China y America Latina: las amistades peligrosas

Fuente: Outraspalavras

Traducción desde el portugués: Google.com

130208-China

América Latina podría convertirse en los próximos años, una «plataforma extraterritorial» en China, cuya función sería permitir a éste para asegurar y ampliar sus exportaciones – especialmente en la electrónica, automotriz y textil – para los mercados norteamericanos Los europeos y los latinoamericanos? Este riesgo sería aún más clara en un escenario donde hay tendencia irreversible al aumento de los salarios en China, el aumento del precio de sus productos? Las hipótesis anteriores fueron planteadas por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), en un informe reciente , dedicado al estudio de las relaciones entre China y América Latina y el Caribe 1 .

Un estudio de la cuantitativa y cualitativa de inversión extranjera directa (IED) hizo la segunda potencia mundial económica en América Latina entre 2003 y 2009, refuerza este análisis. Las economías de América Latina ahora reciben el 13% del total de la IED de China en el mundo 2 . Esto representa un estimado de $ 31 mil millones. Aunque el 90% de la IED para impulsar a los sectores bancarios de dos notorios paraísos fiscales – Islas Caimán y las Islas Vírgenes Británicas – CEPAL indica que durante estos seis años, $ 24 millones se han invertido directamente por empresas chinas en los sectores recursos naturales, industria y servicios en América Latina.

La participación en las empresas latinoamericanas y acuerdos de cooperación entre las regiones de China y los países de América Latina para garantizar que las empresas chinas creciente penetración en las economías de América Latina. México y los países del Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay) es una base importante para las actividades de producción de las empresas chinas en América Latina. Destacan los sectores de manufacturas, electrónica, automotriz y telecomunicaciones. «La puerta de entrada a Argentina, Brasil, México y Uruguay debe ser visto como un primer paso para organizar un avance hacia los dinámicos mercados futuros constituido por el Área de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y el Mercosur, según el informe. Ya, 50.000 puestos de trabajo dependen directamente de las inversiones chinas en la economía real en América Latina.

¿Por qué elegir América Latina como un potencial «plataforma extraterritorial»? La industria de la electrónica ofrece una imagen emblemática de esta estrategia.Según la CEPAL, tres factores explican el atractivo de América Latina para los inversores chinos: «1. La demanda interna (chino) se ve debilitada por la competencia en el propio país; beneficios disminuyeron, los empresarios líderes en el sector a buscar nuevos mercados en América Latina, donde una clase media emergente está en expansión. 2 º. Varios países latinoamericanos han adoptado medidas antidumping contra productos fabricados en China. Establecer una planta de producción en la región puede ayudar a los empresarios chinos a mitigar los conflictos comerciales. 3 º. Los empresarios chinos no están en condiciones de establecer centros de producción en los países desarrollados, esta es la razón por la cual América Latina y África se han convertido en importantes áreas de destino para su IDE. «

Por su parte, la Asociación Latinoamericana de la IED en China – y por lo tanto la inclusión de la empresa en la región en la economía productiva del país – siendo muy marginal. Los siete países que más invierten en China (Argentina, Brasil, Chile, México y, en menor medida, Colômia, Perú y Venezuela) contribuyen con menos del 0,1% de la IED total en el país. Esto representa un importe acumulado de sólo de 70 a 80 millones de dólares …

¿Qué retrato de la relación entre el comercio entre América Latina y Asia? En 2009, el volumen de comercio bilateral entre las dos regiones asciende a 120 mil millones de dólares. Las exportaciones de América Latina (en su mayoría consisten en materias primas y productos primarios) a Asia representaron un total de 103 millones de dólares, o el 15% de las exportaciones totales de la región. A su vez, el mercado de los EE.UU. recibió el 42% de las exportaciones de América Latina y la Unión Europea, el 14%.

Vale la pena señalar que China absorbe casi la mitad de las exportaciones latinoamericanas a Asia. Según la CEPAL, el Imperio del Centro puede convertirse, ya en 2014, el segundo mercado más importante para las exportaciones de la región, desplazando a la Unión Europea. En Brasil, Asia se ha convertido en el primer semestre de 2012, el principal destino de las exportaciones – 27,8% del total.Sólo en China importó un 14,3% en el período de las ventas externas del país y se convirtió en su principal socio comercial.

Como parte de este mismo movimiento, el perfil general del comercio entre América Latina y Asia ha cambiado en la última década. China superó a Japón como el principal socio asiático de los países latinoamericanos, y ahora, los seis países miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean) [Filipinas, Indonesia, Malasia, Singapur, Tailandia y Vietnam] para competir con lugar de Corea del Sur tercer socio.

Comercio entre China y América Latina se caracteriza por su naturaleza desequilibrada. Los países de América Latina son principalmente exportadores de productos primarios y materias primas de bajo valor agregado (soja, hierro, cobre, aceite, etc.), Mientras que China exporta sus manufacturas (textiles, papel, automóviles, electrónica y tecnología, etc .).

China se ha convertido en un mercado de exportación clave para seis países: Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, Cuba y Perú. Entre 2005 y 2008, cinco países de América Latina fueron, solamente, el 86% de las exportaciones de la región hacia China: Brasil (33%), Chile (25% 3 ), Argentina (12%), México (9%) , Perú (7%).

Al mismo tiempo, Argentina, Brasil, Chile, México, República Dominicana, Paraguay y Perú 4 se hizo más dependiente de China para sus importaciones. Entre 2000 y 2009, la cuota de China en las importaciones totales argentinas aumentó del 4,6% al 12,4% (las importaciones de Estados Unidos se redujo en el mismo período, del 18,9% al 13,2% del total; y europea, de 23,5% a 16,8%). En Brasil, la tendencia es la misma: sus importaciones procedentes de China representan el 15,2% del total de las compras en el exterior (desde el 2,2% en 2000), mientras que las importaciones desde los EE.UU. aumentó de 23,3% a 14,5 %. En México, sólo el 2,2% de las importaciones totales de vino de China en 2000, pero la tasa aumentó al 13,9% en 2009. Al mismo tiempo – y esto es histórico – el porcentaje de las importaciones mexicanas provenientes de Estados Unidos cayó de 71,2% a 48,1% y la UE, del 8,4% al 11,7%. En cifras, México es el mayor importador de productos manufacturados chinos. Se garantiza el 48% de las compras totales de China en la región, seguido por Brasil (20%), Argentina y Chile (6% cada uno).

La nueva estrategia de expansión de China en América Latina se ve facilitada por las economías más dinámicas del subcontinente. Esto requiere el mercado chino para sus exportaciones de materias primas. Este es el caso especialmente en Argentina y Brasil, a diferencia de México y Estados Unidos, han reconocido a China como una «economía de mercado».

Estrategia de Beijing también se basa en la búsqueda de la firma de acuerdos de libre comercio. Entre 2006 y 2010, China firmó tres: con Chile, Perú y Costa Rica.Los planes también incluyen el establecimiento de acuerdos de cooperación entre los Estados, en particular en el sector petrolero. En 2009, el China Development Bank (CDB) ha abierto una línea de crédito de $ 10 mil millones a Petrobras a cambio de la garantía de suministro de petróleo crudo. Por otra parte, la compañía china Sinopec aceite adquirido en 2010, 40% de participación en la filial brasileña de Repsol, el principal aceite exploratorio españoles. Al mismo tiempo, China y Venezuela establecieron un Fondo de desarrollo conjunto que ahora llega a 12 millones de dólares. Los dos países también están obligados por un acuerdo que permita un intercambio de petróleo venezolano para los productos chinos. Ecuador firmó un contrato similar con $ 1 billón.

China se convirtió en un miembro oficial del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), con el objetivo de convertir a la institución en un gran instrumento de la cooperación financiera entre China y América Latina. Beijing es también parte del Banco de Desarrollo del Caribe (BDC).

De todos modos, los chinos tienen una ofensiva política y diplomática con 21 embajadas y consulados seis en la región. Sólo 15 de estos 21 países tienen representación diplomática en China.

El informe de la CEPAL concluye: «La alta tasa de crecimiento económico (en China) y el proceso de reestructuración industrial en las regiones rurales del país generan una mayor necesidad de infraestructura y energía, así como la comida. Esta situación es una razón poderosa para el acercamiento con los exportadores latinoamericanos de los recursos naturales. China también debe garantizar el libre acceso de sus exportaciones en la región y ser reconocido allí como una «economía de mercado» (…). En este contexto, se debe abrir un espacio para la firma de acuerdos comerciales en América Latina, para garantizar el acceso preferencial a sus productos en este mercado. Y para no perder competitividad en comparación con los productos americanos – el resultado de acuerdos bilaterales de libre comercio firmados por este último en la región – o europeos, anticipándose a las negociaciones de la UE con el Mercosur y la Comunidad Andina de Naciones (CAN). ‘

En reconfiguración constante del comercio internacional, en medio de la globalización económica y financiera, el comercio entre los países del Sur Global llamado intensifica y constituye un comercio cada vez más importante en el planeta. El comercio Sur-Sur representaba el 6% del comercio internacional en 1985, hasta alcanzar el 24% en 2010. De este total, el 85% del comercio se produce entre los propios países de Asia o entre éstos y otros países del Sur

Al participar en este movimiento global importante, América Latina sigue siendo en gran medida preso de la integración a la economía internacional mediante el aumento de la «internalización» de su economía. Su relación con China confirma esta tendencia.

– Christophe Ventura  es un politólogo y miembro de la red internacional  de las luchas de memoria – Medelu  ( www.medelu.org )

» China y América Latina / Caribe – Hacia una relación estratégica comercial y económica «, Osvaldo Rosales y Mikio Kuwayama, CEPAL, 2012

De acuerdo con el fondo de inversión de capital, citado por Le Monde(06/09/2012), la inversión extranjera directa en China un total de 68 mil millones de dólares en 2011. 43% de ellos se dirige a América Latina, lo que convertiría a la región el primer destino de dichos capitales. El Fondo estima que la suma podría alcanzar los $ 800 mil millones en 2016.

3 El cuero se ha convertido en el principal producto de exportación chileno.China absorbe el 55% de las exportaciones de cuero de América Latina, el 30% de los cuales proviene de Chile

Además del principal socio comercial de Brasil y Chile, China es el segundo socio de la Argentina y el Perú. Lee sobre el tema, el texto del autor , en Le Monde Diplomatique francés

China e América Latina: as relações perigosas

Deja un comentario

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑

A %d blogueros les gusta esto: