Inversores chinos quieren más carne uruguaya y un frigorífico

Fuente: ElPais.com.uy

La industria frigorífica uruguaya continúa atrayendo inversores que buscan disfrutar del status sanitario de la ganadería local y asegurarse la seguridad alimentaria.

En las últimas décadas llegaron los grupos frigoríficos brasileños -los gigantes de la carne Marfrig Alimentos, JBS/ Friboi y Minerva-, compraron plantas y generaron una estrategia de marketing que les permitió llegar con las carnes uruguayas a los mercados que no podían llegar con la carne brasileña fresca. También se incorporó el prestigioso empresario inglés Terence Jhonson, que construyó en Durazno la planta de Beeders & Packers Uruguay (BPU), con tecnología de punta y pensada a futuro. Ahora, un grupo de inversores chinos planteó ante las autoridades del Instituto Nacional de Carnes (INAC) su interés en arrendar o comprar un frigorífico en Uruguay para asegurarse el aprovisionamiento de carnes.

En paralelo, otro fuerte grupo inversor del mismo origen también llegó a INAC sobre fines de 2013, mostrando interés en adquirir cortes bovinos de alta calidad -a China se exporta mucha carne para procesar- , procedentes de animales producidos a pastos y sabiendo que el uso de hormonas en Uruguay está prohibido por ley, para venderlos porcionados y etiquetados en más de 2.000 supermercados que conforman la cadena de su empresa.

Ambas noticias fueron confirmadas a El País por el vicepresidente del INAC, Fernando Pérez Abella, quien aseguró que la visión de los inversores encaja plenamente en el marketing desarrollado por el organismo en el mundo.

Este grupo ya mantuvo contacto con algunas plantas frigoríficas buscando cerrar negocios a futuro e, incluso, Pérez Abella comentó que estarían interesados en importar un alto volumen mensual de contenedores.

China fue el principal comprador de carnes uruguayas en 2013, con una demanda que subió 241,7% en cortes bovinos y 239,9% en ovinos, comparando los volúmenes adquiridos con los que importó en 2012.

Uruguay estuvo colocando puntualmente algunos cortes bovinos de alto valor en este mercado, pero el grueso de la carne son delanteros y asados, además de prácticamente toda la menudencia; en carne ovina va la res en seis cortes. El gran atractivo de China, además de los precios, es que permite entrar con cortes sin desosar, una gran ventaja para la industria.

Analizan la faena

El INAC no descarta adoptar medidas si se mantiene la baja faena de bovinos, para sacar a los productores de ganado del actual estancamiento, generado por una retracción de la demanda en las últimas semanas. La caída de la demanda hizo bajar los precios del ganado pero, además, cinco plantas pararon la faena.

Deja un comentario

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑

A %d blogueros les gusta esto: