Este viernes se firmaría el traspaso de la Citrícola Ayuí de Concordia a capitales chinos

el

Fuente: CN24

Urribarri-Chinos-acuerdo1

La crisis cada vez más profunda de la empresa Citricola Ayuí que a fines del año pasado tenía en un cálculo estimativo, alrededor de 30 millones de pesos librados en cheques cuyos tenedores no los podían cobrar por falta de fondos, parece estar llegando a su fin. Del mismo modo podría estar llegando a su fin la angustia de los casi 1300 trabajadores que a fines de año protestaban por la situación de la empresa en relación a su futuro laboral.

Trascendió que este viernes se firmaría el acuerdo de refinanciación para el traspaso de la empresa Citricola Ayuí a capitales chinos. De hecho, ese mismo día el ministro Jorge Capitanich anunció reunión con la UIA para informar sobre esos acuerdos.

En efecto, dos de los participantes en la reciente reunión de gabinete ampliado que tuvo a Sergio Urribarri como protagonista, contaron a Diario Junio que la reunión comenzó con un desglose de los resultados del viaje a la República Popular China. En ese marco el gobernador adelantó que el viernes se firmaría el acuerdo de refinanciación de la deuda bancaria que tienen los dueños actuales de Citricola Ayuí.

La firma de esos acuerdos y el traspaso de la empresa a una compañía China no es menor. Los actuales accionistas, entre ellos, el principal, Francisco De Narváez (dirigente político bonaerense), habían fundido esta empresa poniendo en peligro la fuente laboral de cientos de trabajadores.

De hecho, un diario local entrevistó en diciembre pasado al delegado gremial, Mario Cardozo quien trabaja en la empresa desde hace 25 años. Ingresó en 1989, cuando se inauguró la planta en Villa Zorraquín. “Somos trabajadores temporarios. Este año empezamos la temporada en marzo cosa que antes empezábamos a fines de febrero y desde octubre estamos parados sin poder trabajar”, dijo y agregó: “Una vez terminada la exportación, habitualmente seguíamos trabajando para el mercado interno. Pero este año (2014), por la carencia de insumos y la falta de pagos a proveedores forzaron a la suspensión del trabajo. Nos decían otra cosa pero sabíamos que era por eso. No había insumos, no se podía mandar la fruta, no se podía pagar a los fleteros para que salgan a buscar la fruta a las quintas para enviar a Buenos Aires hasta que llegamos a esta instancia”.

Se asegura que los exportadores ven con buenos ojos este acercamiento a los chinos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s