América Latina supliría 20% de las ventas a China

el

Fuente: La Republica

América Latina cosechó, por más de una década, los frutos de la escalada de precios de las materias primas y el incremento de la demanda de productos por parte de la gigante asiática: China. Sin embargo, hoy esta primavera comercial parece haberse terminado.

En agosto, las importaciones chinas de commodities cayeron  13,8% interanual, teniendo a la soja (18,1%) y el carbón (18%) como los insumos más afectados. Los especialistas han sugerido que con esta coyuntura, los países de América Latina deberían mirar a sus vecinos y fortalecer su comercio intraregional.

No obstante, vender a los países de la región supondría una pérdida de cerca de 80% de las ventas actuales.

Así lo confirmó Mauricio Muñoz, presidente de Asia Investment and Services Group al explicar que “aunque Colombia tiene numerosos tratados comerciales con varios países de la región, pensar en exportar los productos que hoy le vendemos a China a los demás estados vecinos, representaría la sustitución de solo 20% del total de la demanda anual que hace China, en estos productos”.

El experto aseguró que la relación comercial con el gigante asiático es tan fuerte y dependiente que “el mercado regional no va suplir la demanda de materias primas que nos hace China ni siquiera en los próximos 20 años”.

Todo esto significaría que  los países de la Alianza del Pacífico pasarían de exportar más de US$41.962 millones a China, para  vender US$8.392 millones en materias primas a sus pares del continente.

Ricardo Mosquera, experto en Asia Pacífico y rector de la Universidad Autónoma de Colombia, también señaló la complejidad de suplantar este mercado. “Es muy difícil pensar en reemplazar la demanda de China por un comercio regional porque los mercados latinoamericanos son muy pequeños y poseen productos muy similares que son en gran medida commodities”, dijo el experto, quien además sostuvo que “quizás la excepción podría ser Brasil, ya que ha podido desarrollar algo de tecnología”.

En cuanto a las exportaciones del gigante asiático a agosto,  se registró un desempeño levemente mejor de lo esperado bajando 5,5%, en comparación con el dato de agosto en 2014.

Balance de las materias primas
Según un reporte de la Administración General de Aduanas de China, los envíos de hierro cayeron más de lo esperado en agosto con una baja de 14%. Esto, después de alcanzar en julio su nivel más alto de este 2015.

Del lado del petróleo, las importaciones alcanzaron 6,26 millones de barriles, lo que representa una baja de 13,4% en comparación con el mes anterior.

La soja, que había alcanzado un máximo histórico de 7,78 millones de toneladas importadas en julio, se precipitó en caída libre en agosto, y se desplomó a 18,1%. Esta volatilidad en el comercio de la semilla, se sustenta en el hecho de que China compra más de 65% del producto del total que se comercia internacionalmente. Brasil y Argentina, principales productores de soja, siguen siendo los más damnificados.

Entre enero y agosto de este año, las exportaciones uruguayas a China cayeron 13,6% en el período interanual, lo que significa que 19,1% de los productos se han visto afectados. La situación empeora si se tiene en cuenta que la nación asiática, es el destino número uno de las exportaciones uruguayas, pues pasó de recibir 5% de las colocaciones nacionales en 2001 a 16,7% el año pasado.

Por su parte, las importaciones chinas de cobre, vinculadas con la economía chilena, se mantuvieron reguladas en 350.000 toneladas. A pesar de la aparente estabilidad, en lo que va corrido del año, el metal rojo ya acumula una depresión de 8,1%.

Según las estimaciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), se proyecta que el valor de las exportaciones de bienes de la región en su conjunto disminuirá casi 7% durante este año, respecto del valor registrado en 2014. Esto sería el resultado de un aumento de los volúmenes exportados de 4% y una caída de los precios de casi  11%.

¿Cuáles son las soluciones? Según especialistas, en momentos en que los rivales domésticos también reducen los precios en un intento por mantener las ventas en los próximos meses, y donde crecen las probabilidades de que hayan nuevos descensos en los precios de las materias primas, la única posibilidad es buscar socios comerciales alternativos.

De acuerdo con Mosquera, Europa ofrece buenas oportunidades ya que “a pesar de que presenta remanentes de crisis, tiene una alta demanda interna de productos”. El experto considera que además de esta medida “es necesario diversificar la canasta exportadora y potenciar sectores como el manufacturero y el agroindustrial”.

Ante estas desalentadoras perspectivas en las importaciones y exportaciones chinas, la única buena noticia viene de Wall Street, que ayer abrió al alza con la esperanza de que el Gobierno  chino realice nuevos estímulos monetarios para detener el rebote en las bolsas.

Crece inquietud sobre crecimiento económico
Las importaciones chinas se contrajeron por décimo mes consecutivo y están reflejando un declive en los precios de las materias primas globales a su vez que demuestran una demanda doméstica débil. A raíz de esto, los inversionistas globales estarán revisando los datos chinos de crecimiento, aunque la mayoría de los economistas esperan una desaceleración gradual y prolongada. El desplome en la bolsa local y la devaluación inesperada del yuan han aumentado las preocupaciones sobre la estabilidad del país.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s