Cuáles son los nuevos indicadores que impactan a la actividad económica en China

Fuente: BCRNews

c56b3-foto-1-martes1

La actividad económica de China muestra indicadores de enfriamiento en el crecimiento durante el mes de agosto, mostrando que hay que aliviar las tensiones comerciales con Estados Unidos para retomar la senda de mayor crecimiento.

El impacto de la guerra comercial fue visible el mes pasado en casi todos los aspectos de la economía china, con datos de producción industrial y ventas minoristas que apuntan a una demanda lenta y una baja confianza entre las empresas y los consumidores.

La producción industrial de valor agregado en China aumentó un 4,4% en agosto respecto al año anterior, muy por debajo de las expectativas de los economistas de un crecimiento del 5,2% y más lenta que el aumento del 4,8% en julio, dijo el lunes la Oficina Nacional de Estadísticas.

La inversión en activos fijos fuera de los hogares rurales chinos aumentó un 5,5% en el período enero-agosto respecto al año anterior, ligeramente por debajo de las expectativas.

Las ventas minoristas en China aumentaron un 7,5% en agosto con respecto al año anterior, una disminución de la ganancia del 7,6% en julio y por debajo de las expectativas de un aumento del 7,9%.

Los datos agregan apoyo al argumento de que los esfuerzos de los formuladores de políticas para frenar la desaceleración de la economía no son suficientes, ya que el país enfrenta el riesgo de aranceles aún más altos sobre las exportaciones a los EE.UU. y ahora el aumento de los precios del petróleo.

El aumento récord del precio del petróleo después del ataque en una instalación petrolera de Arabia Saudita no podría haber llegado en un peor momento para China y una economía mundial que ya se encuentra en una situación de crisis cada vez más profunda.

Si bien la gravedad del impacto dependerá de cuánto dure el pico del precio del petróleo, corre el riesgo de erosionar aún más la frágil confianza de los negocios y los consumidores en medio de la disputa en curso entre EE.UU. y China y la desaceleración de la demanda global.

Arabia Saudita es la mayor fuente individual de importaciones de petróleo crudo de China, que a su vez abastecen alrededor del 70% de la demanda total.

Después de la publicación de datos de China por la Oficina Nacional de Estadísticas, Citigroup Inc. redujo su pronóstico de crecimiento para la segunda economía más grande del mundo al 6,2% para este año desde el 6,3% anterior, y al 5,8% desde el 6% para 2020.

Publicado por Germán Mangione

//Periodista // //Director del Observatorio de Actividad de los Capitales Chinos // Asesor legislativo y prensa en Cámara de Diputados Santa Fe // Profesor de la Diplomatura Economía, Política y Negocios del Asia Pacífico (UAI) // Editor del sitio www.brujulacomunicacion.com //Condutor del programa La Brújula de la semana // Radio WOX 88.3 Rosario// //Fundador de la Cooperativa de Comunicación La Brújula de Rosario En Twitter: @germanboti Correo: germanboti@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: