Alertan desindustrialización del acero en América Latina

Fuente: Soberania.org

Importaciones afectan a productores locales de bienes siderúrgicos.

La Secretaría General de la Asociación Latinoamericana del Acero (Alacero), alertó ayer que América Latina atraviesa por un “proceso de desindustrialización” de la cadena de valor del acero, lo cual “pone en riesgo su capacidad de desarrollo en el largo plazo”. En el estudio “Comercio Indirecto: Realidad y Tendencias” difundido ayer por la organización, a través de una conferencia de prensa on line (webinar), se indica que esa situación obedece a “las crecientes importaciones de productos manufacturados con contenido de acero”, fundamentalmente procedentes de China.

Carmen Silva, economista de Alacero, indicó desde Santiago de Chile, que América Latina “es importadora neta de bienes de comercio indirecto de acero”, es decir, de productos manufacturados con alto contenido de ese metal. “Dichas importaciones han crecido en el tiempo, a medida que aumentan también las economías (Producto Interno Bruto)”. Precisó que “entre 2000 y 2010 las importaciones se multiplicaron por 2,3 mientras las exportaciones fueron un poco menos dinámicas, con un multiplicador de 1,9. El déficit comercial de 2010 fue el mayor de la década, con un valor de 71.189 millones de dólares”.

América Latina incrementó las importaciones de comercio indirecto de acero desde China de 2% a 20%, entre 2000 y 2010. Señaló que “la competencia desleal de países como China ha provocado un aumento de las importaciones de comercio indirecto de acero que va más allá de las fuerzas de mercado, desplazando a otros socios y afectando directamente a los productores locales, que en varias ocasiones han tenido que abandonar sus actividades, transformándose en importadores de los mismos productos que solían fabricar”.

Explicó, en compañía de Laura Viegas y Guillermo Moreno, que esta situación revela que América Latina “no ha podido consolidar un mercado intra regional” y que es “masiva” la absorción de productos chinos para las actividades siderúrgicas y conexas. Advirtió que México, Brasil y Argentina, a diferencia del resto de países de la región, cuentan con una importante plataforma industrial que los hace exportadores, fundamentalmente de productos para la industria automotriz.

La avalancha

Silva destacó como “rasgo preocupante que ha desarrollado el mercado siderúrgico latinoamericano, la persistente brecha entre producción y consumo. Cada vez más la demanda se abastece de importaciones, mientras la producción local se estanca y tiende a caer”. La principal causa de esta circunstancia, apuntó la analista, “es que dichas importaciones provienen de países asiáticos que no cumplen con las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y, por tanto, arriban con precios anormalmente bajos, contra los cuales los productores latinoamericanos no pueden competir”.

Adicionó que estas “importaciones son cada vez más masivas debido también a los altos costos de producción en la región y a la apreciación de las monedas” de muchos países. Al referirse a las exportaciones, comentó que éstas van dirigidas a Estados Unidos y Canadá, y en menor proporción hacia la propia región, a través del intercambio entre países miembros del Mercado Común del Sur (Mercosur). “Esto no hace dependientes y vulnerables”, argumentó.

Deja un comentario

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑

A %d blogueros les gusta esto: