El ingreso de divisas generado por la exportación argentina de derivados de lactosuero descendió casi un 30% por la pauperización de la demanda china

el

Fuente: Valor Soja

En los primeros cinco meses de 2015 se declararon ventas externas de derivados de lactosuero (subproducto de la elaboración de quesos) por un volumen de 28.134 toneladas a un valor FOB total de 46,2 millones de dólares. En enero-mayo de 2014 se habían registrado exportaciones por 30.012 toneladas a un valor de 65,5 millones de dólares.

La principal causa de tal caída se explica por una desaceleración de la demanda china de productos de mayor valor agregado. En los primeros cinco meses de este año se declararon ventas de 14.456 toneladas a la nación asiática a un precio FOB promedio ponderado de 1226 u$s/tonelada versus 10.206 toneladas a 2198 u$s/tonelada en el mismo período de 2014. Es decir: los importadores chinos compraron –en volumen– un 41% más, pero a un valor FOB promedio 44% menor.

Además de una caída del poder de compra de la clase media china, la nación asiática tiene –según estimaciones del USDA– un sobrestock del orden de 300.000 toneladas de leche entera en polvo (producto de importaciones sobredimensionadas en 2014). Por ese motivo no se espera una recuperación de la demanda china hasta bien entrado el año 2016.

Sin embargo, China sigue siendo el principal comprador del producto argentino con un 38.2% de las divisas generadas en enero-mayo de este año, seguido por Brasil (20.7%), Indonesia (16.0%), Chile (7.4%), Tailandia (2,7%) y Filipinas (2.6%), entre otros mercados (ver planilla).

En el segmento más bajo de la gama de derivados se ubica el permeado de suero de leche (que contiene fundamentalmente lactosa y sales minerales). En el siguiente escalón se ubica el suero dulce (11-12% de proteína con alrededor de un 10% de sales minerales), seguido por el lactosuero desmineralizado al 40% ó D40 (mismo nivel proteico que el anterior pero con un 6% de sales).

El siguiente derivado en el ranking es el D90 (menos del 1% de sales con proteína del 11-12%), que suele emplearse como sustituto de la leche en polvo en diversos procesos industriales de la industria alimenticia.

Luego se ubican las proteínas concentradas de suero (WPC por sus siglas en inglés), cuyo valor comercial depende del nivel proteico (por ejemplo: 40%, 60% u 80%). El siguiente puesto es para la proteína aislada de suero (WPI), que contiene un nivel proteico superior al 90%.

Un porcentaje minoritario de las ventas de derivados corresponde a proteínas lácteas funcionales diseñadas para satisfacer los requerimientos de clientes específicos. Por ejemplo: a fines de mayo pasado Arla Foods Ingredients Argentina (sociedad integrada por la dinamarquesa Arla Foods y SanCor) declaró una venta a Chile de 4,8 toneladas de la proteína láctea concentrada Nutrilac BK 7608 a un valor de 11.413 u$s/tonelada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s