió en reserva por más de 40 minutos con Fernández.

El embajador de China y el futuro canciller Felipe Solá estuvieron reunidos hace 20 días donde la administración de Xi Jinping felicitó al gobierno entrante

El embajador de China y el futuro canciller Felipe Solá estuvieron reunidos hace 20 días donde la administración de Xi Jinping felicitó al gobierno entrante

Entre los temas analizados de las relaciones bilaterales hubo una decisión de China y Argentina de avanzar en los proyectos que deja paralizados la administración de Mauricio Macri como ser la construcción de una nueva central nuclear en la Argentina con tecnología china, las inversiones en materia de hidrocarburos en Vaca Muerta, inversiones en obras de infraestructura, los ferrocarriles, las hidroeléctricas y un aumento del potencial comercial de la Argentina hacia China.

Por otra parte, se supo que la idea del relanzamiento de las relaciones bilaterales se sustentará en “hacer una complementariedad de las economías”. Se acordó así la inminente firma de un memorándum de entendimiento de la “Ruta de la Seda” que busca China par realizar una conectividad terrestre más ágil con Beijing. Esto supone la obra de infraestructura en la frontera de Argentina con China. Se trata de un viejo proyecto que está paralizado.

 

Por el lado de Fernández hubo un agradecimiento por el apoyo de China al reclamo de soberanía de las Islas Malvinas y se ratificó el principio diplomático de “una sola China”. Es decir, que de esta manera, la Argentina seguirá en línea de no reconer a Taiwán como Estado independiente de Beijing.

Alberto Fernández

?@alferdez

Con el futuro canciller @felipe_sola nos reunimos con el vicepresidente del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional de China, Arken Imirbaki, enviado especial del presidente Xi Jinping, que nos invitó a visitar su país. Espero que podamos hacerlo pronto.

View image on Twitter
1,928 people are talking about this

En rigor, parte de estos temas ya había empezado a hablar el presidente electo hace 20 días cuando recibió en sus oficinas al embajador chino en Buenos Aires Zou Xiaoli, quien le transmitió una felicitación de Xi Jinping por la victoria electoral y se comprometieron a avanzar en relaciones bilaterales “muy fructíferas a futuro”.

A la vez, el presidente electo le adelantó hace dos semanas al diplomático argentino Rafael Grossi, quien asumió como Director General de la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA), el máximo organismo a nivel mundial para controlar los planes de desarrollo nuclear, que la Argentina avanzará finalmente con China en el contrato para la construcción de la IV central nuclear.

 

Este dato estuvo presente en el encuentro de hoy entre Imirbaki y Fernández. Es que el próximo presidente buscará avanzar con el proyecto nuclear que financiará China con un préstamo de unos 9.000 millones de dólares con tecnología exclusiva de Beijing. El gobierno de Macri canceló tres veces la posibilidad de avanzar en este acuerdo y la paciencia de los chinos estaba al borde del enojo diplomático.

Pocos días después de que Fernández ganase las elecciones, el embajador Zou entregó en mano a Felipe Solá una carta del presidente Xi para Fernández en la que destacó: “Argentina es un buen amigo y socio”. Y Guneg Shuang, portavoz de Ministerio de Relaciones Exteriores, expresó en una declaración pública que “China felicita al Sr. Alberto Fernández por su elección como el próximo presidente de Argentina. Creemos que bajo su liderazgo, Argentina obtendrá nuevos logros en su desarrollo nacional”.

Deja un comentario

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑

A %d blogueros les gusta esto: