El bloqueo comercial chino a la soja estadounidense llegó para quedarse: “Es un error enorme creer que estamos ante un fenómeno de corto plazo”

el

Fuente: valorSoja

“Tanto en la presente campaña como en las futuras las importaciones chinas de poroto de soja estadounidense serán nulas. Es un error enorme creer que estamos ante un fenómeno de corto plazo”.

Así lo indicó hoy el economista y consultor internacional William W. Wilson, profesor emérito del Departamento de Agronegocios y Economía Aplicada de North Dakota State University, durante una conferencia organizada por Nóvitas en la ciudad de Buenos Aires.

“Ya a fines  del año pasado los chinos habían comenzado a ponerse más exigentes en lo que hace al nivel de proteína y requisitos fitosanitarios del poroto de soja proveniente de EE.UU. Puede decirse que ahí se registró el primer antecedente de la actual guerra comercial”, expresó Wilson en referencia a la interrupción de las compras motivadas por el arancel adicional del 25% implementado en julio pasado contra la soja estadounidense.

El consultor estadounidense explicó que los mayores importadores chinos han comenzado a comprar poroto de soja en orígenes no convencionales  –como África y Rusia– al tiempo que iniciaron gestiones para proveerse de fuentes de harinas proteicas alternativas (como pellet de colza canadiense o pellet de girasol ucraniano).

Wilson dijo que, si bien las autoridades rusas tienen en sus planes promover la producción de soja en su territorio con el propósito de abastecer al mercado chino, existen limitaciones tecnológicas, logísticas y culturales que hacen que ese objetivo no pueda cumplirse en el mediano plazo. “Para que Rusia pueda constituirse en un competidor de cierta importancia, se requerían al menos diez o doce años”, proyectó.

Wilson además explicó que, si bien el secretario de Agricultura de EE.UU., Sonny Perdue, anunció un paquete de ayuda a productores estadounidenses afectados por la guerra comercial con China (que en el caso de la soja es del orden de 60 u$s/tonelada), el mismo viola el nuevo acuerdo comercial firmado recientemente entre EE.UU. con México y Canadá.

“En el marco del nuevo acuerdo comercial firmado por EE.UU. con sus socios regionales (México y Canadá), no es legal abonar un subsidio de semejante tamaño a los productores estadounidenses. En algún momento el gobierno de Donald Trump va a tener que reconocer que ese monto de subsidios no va a poder distribuirse en esa magntitud”, advirtió.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s