China firma acuerdo para comprar más soja a cooperativas y evitar multinacionales

Fuente: Novitas

La Argentina y China firmaron el pasado viernes un documento con el objetivo de estimular al sector empresarial de cada país para establecer relaciones comerciales directas con los productores agrupados en las cooperativas. El gigante asiático busca el trato directo y “sin intermediarios” con sus importadores.

El encuentro bilateral fue llevado adelante por la misma presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, y el vicepresidente de China, Li Yuanchao, donde se firmó el Memorándum de Entendimiento para la Cooperación en Comercio de Productos Agrícolas a Granel entre el Ministerio de Comercio (Mofcom) del país asiático. El fin es explorar y promover conjuntamente la cooperación internacional entre las empresas y cámaras, así como bajar los costos reduciendo eslabones intermedios y beneficiar a los productores y consumidores de ambos países. La promoción del comercio directo se realizará inicialmente en el sector sojero y paulatinamente se extenderá a otros productos agrícolas.

 

De esta forma, el gigante asiático busca comercializar directamente con los productores como una forma de reducir sus compras a las multinacionales. Para esto deberá establecer una relación a través de cooperativas como Agricultores Federados Argentinos (AFA) y la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA), ligadas a Federación Agraria Argentina y Coninagro, respectivamente. Entre ambas exportan anualmente alrededor de 12 millones de toneladas de soja.

 

La idea ya había surgido en noviembre del año pasado en una gira que hiciera el ministro de Agricultura, Norberto Yauhar, a China. En aquel momento, el país asiático pidió que los principales productores del Mercosur le resguarden una reserva de 500.000 toneladas para abastecer a sus habitantes y mantener su seguridad alimentaria ante posibles desabastecimientos mundiales.

 

Pero también buscan reducir costos como pueden ser fletes o gastos de comercialización. No así tanto en el precio. El mercado de granos “es manejado por las multinacionales y no por los Estados”, dijo en su momento el director ejecutivo de la Cámara Argentino-China, Ernesto Fernández Taboada.

 

“Con lo cual el precio a fijar se hará a través de la Bolsa de Chicago y no entre gobiernos”, agregó. China buscó siempre tener una relación Estado-Estado, algo que la Argentina no puede ofrecer tras la eliminación de la Junta Nacional de Granos en la década del ’90.

 

Fuentes que participaron del encuentro señalaron que se trata de “una etapa de exploración” aunque los chinos no descartaron la posibilidad de abrir una oficina en la Argentina para conocer de primera mano las etapas de la cadena sojera.

 

En los últimos años, la exportación al país asiático se ha reducido drásticamente. El año pasado se enviaron 4.1 millones de toneladas contra las 7.1 millones de 2011. La caída fue de 42%, pero la merma se debió a la baja en la producción producto de la sequía. En 2010 habían salido 10.1 millones de toneladas.

 

La carne argentina se afianza en Shangai

 

Los consumidores chinos cada vez demandan más carne vacuna. La feria SIAL, -donde se reúne la industria de alimentos y bebidas de mayor reconocimiento a escala mundia- que concluyó en Shangai el pasado jueves 9 de mayo, mostró a las claras este fenómeno. En ese sentido, el pabellón de las carnes -y en especial el stand del Argentine Beef, fue uno de los más visitados de la muestra, donde el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) llegó con ocho empresas exportadoras que respondieron las consultas de los importadores

 

Lo más solicitado por los compradores en este mercado son las menudencias y los cortes como el garrón, el brazuelo, y cortes del cuarto delantero. También requieren cortes con hueso dado que actualmente tienen faltante de ganado local y, aseguran, sus frigoríficos se están quedando sin trabajo

 

Hoy la Argentina solamente está habilitada para exportar carnes congeladas, por lo que todos los actores del negocio consideran de suma importancia obtener en el menor tiempo posible la habilitación para carnes enfriadas, carnes con hueso, menudencias, carnes cocidas y termoprocesadas.

 

Si bien se trata de un mercado estacional -dado que las compras más relevantes se realizan entre los meses de agosto a febrero-, se pueden estimar algunos valores de referencia: el garrón oscila entre los u$s4.500 y 4.800 la tonelada. Los cortes del cuarto delantero con hueso se están pagando entre u$s2.200 y 2.500 desde Uruguay, y otros cortes delanteros sin hueso entre 4.100 y 4.300 dólares.

 

BAE – Merino Soto

 

Deja un comentario

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑

A %d blogueros les gusta esto: