Por China y Brasil, usarán reservas y buscan otro swap

el

Fuente: Ieco

Dupla. El Banco Central “pisa” el dólar y en Economía reconocen “una crisis internacional”. /Archivo

El cimbronazo financiero que sacude por estas horas a Brasil y China preocupó al Gobierno que yaF evalúa el daño colateral que podría acarrear para Argentina. Ambos países son los principales socios comerciales (ver más en ‘Brasil-China…’). El dólar volvió a subir ayer en Brasil y el real tocó su mínimo valor en 12 años. En Shanghai, mientras tanto, los mercados se desplomaron. Según pudo saber Clarín, en caso que persistan las turbulencias el equipo económico está dispuesto a perder reservas para así evitar una suba del precio del dólar en la plaza local. Algo ya se vio en las últimas dos jornadas: el Central se desprendió de unos US$ 100 millones. Para compensar esa eventual pérdida de divisas, el Gobierno complementaría su acción con otro plan: activar un nuevo tramo del swap en diciembre. Hay preocupación por la desaceleración china.

Desde el equipo económico coinciden en que la abrupta devaluación del real de los últimos días complica la reactivación local. Por eso hay una decisión tomada: el Gobierno no aceptará tomar medidas poco simpáticas para el electorado, como una abrupta suba del dólar para compensar la pérdida de competitividad. No al menos hasta octubre.

En el mercado financiero coinciden en que la depreciación del real suma más presión al precio del dólar en Argentina. En el último año, mientras el real se depreció 35%, el peso lo hizo 11%. Por eso se dice que el dólar en la Argentina está atrasado y últimamente se recalentaron el blue, el contado con liqui, el dólar ahorro y el dólar bolsa.

Ayer, la autoridad monetaria vendió US$ 50 millones para abastecer la demanda. En dos días se desprendió de casi US$ 100 millones para evitar que el dólar oficial subiera, pero aun así escaló dos centavos a $9,19. Y también sigue interviniendo para contener el dólar en la Bolsa y contratos a futuro.

“¿Van a acelerar el ritmo de devaluación?”, preguntó Clarín a una fuente oficial. “La flotación administrada se mantendrá en estos niveles convergentes con la trayectoria de los precios. Una devaluación fuerte no es salida, porque impacta directo en los precios. Ya tuvimos la experiencia de enero de 2014”, respondió.

En el Banco Central, en tanto, miran de cerca lo que sucede en el mercado chino. Una eventual caída en el precio de los commodities, especialmente la soja, significaría menor entrada al país de dólares. Pero a su vez, según pudo saber Clarín, el equipo económico está listo para usar el as bajo la manga: activar antes de diciembre un nuevo tramo de swap con China para robustecer las reservas monetarias. En el gabinete económico desestiman que Brasil frene el swap por los vaivenes financieros de los mercados asiáticos. Sin embargo, el banco central chino usa sus fondos para controlar las distorsiones actuales: rebajó las tasas de interés a un mínimo histórico e inició un gigantesco programa de compras de acciones. En el BCRA reconocen que no hay una meta de reservas para fin de año, pero Vanoli aspira a mantener su posición en el BCRA con el próximo gobierno y busca impedir a toda costa una sangría desmedida.

En el Palacio de Hacienda, dicen que la situación local está bajo control. “No es verdad que China esté en una gravísima crisis, o que Brasil esté hundido. Lo que pasa es que hay una crisis internacional que viene desarrollándose desde 2008”, dijo ayer el ministro de Economía, Axel Kicillof. “Tenemos que una batería de instrumentos”, agregó para luego citar los programas Ahora 12 y Precios Cuidados. El jefe de gabinete, Aníbal Fernández, afirmó ayer que se tomarán medidas “para que las empresas no sientan un impacto inmediato”.

En caso que se agrave la turbulencia en China, el costo de convertir la moneda china en dólares podría aumentar. “Si el swap no sale no hay costo, pero si se ‘mueve’ a otro lado entra en juego la tasa libor china y el spread entre monedas”, dijo a Clarín una fuente oficial.

En Economía reconocen “una crisis internacional”
Ayer, el ministro de Economía, Axel Kicillof, se jactó que ya había previsto que las turbulencias sobre los mercados emergentes se materializaran. Sin embargo, admitió que “no era obvio” que la recuperación industrial de la Argentina, “iba a salir cuando Brasil tiene problemas y cuando China tiene problemas”. Kicillof enumeró las medidas que tomó el Gobierno para salir adelante.

El Banco Central “pisa” el dólar
En la autoridad monetaria siguen de cerca lo que sucede en China y por ello preparan para diciembre un nuevo swap con el Gigante Asiático. Eso permitiría compensar una eventual pérdida de reservas en caso que Argentina las utilice en los próximos meses para enfrentar la devaluación del real y las perspectivas negativas sobre la economía de Brasil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s