La Argentina estrecha vínculos con Rusia y China

Fuente: Acercando Redacciones

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La presidenta Cristina Kirchner recibirá en julio y con pocos días de diferencia a dos peso pesado de la geopolítica mundial, sus pares de China, Xi Jinping y de Rusia, Vladimir Putin, quienes vendrán a Buenos Aires en plan de desarrollar visitas de fuerte contenido político y económico.

Así lo indicaron a NA fuentes diplomáticas y vinculadas con la organización de esos viajes, las que subrayaron la sintonía actual en las relaciones de Buenos Aires con Beijing y Moscú.

Cada visita tendrá una densa agenda propia pero le servirán al Gobierno para exhibir el respaldo de buena parte de la comunidad internacional con la Argentina en el pleito con los fondos buitre, especialmente del mundo emergente, ya expresada por el grupo G77 + China, la Celac, la Unasur y el Mercosur.

Putin llegará el sábado 12 de julio antes de partir a Fortaleza, Brasil, para la cumbre de los BRICS, que comenzará dos días después, mientras que Xi lo hará una vez concluida esa reunión de los principales países en desarrollo, el 19.

Además, tal como anticipó NA, el Gobierno argentino les pedirá a los países integrantes del BRICS -Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica- créditos para financiar obras energéticas postergadas, por al menos U$S 10.000 millones, ante las dificultades para conseguir financiamento internacional.

Hasta Fortaleza podría ir también Cristina Kirchner, luego de haber sido invitada de manera unilateral por Rusia, aunque esa presencia no estaba completamente definida.

Al parecer el canciller ruso Sergei Lavrov se apuró en comunicar esa invitación por Twitter luego de reunirse con su par Héctor Timerman, aunque lo cierto es que Brasil aún no formalizó el convite para la Argentina en condición de “observador” y ahora lo haría junto al resto de los países de la Unasur.

Rusia necesita mostrar cobijo internacional en plena tensión con Estados Unidos y Europa por la situación de Ucrania y en el Gobierno argentino reconocen que este acercamiento genera cierto debate porque tiene sus pro y sus contras.

Como sea, la llegada de Putin es un aliciente político y permite avanzar en las políticas de diversificación comercial, nuclear y energética. Según detalló recientemente el embajador ruso en Argentina, Victor Koronelli, el jefe del Kremlin viene a promover un plan de desarrollo de energía nuclear con el país; la explotación de yacimientos de cobre en San Juan; y el eventual equipamiento de material militar ruso a la Argentina.

Moscú también está interesado en que participen empresas rusas en la licitación de la represa Chihuido, sobre el río Neuquén; y en la venta de camiones y trolebuses rusos a la Argentina.

Una semana después desembarcará el mandatario chino Xi Jinping, a diez años de la recordada visita de su antecesor Hu Jintao durante la Presidencia de Néstor Kirchner.

Según pudo averiguar NA de fuentes diplomáticas de ambos países, como en aquella oportunidad se prepara una visita “histórica”, que incluirá anuncios y un plan de acción conjunta.

Xi llegará el sábado 19. A primera hora de la tarde tendrá un encuentro con Cristina Kirchner en la Casa Rosada, donde firmarán convenios políticos y comerciales, luego será agasajado con un show folklórico en Luján y finalmente será huésped de una cena de honor que se organizaría en la Cancillería.

Deja un comentario

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑

A %d blogueros les gusta esto: