“Importaciones de acero desde China están perjudicando el intercambio entre los países de América Latina”

el

Fuente: Alacero

acero areghntina indec

Santiago, Chile, 15 de julio, 2015. Entre el 12 y 14 de julio tuvo lugar el 26° Congreso Brasilero del Acero, donde líderes de la industria siderúrgica y su cadena productiva, políticos y economistas brasileños e internacionales debatieron sobre el mercado del acero en uno de sus momentos de mayores desafíos y volatilidad.

Uno de los principales temas abordados fue el impacto de las importaciones desde China en América Latina. “Es impresionante el crecimiento de China en los mercados latinoamericanos”, destacó Martín Berardi, Presidente de Alacero en su presentación durante el Congreso. El mundo experimenta un exceso de capacidad de acero de 719 millones de toneladas, de las cuales 417 se encuentran en China.

“El acero subsidiado de China pone en riesgo el empleo de miles de latinoamericanos”, sostuvo Berardi, quien aprovechó su alocución para comentar la Carta Abierta publicada por Alacero y otras 7 asociaciones siderúrgicas de la región el pasado lunes 13 en periódicos de varios países latinoamericanos, y en la que se hace un llamado a los gobiernos de la región solicitando medidas urgentes para asegurar el comercio leal y la justa competencia en la región. América Latina reciba cada vez más acero en condiciones de comercio desleal, que no cumplen las reglas de la OMC (Organización Mundial de Comercio).

Con precios subsidiados y dumping, China está desplazando a los productores locales de acero y de toda la cadena metalmecánica. Hace 5 años, el acero importado desde China representaba el 6% del consumo. Actualmente, más que duplica su participación, llegando al 13%. Poniendo como ejemplo la evolución de la balanza comercial de manufacturas de origen industrial entre Argentina y Brasil y entre Argentina y China, Berardi ilustró cómo las importaciones desde este último país están perjudicando severamente el comercio intrarregional.

Hace solo 10 años, Argentina tenía un desbalance que favorecía a Brasil por 5.500 millones de dólares. En 2015, este se redujo a 1.100 millones. Durante el mismo período, China avanzó desde 2.000 millones a 9.200 millones de dólares en el déficit comercial de Argentina. (Ver Gráfico)

Este es un problema que no solo afecta a América Latina. Sin embargo, “otros países parecen más determinados en hacer cumplir las reglas de la OMC”. En su presentación, Martín Berardi, mostró que actualmente en los países del NAFTA existen 39 acciones antidumping vigentes en productos siderúrgicos contra China.

En América del Sur y Central, en tanto, solo 15. Para Berardi, la situación exige urgencia y prioridad por parte de los Gobiernos, con acciones como: inspección efectiva para evitar contrabando y evasión de cuotas antidumping; iguales requisitos de calidad a productos nacionales e importados; aplicación efectiva de todos los instrumentos previstos por la OMC; exigir que China y sus Empresas del Estado actúen en condiciones de mercado.

Finalmente, enfatizó que China “no debe ser reconocida como economía de mercado. La formación del exceso de capacidad en su industria siderúrgica confirma que sus empresas no operan bajo las reglas de mercado, sino que responden a una economía centralmente planificada”. Situación Siderúrgica en Brasil A lo largo del congreso varias fueron las presentaciones en referencia al mercado brasilero. Marco Polo de Mello Lopes, Presidente Ejecutivo del Instituto Aco Brasil, comentó que “el Instituto proyecta una producción de acero crudo de 32,8 millones de toneladas en 2015, una caída de 3,4% versus 2014.” Las ventas domésticas caerán también 15,6% en relación a 2014.

“Y se estima que el consumo aparente de acero llegará en 2015 a 22,3 millones de toneladas, un 12,8% por debajo del nivel de 2014, ubicándose en niveles similares a los registrados en 2007”. Por su parte, las exportaciones alcanzarán los 4 millones de toneladas, creciendo 0,8%. Marco Polo de Mello Lopes señaló además que como consecuencia del bajo nivel de utilización actual (que ronda el 70%), “entre junio de 2014 y junio de 2015, se perdieron 11.200 puestos de trabajo en el sector, varias unidades de producción tuvieron que ser detenidas, y se suspendieron inversiones por acerca de 2.100 millones de dólares.”

“El deterioro del escenario político-económico nacional fue determinante en el deterioro del desempeño verificado en la industria brasilera del acero durante este año, así como de sus sectores usuarios”. Debido a la actual coyuntura, el mercado doméstico se redujo, agudizando aún más las dificultades que la industria nacional acarrea desde hace varios años debido al conocido “Costo Brasil” (mayores costos de energía, fiscales, por tipo de cambio, de capital y logísticos frente a principales competidores internacionales).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s