Fuertes advertencias de EE.UU a la Argentina por la amenaza de China con Huawei en la tecnología 5G

el

Fuente: Infobae

En reuniones reservadas, de manera sigilosa o con dobles mensajes. Estados Unidos eligió en los últimos meses diferentes vías para arrimar a la Argentina una clara advertencia de cara al futuro inmediato: alertó sobre los eventuales peligros de avalar la tecnología de China 5G canalizada por la poderosa empresa Huawei en manos de un Estado al que acusa de ejercer “espionaje internacional”

Según pudo reconstruir Infobae de al menos 12 fuentes calificadas de la diplomacia y el Gobierno argentino, la administración de Donald Trump transmitió a la Casa Rosada en los últimos tres meses el mismo mensaje que llevó a Europa y a algunos de sus socios de Asia en virtud de evitar el espionaje económico, industrial y político de China.

Funcionarios del Departamento de Estado, del Pentágono y legisladores republicanosdejaron plasmado en Buenos Aires y Washington durante las visitas que hicieron a representantes del gobierno argentino la alerta firme y concreta ante el avance de la tecnología China en la región.

La alerta que envió Washington a Buenos Aires tiene nombre y apellido: se llama Huawei y podrá canalizarse por medio de la tecnología 5G.

Esta herramienta informática o quinta generación de telefonía móvil son una serie de estándares que permitirán un salto en la tecnología inalámbrica similar al que supuso la invención del PC de sobremesa para la informática.
El 5G podrá conectar millones de dispositivos y procesar miles de petabytes de datos en tiempo real para gobernar en remoto desde fábricas a hogares completamente domotizados y ciudades inteligentes. Las conexiones 5G son 10 veces más veloces que las 4G actuales, pero en el futuro se alcanzarán velocidades 250 veces superiores.

La batalla entre China y Estados Unidos por controlar este mercado va más allá de lo comercial. “Se trata de un tema de seguridad nacional de cada país”, advirtió ante Infobae un diplomático norteamericano. De hecho, Trump invocó el “estado de emergencia” nacional y vetó en todo el territorio norteamericano el ingreso de Huawei ya que consideró que “los adversarios extranjeros están creando y explotando vulnerabilidades en servicios y tecnologías de la información y la comunicación que almacenan y transmiten enormes cantidades de información delicada, facilitan la economía digital y respaldan infraestructura crítica y servicios de emergencia vitales”.

La advertencia de Estados Unidos prendió fuerte en Australia y en Japón, quienes también impidieron el ingreso de Huawei. En la Unión Europea empezaron a analizar sus efectos colaterales y se discute también el veto a la gigante china en el mercado del 5G. De hecho, en la reciente cumbre del G20 en Osaka, el gobierno japonés de Shinzo Abe planteó como uno de los ejes de debate el tema de la “gobernanza de datos” a nivel mundial y destacó la necesidad de “establecer reglas de juego transparentes y potentes ante el rápido crecimiento de la economía digital”.

Concretamente, el gobierno de Trump señala y, así también lo advirtió a la administración de Mauricio Macri que “entre sus objetivos clave esta el hecho de garantizar que Estados Unidos y sus socios y aliados mantengan redes seguras y confiables para reducir el riesgo de acceso no autorizado y actividad cibernética maliciosa”.

El almirante Craig Faller del Comando Sur de los Estados Unidos

El almirante Craig Faller del Comando Sur de los Estados Unidos

Según señalaron a Infobae en el gobierno norteamericano la idea de la administración Trump es “alentar a los países a que incluyan la seguridad nacional, y en particular la ciberseguridad, como una consideración clave en la evaluación de todos los proyectos relacionados con la infraestructura de telecomunicaciones y la provisión de servicios, incluidas las licitaciones para contratos públicos, la revisión de transacciones de inversión extranjera y las solicitudes de licencias de telecomunicaciones, entre otras cuestiones”.

Mensajes cifrados y directos

Mauricio Macri se reunió anteayer con Donald Trump en la cumbre del G20 en Japón. Fue un encuentro breve y donde hubo gestos de distensión entre ambos. Pero no trascendió mucho más del encuentro. Hubo mucho hermetismo de esta reunión en la comitiva oficial. En tal caso, todo lo que tenía para decir la Casa Blanca a la Argentina sobre el caso de China ya había sido mencionado antes.

En los últimos cuatro meses hubo al menos cinco visitas de peso a Buenos Aires del gobierno norteamericano y el 18 de julio llegará el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo para sumarse a una cumbre de seguridad internacional y participar del 25° aniversario del atentado contra la AMIA.

En todas esas visitas y en el mensaje que dará el canciller de Trump el mensaje hacia el gobierno argentino es el mismo que se acaba de dar, por ejemplo, en Alemania: no permitir la instalación del sistema 5G que provee la poderosa compañía china Huawei.

No sólo ello, el Secretario de Estado de Donald Trump amenazó a las autoridades alemanas con restringir la información de inteligencia que comparte como aliado si no toman medidas contra el gigante tecnológico.

El 15 de abril un grupo de legisladores norteamericanos de la Comisión de Relaciones Exteriores liderada por el diputado republicano Kevin McCarthy llegó a Buenos Aires y mantuvo encuentros con funcionarios del Ministerio de Defensa y la Cancillería además de una reunión reservada con autoridades de AMIA.

“Nuestra visita es un símbolo de la asociación duradera entre los Estados Unidos y Argentina”, dijo el diputado McCarthy. Así, mencionó que en el diálogo con la viceministra de Defensa, Paola Di Chiaro, “la discusión se centró en cómo abordar las amenazas a la seguridad colectiva que enfrenta la región, desde el espionaje chino hasta el flujo transnacional de drogas”.

El secretario de Estado de EEUU Mike Pompeo vendrá a la Argentina el 18 de julio para mantener reuniones con el Gobierno

El secretario de Estado de EEUU Mike Pompeo vendrá a la Argentina el 18 de julio para mantener reuniones con el Gobierno

El 7 de mayo, el mensaje de Estados Unidos llegó de la mano de funcionarios del Departamento del Tesoro y de ex secretarios de seguridad nacional de la Casa Blancaque se reunieron hace 10 días en Washington con una delegación de legisladores argentinos liderados por el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo y donde también estuvieron el viceministro de Hacienda Miguel Braun y el representante del Ministerio de Hacienda ante la OCDE, Marcelo Scaglione.

“En todas las charlas que tuvimos hubo una manifiesta preocupación de Estados Unidos por advertir sobre los riesgos que tendrá la Argentina si no pone frenos a las empresas de tecnología china cuando desembarque en el país la red 5G”, explicó a Infobae una destacada fuente que formó parte de la visita a Washington. La misma impresión se llevaron algunos de los legisladores que compartieron la comitiva, como el diputado opositor Marco Lavagna y sus pares oficialistas Luciano Laspina, Karina Banfi y Ezequiel Fernández Langan.

El 10 de mayo pasado la subsecretaria de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Kimberly Breier, visitó Buenos Aires y se reunió con el canciller Jorge Faurie; el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el secretario para Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo; la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y el secretario de Energía, Gustavo Lopetegui.

“Hubo un firme mensaje de Kimberly apoyo a la Argentina pero también de preocupación por lo que puede ser el espionaje chino en la región por medio de la tecnología 5G”, admitió a Infobae un funcionario del Gobierno. La embajada de Estados Unidos en Buenos Aires emitió un breve comunicado sobre esa visita en la que planteó que la funcionaria norteamericana llegaba para “promover la inversión transparente en la región”, un eufemismo para decir lo mismo que de manera directa acaba de plantear Trump en la cumbre del G20 en Japón.

Un mes después de la visita de Kimberly, el 5 de junio llegó a Buenos Aires el secretario de Estado Adjunto para la Seguridad Internacional, Christopher Ford. Este funcionario norteamericano participó de Decimoprimera Reunión Plenaria de la Iniciativa Global para Combatir el Terrorismo Nuclear (GICNT, por sus siglas en inglés) en el Palacio San Martín. Luego mantuvo un encuentro a solas con el canciller Faurie y otra reunión en la Casa Rosada con Pompeo.

“Ford nos planteó abiertamente que el avance de la tecnología 5G con Huawei a la cabeza es un tema que ya no pasa por lo comercial sino que se trata de un problema de seguridad nacional que hay que tener en cuenta ante un eventual espionaje chino“, dijo una fuente calificada del Gobierno sobre esos encuentros del secretario norteamericano en Buenos Aires.

La semana pasada, el almirante Craig Faller, comandante del Comando Sur de los Estados Unidos, visitó la Argentina y mantuvo un encuentro con el ministro de Defensa, Oscar Aguad, la cúpula de Defensa y el Estado Mayor Conjunto.

Según reconstruyó Infobae de los encuentros que mantuvo Faller en los dos días que pasó en Buenos Aires, hubo un planteo concreto del almirante norteamericano sobre dos temas de preocupación de Estados Unidos: la instalación de la estación espacial de China en Neuquén manejada por el Ejército Popular de Xi Jinping y el eventual avance de Huawei con tecnología 5G en la región.

Ayer, el jefe del Comando Sur expresó a la revista DEF algunas de estas advertencias que dejó en la Argentina. “No vengo aquí a hablar sobre China y a pedirle a la nación que haga una elección, pero sé dónde estamos parados nosotros y sé dónde se para la Argentina en cuanto a esos valores. Desafortunadamente, el pasado de China no respetó la soberanía, el imperio de la ley, la democracia ni los derechos humanos. Entonces, desde mi punto de vista, China no es un socio confiable, pero no le pido a nadie que elija”, dijo Faller. Más directo, imposible.

Desarrollo de la tecnología 5G en Argentina

Ayer, Infobaepor medio de una detallada nota de Laureano Pérez Izquierdo, destacó que China lanzó una campaña de influencia para que la tecnológica se apropie de las redes de 5G en Europa, América Latina, Oceanía, África y Asia. El hilo que une al Estado chino de Huawei es el mismo ya que por ley las empresas de aquel país tienen la obligación de acoger a un miembro del Partido Comunista Chino (PCC) en su directorio, se señaló.

Así, destacó Infobae, de lograr los permisos para expandir su propia red en gran parte del planeta, el régimen de Xi Jinping tendría acceso a infinitos datos no solo de usuarios, sino de empresas, organizaciones y hasta de Gobiernos.

Es decir, la transferencia de la comunicación 5G del país que acepte la incorporación de Huawei dejería librado al Estado chino el manejo de información sensible, datos económicos y hasta el manejo de la seguridad nacional. No será un privado con sus reglas de control y filtros legales que pueda tener sino el mismo Estado el que controlaría la información de una Nación.

Mauricio Macri y Andrés Ibarra presentaron las 10 mil becas digitales y plantean desarrollar el 5G para el 2021 en Argentina

Mauricio Macri y Andrés Ibarra presentaron las 10 mil becas digitales y plantean desarrollar el 5G para el 2021 en Argentina

En la Argentina, el desarrollo de la tecnología 5G aun está verde. El secretario de Modernización Andrés Ibarra ya pidió hacer un “analisis de factibilidad” para el desarrollo de tecnología 5G en el país.

Sin embargo, la meta aun es incierta: “creemos que sólo en el 2021 estará lista la Argentina para empezar a incorporar tecnología 5G porque recién ahora estamos terminando de cubrir todo el espacio radioeléctrico del país con el 4G”, dijo a Infobae un allegado a Ibarra.

De todas maneras, en la Casa Rosada dicen que tomaron nota de las advertencias que lanzó en reiteradas oportunidades la administración Trump sobre la invasión de Huawei y en el futuro, aseguran, se evaluará con detenimiento el tema.

Por el momento, Ibarra y su equipo se encuentran abocados a la licitación de cinco regiones para ampliar el espectro de operadores de tecnología 4G en el país y aseguran que ya está cubierto con esta tecnología el 93% de la población.

El embajador argentino en China, Diego Guelar, no cree que haya peligro alguno de espionaje chino por medio de Huawei. De hecho, el jefe de Gabinete Marcos Peñaviajó la semana pasada en Beijing por una invitación oficial y en las charlas que mantuvo con las altas autoridades de ese país no se habría abordado este tema sino que se habló de la relación blateral en términos de financiamiento e inversiones de China en el área de energía, industria, tecnología, defensa y desarrollo de una planta nuclear.

Guelar suele reiterar que la Argentina no aplicará el criterio de castigo que pide Estados Unidos para las empresas chinas. El embajador argentino se acaba de librar de tener que soportar un gran conflicto diplomático con Beijing: Meng Wanzhou, la hija del creador de Huawei que fue detenida en Canadá por haber evadido impuestos, tenía previsto venir a la Argentina dos días después de su visita a Vancouver y el gobierno norteamericano iba a pedir -como lo hizo con Canadá- por su detención.

En el futuro inmediato, la Argentina deberá definir su postura ante el avance de la tecnología 5G. El esquema del “camino del equilibrio diplomático”, como suele reiterar Macri en su análisis geopolítico de las relaciones internacionales entabladas por la Argentina, con China y Estados Unidos al mismo tiempo puede que llegue a su fin. O al menos que el Presidente tenga que elegir entre una y otra vía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s