Brasil: «En Vale, hay un antes y un después de la relación con China»

Fuente: Xinhua

«En Vale, hay un antes y un después de la relación con China», explicó José Carlos Martin, director ejecutivo de Hierro y Estrategia de la compañía minera brasileña Vale en una entrevista a Xinhua.

«China es el mayor mercado para Vale de hierro. Este año exportaremos a China unos 150 millones de toneladas de hierro. Es nuestro principal mercado», subrayó el director ejecutivo de Estrategia de Vale, la mayor fabricante y exportadora de hierro del mundo.

Martin destacó que además de exportar hierro a China, Vale «también adquiere muchos insumos de China» y recordó que el país asiático «es hoy uno de los principales productores de equipamientos para nuestros planos de expansión, ya sean equipamientos para la minería, de patio, de mover minerales, de cargamento de navíos…».

Afirmó que «la colaboración de Vale con China es muy positiva, no vemos apenas China como un mercado, la vemos como una oportunidad de inversiones con estas asociaciones y como una fuente de abastecimiento de equipamientos e insumos para nuestras operaciones».

En términos de medio ambiente, el director ejecutivo de Hierro y Estrategia de Vale valora el hecho de que los dos lados coincidan en una apuesta clara por contaminar menos.

«Lo que estamos intentando desarrollar hoy en Vale es un producto de hierro que sea más adecuado para controlar la cuestión ambiental, un mineral que exija menos carbón para ser procesado, lo que reduce la emisión de carbón, y que contamine menos a la atmosfera. Esperamos contribuir en el futuro al medio ambiente con un producto menos contaminante. También con los navíos, supermodernos, que reducen la emisión de carbono en un 35%», dijo Martin.

Martin consideró asimismo que el comercio es la mejor forma de superar las diferencias culturales entre China y Brasil.

Consideró que «cada industria brasileña debe integrarse más con la industria china. Creo que hay espacio para una integración industrial mayor. China no es un mercado cerrado, pero tiene que ser competitivo, un producto de calidad, coste menor, y atender el gusto de la población local, como sucede con los productos chinos que llegan a Brasil, que están en portugués bien escrito, etc…».

«La gran barrera entre Brasil y China es que somos países muy distantes y diferentes culturalmente, y esto dificulta la aproximación. Yo, por razones de comercio me involucro mucho con China y esto contacto me hizo entender muchas cosas de China que al principio no entendía, porque si nos quedamos aquí mirando a China y los chinos se quedan allá mirando Brasil, sólo vemos estereotipos», afirmó.

Para el ejecutivo, el mayor intercambio cultural puede ser positivo para resolver hasta las cuestiones de comercio. «Cuando no hay entendimiento personal, todo el resto es muy difícil», consideró.

«En Vale, yo la divido entre antes de China y después de China. Hasta 2002, teníamos una historia, antes del comercio grande con China, cuando hubo un gran crecimiento de la economía china, de la siderúrgica y la importación y consumo minero de China. Creo que es muy importante, que los que es bueno para Vale es bueno para Brasil y para China» .

Gran admirador del país asiático, Martin aseguró que «en los últimos diez años, pasé más de un año en China sumando todos los viajes», y destacó el rápido crecimiento económico chino como la cosa que más le sorprende del gigante asiático.

«China es un país con un desarrollo muy rápido. Recuerdo que iba a lugares que no había aeropuertos, las carreteras no eran buenas…y al volver un año o dos después, ya había carreteras, aeropuertos», comentó, a la vez que destacó «una infraestructura ferroviaria muy buena. Los trenes chinos son una maravilla».

Sobre las diferencias entre hacer negocios con occidente y China, el directivo de Vale consideró que «básicamente que la economía china va a una velocidad de crecimiento muy rápida y los cambios de crecimiento son muy rápidos, esto hace que tengamos un contacto muy próximo. Voy cada 3 meses a China, no solo en Beijing o Shanghai, y puedo decir que conozco casi toda China, de este a oeste, porque la siderúrgica china está muy repartida por todo el país, no se queda concentrada en las grandes ciudades como acontece en occidente».

«Es muy satisfactorio hacer negocios con China, hay una relación muy buena, una relación profesional y amigable al mismo tiempo, y por esto siempre estamos satisfechos de hacer negocios con nuestros clientes chinos», concluyó.

Deja un comentario

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑

A %d blogueros les gusta esto: