“Relaciones Carnales”: China se asegura alimentos, minería, visas, canal de TV y hasta un centro espacial

el

Fuente: Iprofesional

En su visita a esa nación, la Presidenta cerró gran cantidad de acuerdos que profundizarán la presencia asiática. Esto disparó el alerta en industriales y en cámaras empresarias, que ya temen por el desplazamiento de la industria nacional y advierten por la llegada de mano de obra oriental“Tango 01. Hace unas horas partimos de República Popular China. Muy contentos con los resultados”.

“Finalizamos, sin duda, una visita de Estado de las más importantes que hemos realizado. Ah! Me olvidaba. Te acordás que me fui en silla de ruedas. Bueno, gracias a Dios me recuperé en China y vuelvo caminando“.

Así de entusiasta se mostró Cristina Kirchner tras su visita a ese país.

Como un revival de las polémicas “relaciones carnales” con los Estados Unidos -que se diera en la época de Carlos Menen-, la visita de la Presidenta confirma la decisión del kirchnerismo de profundizar el romance con el gigante asiático.

“La Argentina es una fuente inagotable de oportunidades”, expresó exultante a funcionarios y ejecutivos de la nación oriental, a los que le pidió abiertamente que miren el atractivo que ofrecen estas tierras.

Por cierto, esto no es ninguna novedad para ellos, ya que conocen como pocos las riquezasdel suelo argentino. No por nada, tal como diera cuenta iProfesional ya están presentes -de modo directo o indirecto- en la mayoría de las provincias argentinas.

De modo tal que esta visita de la mandataria no hace otra cosa que facilitarle a la nación oriental una mayor penetración en el país.

China Nac&Pop
Tal como viene dando cuenta este medio, el gigante ya viene concretando operaciones de gran envergadura con la intención de hacerse de recursos clave que necesitará en esta y en las próximas décadas.

En este contexto es en el que debe entenderse el avance de la estatal COFCO, que ya se quedó con el 51% de Nidera, una multinacional con base en la Argentina que ocupa el cuarto lugar en el podio mundial de producción de granos.

De este modo, China dio tiempo atrás un paso importante en su plan de incorporar a su cartera de compañías una productora directa de insumos para la elaboración de aceites y harinas.

Pero esto es apenas un eslabón de la cadena. Además, desembarcó en el negocio de lamodificación genética de cultivos que es, para muchos expertos, la industria del futuro en materia de producción de alimentos.

En este viaje se firmaron acuerdos de exportación a ese país de productos como carne, uvas y miel.

Se planteó la apertura del mercado de carne enfriada. Los funcionarios detallaron que ya entregaron a las autoridades asiáticas los informes del Senasa y la documentación que da cuenta de la calidad de este producto.

Además, recalcaron que la exportación de manzana y peras “se encuentra abierta y en noviembre se abrió el mercado de sorgo“.

Petróleo se busca

En materia energética, uno de los movimientos que deja de manifiesto las intenciones del gigante asiático es el acuerdorubricado por Sinopec con YPF.

El pacto en el que avanzaron ambas firmas es para la explotación de hidrocarburos no convencionales en Vaca Muerta, si bien la compañía china ya participa en yacimientos de petróleo y gas en Santa Cruz, Chubut y Mendoza.

También, los orientales ya tienen un marcado protagonismo en la extracción de crudo a través de Bridas, la empresa que domina los movimientos de Pan American Energy (PAE).

La china CNOOC (una de las más importantes del mundo) se hizo del 50% de la controlante de PAE en 2010, previo desembolso de u$s3.100 millones.

Rumbo al espacio desde el sur
Del petróleo al dominio del espacio aéreo, sin escalas. Ya hacia fines de 2014, la polémica en torno a los movimientos de China en la Argentina se basó en la instalación de una estación espacial en Bajada del Agrio y Las Lajas, provincia de Neuquén.

Desde que fuera anunciada, no han faltado las voces que sembraban dudas respecto del carácter “civil” de la misma.

En varias oportunidades se denunció que, una vez terminadas las instalaciones, en realidad operará como una “base de rastreo de misiles nucleares y escaneado de comunicaciones”.

Mano de obra asiática
Con el tópico “materias primas argentinas” en expansión, China ahora busca hacer pie en un aspecto apenas observado por los analistas: el desembarco de empresas de la construcción, como así también de ingenieros y técnicos orientales.

El plan se complementa con préstamos de esa nación para la ejecución de mega obras.

Fernando Vilella, ex subsecretario de Asuntos Agrarios de la provincia de Buenos Aires, dio cuenta a iProfesional de este movimiento estratégico: “Hacia fines de esta década, China va a contar con unos 20 millones de ingenieros y técnicos. Necesariamente tiene que buscar alternativas para ocupar toda esa mano de obra calificada”.

“Sólo en 2014 ingresaron a las universidades chinas más de 4 millones de estudiantes, de los cuales el 40% son de ramas de ingeniería. No es casual que se interesen por las obras fuera de su país”.

En este sentido, uno de los anuncios en los que el Gobierno K puso más énfasis es que la nación oriental aportará la tecnología necesaria para la construcción de dos nuevos reactores nucleares en estas tierras.

Al mismo tiempo, se dio el puntapié inicial para las obras de las represas hidroeléctricasNéstor Kirchner y Jorge Cepernic (u$s4.500 millones) financiadas por dos entidades chinas y cuya construcción ganó el también grupo oriental Gezhouba.

Además, se sumaron acuerdos sobre la Cooperación en el Proyecto de Construcción de unReactor de Agua Presurizada.

“El país es una fuente inagotable para hacer inversiones”, recalcó Cristina, que le ofreció a lascorporaciones estatales chinas importantes yacimientos mineros, especialmente de litioy potasio. Uno de ellos es el de Mendoza, tras la salida de la brasileña Vale.

Visas para todos y todas
A lo anteriormente mencionado, debe sumarse las facilidades que el Estado otorgará para que los ciudadanos chinos puedan hacerse de visas argentinas.

En concreto, habilitará a los asiáticos con permiso de trabajo a “realizar cualquier tipo de actividad lucrativa en igualdad (y competencia) que los argentinos”.

Al respecto, el analista Marcos Leonetti afirma: “China, en aquellos países en los que pisa fuerte, usa muy poca mano de obra local. Traslada a todos sus profesionales calificados. En naciones como Argentina invierten para asegurarse los insumos que va a necesitar”.

“Las inversiones asiáticas nunca son al azar y siempre se realizan bajo un sentido estratégico. Por la riqueza natural, Argentina y la región hoy son clave para lo que será su movimiento económico dentro de 20 o 30 años”, asegura el analista internacional Jorge Castro.

“Está reciclando su espectacular superávit. Y lo hace mediante compras de todo tipo: desdeempresas de desarrollo tecnológico en Estados Unidos hasta productoras de materias primas y energía en América latina. También está invirtiendo en logística. Prueba de ello es la decisión de avanzar con una alternativa al canal de Panamá”, especifica.

Temor por la mano de obra local
Desde la Unión Industrial Argentina ya dejaron plasmados sus temores y preocupaciones.

Afirman que la experiencia internacional muestra que en acuerdos similares rubricados con otros países de América Latina y África, “terminaron generando procesos de desindustrialización, sin resolver los problemas estructurales del mercado de trabajo”.

Las nuevas “relaciones carnales” tampoco pasan inadvertidas para empresarios del interior.

En la zona oeste del país -principalmente en Mendoza-, la industria metalmecánica estápreocupada por el avance oriental en la concreción de obras nacionales.

Fuente de este sector sostienen que esta es una de las razones por las cuales la actividad estáatravesando una crisis que ha terminado con 1.000 puestos de trabajo y que mantiene en situación complicada una gran mayoría de las 600 empresas que trabajan en el área.

Desde la Asociación de Industriales Metalúrgicos (Asinmet) señalan que “los acuerdos binacionales dejarán fuera de juego a la industria nacional que, por una cuestión de costos y de tamaño, no podrá competir”.

“El ingreso de los chinos es visto como una destrucción de empresas locales. Es imposible competir. No alcanzamos a entender cuál es la necesidad de firmar tantos convenios, que terminarán trayendo pobreza, cierre de compañías y pérdida de nuestras capacidades de desarrollo”, se queja Julio Totero, titular de Asinmet.

Por el lado de los exportadores, también surgen voces críticas. La Cámara que los nucleapidió a Diputados que realice una audiencia pública en la que se den a conocer los alcancesde los convenios que se están rubricando.

Industriales argentinos, en alerta
Desde la Unión Industrial Argentina advierten que el Convenio Marco de Cooperación en Materia Económica y de Inversiones contiene cláusulas de “enorme riesgo para el desarrollo”.

Sus representantes señalan que al otorgarle a China condiciones preferenciales, “se excluiríade forma manifiesta la provisión local de bienes y servicios argentinos“, al tiempo que remarcan que se desplazaría la mano interna.

Según la UIA, estos convenios traerán “consecuencias a largo plazo” y “requieren de mayores niveles de transparencia de la información”.

A modo comparativo, destacan que Brasil no ha otorgado ninguna de estas facilidades a China cuando firmó en 2014 pactos de cooperación similares. Al mismo tiempo, recalcan que en la nación vecina las condiciones de los acuerdos suscriptos fueron dadas a conocer previamente a la opinión pública.

Como parte de los pactos, se incluye la posibilidad de adjudicación directa de proyectos de infraestructura a cambio de financiamiento provisto por capitales asiáticos.

Esto, a entender de los empresarios, “excluiría de forma manifiesta la provisión local debienes y servicios argentinos”.

Desde la UIA advierten sobre otro aspecto clave: la contratación de mano de obra de origen chino, que será bajo las mismas condiciones que la de los ciudadanos locales (art. 6), lo que desplazaría a empleados argentinos.

Acuerdos y más acuerdos
Desde su arribo a China, Cristina Kirchner y su par oriental, Xi Jinping, han firmado convenios de todo tipo: de cooperación en materia alimentaria, turística, cultural, salud, científica, deminería, nuclear, de comunicaciones, de actividades espaciales e informativas.

Incluso también se acordó que la televisión estatal china pueda transmitir su señal en Argentina, tal como lo hace Russia Today tras el entendimiento entre la Presidenta y Putin.

También se concretó un acuerdo para instrumentar actividades de cooperación con la Cámara de Comercio Argentina-China para el aprovechamiento de los recursos mineros nacionales.

En tanto, se pactó la promoción, desarrollo e inversión tendientes a la explotación de oro y metales no ferrosos en Argentina.

El ministro de Planificación, Julio De Vido, encabezó la firma del convenio para el desarrollo delproyecto eólico El Angelito, de 200 megavatios (u$s 435 millones), que será financiado con capitales asiáticos.

Como si esto fuese poco, y como prueba del interés oriental por la obra pública local, grupos chinos hasta construirán acueductos en Entre Ríos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s